Guayaquil

El retorno a clases presenciales que muchos padres temen

Problemas con la conectividad, pocas condiciones sanitarias y de bioseguridad, que la vacuna no sea aplicada a los niños, son temas de debate

Colegio en mal estado
Desde hace tres meses permanece el techo desplomado sobre las bancas de la unidad educativa Dolores Cacuango, ubicado, en la ciudadela Las Orquídeas.CHRISTIAN VASCONEZ / EXPRESO

¿Su hijo volverá a clases presenciales cuando se haya terminado la pandemia?, ¿Cuando exista vacuna?, ¿Estaría dispuesto a que vuelva a clases presenciales, de forma alternada?, fueron algunas preguntas que los padres de familia debieron responder en una encuesta que recibieron, vía email, por parte de las autoridades educativas. En ella también se incluyó cuestiones relacionadas con las horas que permanecerían en la institución: jornada completa, media jornada, con recreo o sin recreo; si requerirán transporte escolar, entre otros aspectos.

Premio Alemán Humboldt

La formación dual en el colegio Alemán Humboldt es reconocida desde Alemania

Leer más

A pesar de que las autoridades locales insisten en que las actividades escolares en escuelas y colegios no se retomarán en este año, debido al riesgo de aumento de casos de COVID-19, instituciones educativas fiscales y particulares elaboran el Plan Institucional de Continuidad Educativa o PICE, para estar listos para un posible regreso a clases presenciales, en horarios y días determinados, con un número limitado de estudiantes.

El plan contempla la revisión de la infraestructura escolar: número de aulas para aplicar el distanciamiento, condición de los baños y lavamanos; encuestas a los padres para determinar cuántos aprueban el retorno parcial; reunión virtual con docentes para esclarecer cómo serán los turnos de asistencia; y la socialización con los padres de familia.

Las autoridades educativas dejan claro que las instituciones tienen la potestad de decidir si quieren volver, según sus capacidades de infraestructura y servicios, y los niños que regresen serán solo cuyos padres estuvieron de acuerdo en las encuestas.

MEDIDAAunque el plan de regreso parcial a las aulas reciba la aprobación de los COE, el Ministerio de Educación mantendrá el programa no presencial Aprendemos juntos en casa.

En la zona 8, que incluye los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón, hay 650 instituciones educativas públicas y 500 privadas que deben tener listo su PICE hasta febrero del próximo año.

Juan Carlos Rodríguez

Juan Carlos Rodríguez: “El retorno del docente al aula no debe ser solo un asunto administrativo"

Leer más

Este debe ser analizado por el distrito educativo y personal del Ministerio de Salud. Luego pasará al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional y finalmente al COE cantonal para su aprobación.

Tres colegios privados de Guayaquil han pasado la revisión de sus proyectos: el Alemán Humboldt, el SEK y el Balandra; mientras que una escuela pública ubicada en la cabecera cantonal de Samborondón fue una de las primeras en tener listo el documento.

Si quieren que los niños regresen a las aulas, deberían ser vacunados contra la COVID-19, para que no se contagien y no contagien a sus familiares.

Carlos Mendoza, padre de familia

Una de las principales razones que han indicado los padres para el posible retorno es que los estudiantes no tienen en casa alguien que pueda darles apoyo pedagógico, que tienen problemas con la conectividad, que deben trabajar y los chicos no tienen soporte en casa, incluso problemas emocionales en los escolares porque les falta ver a otros niños.

Comisión Intreventora

La Universidad de Guayaquil seguirá intervenida hasta el 31 de agosto de 2021

Leer más

Sin embargo, entre las razones para no volver a las actividades presenciales está las pocas condiciones sanitarias que prestan los establecimientos educativos fiscales, ya que muchos de ellos no han recibido mantenimiento durante estos meses de pandemia.

¿Cómo voy a enviar a mi hijo a una escuela que está rodeada de basura, llena de maleza y atestada de mosquitos?, pregunta una madre de familia de un sector del noreste de la ciudad, que tiene a dos menores en educación básica. “Si no le da COVID-19 le da otra enfermedad por la insalubridad”, destaca preocupada.

