De gremio a 'think tank', la ruta que debería seguir el Colegio de Arquitectos

  Guayaquil

De gremio a 'think tank', la ruta que debería seguir el Colegio de Arquitectos

El próximo 18 de septiembre este gremio elige una nueva directiva en el Guayas. ¿En qué se debería enfocar para erradicar los problemas de estructura que padece Guayaquil? Arquitectos de Ecuador lo analizan

PUBLICITARIAS OBSTRUYE (6325701)
Banners publicitarios ocupan gran parte de una vereda en el centro de Guayaquil, reduciendo el espacio público. Hay cientos de ellos en la ciudad.ARCHIVOS EXPRESO

El 65 % del suelo urbano de la ciudad de Guayaquil está ocupado por asentamientos informales. Es decir, que más de la mitad de la estructura de la urbe porteña ha sido levantada desde las invasiones. Así lo indica la arquitecta e investigadora urbana, con énfasis en vivienda, Patricia Sánchez, en un estudio realizado en 2015 que mereció un premio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

MARLON CABRERA , ENTRE (6929900)

Marlon Cabrera: “Los gremios deben alzar la voz y exigir mejoras en las lagunas”

Leer más

“Es una de las cifras más altas de América Latina. Lo que significa que en esta cantidad de suelo no existe planificación. De eso hacemos dos lecturas: que el Municipio no está cumpliendo su rol y que los profesionales del Colegio de Arquitectos no están haciendo nada para entender y abordar esa problemática”, detalla Sánchez a EXPRESO.

Y es que el problema de los asentamientos informales, por los que ahora Guayaquil enfrenta desalojos, es apenas uno de los principales en cuanto a planificación urbana de la ciudad, que las autoridades deben mitigar y en los que el Colegio de Arquitectos del Ecuador -Núcleo Guayas (CAE-G), debe aportar para su mejora con asesoramientos técnicos, añade Sánchez.

La semana pasada este Diario publicó cómo también la poca planificación, en cuanto a estacionamientos, en Puerto Santa Ana, provoca más de 11.000 sanciones al año por caos vehicular en ese punto turístico. Y la lista es larga: Puentes vehiculares “para reducir el tráfico”; falta de sombra; escasez de áreas verdes; grandes vallas publicitarias en las veredas que reducen el paso del peatón; entre otros.

No obstante, detalla Sánchez, que para ser un pilar fundamental que aporte al cambio de estos problemas, el Colegio de Arquitectos del Guayas primero debe “recuperar su institucionalidad”.

“Porque la culpa no solo es del Municipio. El Colegio de Arquitectos debería tener una política frente a la ciudad: plantear a la Municipalidad alternativas para resolver los profundos problemas y esa entidad tiene la obligación ética y política de analizar todos las propuestas que se le hagan”, menciona la experta consulta por este Diario.

“Si no hay planificación, se crea una ciudad inequitativa, en donde el presupuesto de la ciudad se canaliza hacia un solo sector social. Por eso es que tenemos ciudades fragmentadas, como Guayaquil, donde hay una aerovía sin significación en términos de Política Pública y áreas como Monte Sinaí, donde 300.000 personas viven sin agua potable”.

Patricia Sánchez

También para María Samaniego, actual presidenta del Colegio de Arquitectos de Ecuador, recuperar la institucionalidad debe ser la ruta a seguir del nuevo presidente del CAE-G. Para aquello, tiene que brindar asesoramientos y conocimientos a los Municipios de los cantones, que ayuden, además de lo mencionado, a un buen diseño del espacio público, para que haya inclusión para las personas con movilidad reducida y una ciudad con transporte público eficiente y no contaminante, destaca.

Relleno. Sin ningún control, una compañía ha entrado al canal y lo ha rellenado. El Municipio de Durán pidió sanciones en un informe técnico. Este Diario solicitó, además, una entrevista con los responsables.

Durán: El último refugio silvestre de Brisas de Santay, en peligro

Leer más

Con ellas concuerda el también arquitecto y Doctor en Gestión Urbana, David Hidalgo. “El CAE-G tiene que ser el principal fiscalizador de las alcaldías de Guayaquil, Samborondón, Durán y Daule sobre los proyectos que se impulsan en estas ciudades.

Él además cree que el CAE-G puede ser un 'think tank' (laboratorio de ideas) para repensar Guayaquil y canalizar proyectos importantes hacia el Municipio o la Prefectura.

Para llegar a resolver en gran medida el problema de la institucionalidad, Hidalgo describe, como sugerencias, cuatro puntos que el nuevo presidente de los arquitectos podría seguir:

  • Reposicionamiento de la imagen institucional y física. Esto contempla transformar la cancha de fútbol y área de parqueos, respetando los árboles existentes de la actual sede, situada en la ciudadela Kennedy, en una plaza pública. “mientras siga escondido detrás de arbustos o vallas publicitarias, nadie lo va respetar”.

  • Conformación de 6 comisiones permanentes de trabajo para las principales áreas que son esenciales para Guayaquil y su área metropolitana: Arquitectura y Diseño; Urbanismo y planificación; Patrimonio arquitectónico y urbano; Arquitectura interior y diseño de interiores; Construcción;  Paisajismo y Paisaje urbano. "Para que emitan informes que deberán ser socializados por las redes sociales del Colegio y a través de medios de comunicación tradicionales y alternativos con la ciudadanía. Esto permitirá conocer de cerca y de forma específica las necesidades, aciertos y desaciertos de cada área de trabajo, presentes en el quehacer profesional tanto en el ámbito privado como público".

  • Fortalecimiento institucional en los cantones del Guayas. “El objetivo de esta propuesta es trabajar con arquitectos que residan en el resto de cantones del Guayas y levantar diagnósticos de la producción arquitectónica y desarrollo urbanístico de esos territorios”.

  • Levantamiento anual de necesidades socio-espaciales de las parroquias urbanas y rurales de Guayaquil. “Es decir, hacer reuniones cada año con varios sectores, para construir un documento que permita incluir sus necesidades al programa operativo anual municipal, en función de poder ejecutar los distintos proyectos o mejoras requeridas”.

El abandono y silencio institucional gremial del Colegio para con la ciudad es parte del problema del subdesarrollo de Guayaquil en materia de arquitectura y urbanismo.

David Hidalgo