El robo de cables enmudece a los vecinos de La Pradera

  Guayaquil

El robo de cables enmudece a los vecinos de La Pradera

1400 familias reportan que están sin servicio telefónico hace más de dos meses. Denuncian que CNT les cobra y no les da una solución real a corto plazo

CORTE C.N.T PRADERA 1 (8912505)
Las cajetillas de cables se encontraban vacías, solo con restos que no servían para reventa de materiales.CHRISTIAN VASCONEZ

Un servicio recurrente en su ineficiencia, eso aseguran tener los habitantes de la ciudadela La Pradera 1, ubicada en el sur de la ciudad, ante la falta de servicio telefónico en el sector. El robo de cables de telefonía de la Corporación Nacional de Telecomunicación (CNT) los tiene enojados. “Qué decepción tener este servicio”, alertan.

Señalética dañada

El robo de cables dejó sin luz a una cuadra del Barrio El Salado

Leer más

Tras denunciar su queja a EXPRESO, este Diario hizo un recorrido en el que comprobó la afectación donde los moradores señalaron el pobre estado de las cajetillas que deben resguardar los cables de telefonía, donde no había quedado más que restos de los mismos. “Un día contábamos con el servicio, nos levantamos al día siguiente y no podíamos ya recibir ni hacer llamadas”, asegura Mónica Quezada, líder barrial de La Pradera 1, quien junto a varios vecinos hicieron presente sus quejas. Aseguran ser más de 50 familias afectadas por el nulo servicio que han tenido de CNT.

SituaciónEn las ciudadelas aledañas del sur, como la Guangala, Ciudadela 9 de Octubre, y La Floresta, se repite esta problemática.

Frente a esta problemática, EXPRESO consultó con la compañía hasta dónde se ha extendido estos fallos, cuántas familias son las afectadas y cuándo finalmente se arreglará la situación, a lo que no hubo una respuesta que convenza o calme el coraje de los usuarios.

Carlos Suárez, administrador regional 5 de la CNT, aseguró a EXPRESO que son 1.400 clientes afectados en La Pradera 1 y 2 por el hurto de cables. No se refiere al resto del sector del sur que también está afectado por el mismo problema. La ciudadela 9 de Octubre, La Floresta y Guangala son apenas algunas de las que alzan la voz exigiendo respuestas.

Suárez asegura que ya se ha dado la atención pertinente en La Pradera. “Ya hemos atendido el caso y determinamos que esto se da por los consumidores de drogas que al siguiente día o el mismo en el que se reponen los cables, los hurtan. Hacemos, por lo tanto, la reposición, pero todo se vuelve a repetir”, indica, sin precisar cuándo harán la reparación.

Que ya visitarán el vecindario, alertan. Pero esas palabras, que los afectados dicen haberlas ya escuchado antes, les suenan tan lejanas. “Llevamos dos meses, dos meses sin teléfono. ¿Cuándo van a venir? ¿Cuándo van a dar una solución real?”, reclama Mariana Delgado, habitante del sector.

A decir de Suárez, en lo que va de 2022, a causa de este hurto y reposición del material han gastado $ 300.000 solo en la provincia del Guayas. Ante esta situación, detalla que la solución vendrá con el cambio de materiales del alambrado. Pasando de usar cobre a fibra óptica.

COBROS DE SERVICIO QUE (7556172)

Afectados de CNT denuncian coactiva por deudas que niegan

Leer más

“Si hacemos esto, el cable no tendrá ningún valor para su reventa y evitaremos que sean hurtados”, asevera, otra vez, sin detallar si el proyecto tiene fecha prevista para iniciarse; lo que es motivo de crítica de los afectados.

CORTE C.N.T PRADERA 1 (8912445)
Las líneas telefónicas se han visto interrumpidas por más de dos meses ante la falta del cableado, y varios de los moradores han perdido su principal medio para comunicarse con familiares y amigos.CHRISTIAN VASCONEZ

“Yo puedo decir que algún día curaré una enfermedad ahora incurable, que transformaré las zanjas de la ciudad en los más lindos malecones para recuperar la convivencia; que si no doy fechas o no estoy gestionando el presupuesto, eso no será más que una promesa al aire. Lo que ahora CNT está haciendo con nosotros es eso, darnos promesas sin peso. Que se pongan serios, por favor. Necesitamos acciones”, se quejó la también afectada Daniela Villón, quien reclama además que, pese al daño, la Corporación les esté cobrando el servicio.

Ponen trabas para cancelar tu servicio, tengo un plan de telefonía, cable e internet, y solo sirve el cable. Pero me cobran como si consumiera los tres servicios, la suma a pagar es grande.

Marco López, habitante de La Pradera 1

Vivo con mis hermanos y para mantenernos comunicados con el resto de la familia nos ha tocado comprar celulares, pese a que uno jamás se había visto obligado a usarlos y con tal frecuencia. Hay quienes no saben ni cómo utilizarlos”, comenta el usuario Carlos Insuaste, quien se queja de tener que pagar por un servicio que no usa.

Marco López, a quien le están cobrando $ 90 por un plan de telefonía, televisión por cable e internet, pese a que el servicio de telefonía no le llegue, se queja del cobro. “Ni un descuento, nada me han dado por los casi tres meses que no he tenido útil ni el teléfono convencional ni el internet. CNT no tiene ni idea del problema que nos está causando”, señala López, quien añade que le han puesto trabas para reducir el monto que debe pagar y así cancelar el servicio.

Los de CNT nos dicen que debemos pagar si no queremos que nos corten el servicio, ¿pero qué servicio vamos a pagar? Ni internet o telefonía llegan a nuestros hogares.

Carlos Insuaste, residente de La Pradera 1

Entre las familias, las quejas se multiplican por los daños en internet, que han impedido que los estudiantes del barrio puedan estudiar como se debe. “Me toca llevarlos donde mi suegra a otro vecindario, llevarlos a un ciber. Ponerles recargas diarias a mi celular para que ahí puedan buscar lo que requieren. ¿Quién responde a esas molestias?”, alerta Sandy Villacís, madre de dos menores de La Pradera.

Ante esta queja, Suárez explica que los reclamos serán atendidos mediante notas de crédito. Advierte que son los residentes quienes deben hacer el pedido formal. Este es un requisito que, alertan, lo han hecho hasta el cansancio, sin lograr resultados.

Al parecer, ellos nunca van a perder. Eso de las notas de crédito es una completa mentira. Lo que hacen es una anomalía, un robo a la vista de todos. Otra vez somos víctimas de la negligencia e ineficiencia de los servicios”, sentencia Villacís.