Insalubridad colegio
La basura acumulada en los exteriores de la escuela Agustín Vera Loor, ubicada en la 19 de 4 de Noviembre se torna en un peligro para la salud.CHRISTIAN VASCONEZ

Diario EXPRESO realizó un recorrido por varios planteles de Guayaquil, donde pudo constatar que la inquietud de los padres tiene base: escuelas descuidadas, con techos caídos, bancas arrumadas y en mal estado, así como desechos y monte en sus alrededores.

Cartas a Papa Noel

Niños piden, en sus cartas a Papa Noel, que se acabe la pandemia por COVID-19

Leer más

La preocupación se extiende hacia los docentes quienes deberán volver a la jornada presencial en el aula desde enero de 2021, por disposición del Ministerio de Educación. “Muchos colegios no han sido fumigados. Algunos están limpios gracias a la colaboración de los padres y maestros que, arriesgando su salud, han ido a darles mantenimiento”, manifiesta Carlos Constante, un profesor de una escuela pública ubicada en Bastión Popular, noroeste de la ciudad.

Otro maestro, como Antonio Caamaño, dice que no tiene claro si las autoridades los dotarán de implementos de bioseguridad para preservar su salud y la de los estudiantes.

Los padres también están intranquilos porque la vacuna contra la COVID-19, que llegará al país en enero del próximo año, no será aplicada a los menores de 18 años. “Es absurdo esa decisión, pues hay que considerar que los estudiantes están en esas edades. Por mi parte, yo no arriesgaré a mi hijo enviándolo a la escuela sabiendo que no será inmunizado y que podría contagiarse con el virus”, explicó Carmen Beltrán, una madre de familia.

Para el epidemiólogo Daniel Suárez, que los niños vayan a la escuela sería un error. “Es verdad que en Guayaquil la situación está algo controlada, pero no sabemos qué va a pasar después de las fiestas de Navidad y fin de año en cuanto al número de casos; tampoco hay la certeza de que el sistema de salud podrá responder ante posibles brotes generados por el encuentro de niños y jóvenes”, resaltó.

regreso a clasesd

COE autoriza el regreso presencial a clases de 204 escuelas

Leer más

Expertos educativos coinciden con el médico. Ángel Bonifaz, quien tiene 30 años de experiencias en la actividad escolar cree que es acelerado aceptar planes de retorno. “Debemos esperar a que la situación epidemiológica mejore. Hoy es inestable, los números varían a nivel nacional”, puntualiza.

Los colegios particulares tienen listos sus planes

Unidades educativas particulares de la Zona 8, como el Liceo Panamericano, La Moderna, Liceo Los Andes, Altamar, Colegio Politécnico, Colegio Americano, entre otros, ya tienen listos sus planes de retorno que han sido socializados con los padres de familia.

En su mayoría, estos involucran el retorno progresivo, escalonado y voluntario de los estudiantes; horarios diferenciados; protocolos de bioseguridad; adecuación de espacios para funcionar con el 50 % de aforo en modalidad semipresencial, con la otra mitad de chicos estudiando desde casa; colocación de señalización y pediluvios para desinfección de calzado; separación de sillas; supervisión en áreas verdes; registro de temperatura; e incluso adquisición de pantallas de reconocimiento facial para apertura de puertas.

Desde septiembre pasado, estudiantes de 10 colegios privados retornaron a clases presenciales, luego de que el COE nacional aprobó sus planes pilotos.

A nivel nacional, el jueves pasado el COE también resolvió autorizar bajo la figura de plan piloto, las solicitudes presentadas por el Ministerio de Educación para el retorno progresivo a clases presenciales de los estudiantes de 204 escuelas fiscales. La medida regirá a partir del 18 de enero del 2021 y se podría modificar de acuerdo a la evolución de los contagios de COVID-19.

Sin embargo, el COE aclara que los representantes legales de los estudiantes decidirán -de forma voluntaria- el retorno presencial o no a las instituciones educativas.

El Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE) será vigilado por el Ministerio de Educación a través de visitas periódicas de control para garantizar el cumplimiento de protocolos.