Recuperar la vida tras la adicción

  Guayaquil

Recuperar la vida tras la adicción

Una metodología personalizada que se aplica en Argentina y a la que se puede acceder desde Guayaquil otorga al paciente una nueva oportunidad

Centro
Se alquilan casas o departamentos para los tratamientos personalizados.Cortesía

Cerca de 275 millones de personas en el mundo consumieron drogas en el último año y más de 36 millones sufrieron trastornos debido a ello. El informe mundial 2021 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito actualizó las estadísticas para mostrar el preocupante crecimiento de esta problemática.

En Ecuador, no existen estudios recientes. Uno de los últimos, de la Secretaría Técnica de Drogas (Seted ) y que datan del 2016, se refiere a una encuesta realizada a 36.000 estudiantes secundarios. El 12,65 % admitió haber consumido sustancias prohibidas, principalmente marihuana, heroína y cocaína.

El psicoanalista argentino Oscar Mangione, quien se ha dedicado a tratar este tipo de problemática desde hace más de 35 años y que ha impartido charlas de prevención en Ecuador y otras partes del mundo, sabe que hay una realidad mucho más dura de lo que las cifras muestran y dice que es posible cambiar muchas historias; para ello hay que adaptarse a las necesidades de cada paciente.

Este profesional, quien ha tratado casos de Ecuador desde hace más de 15 años, ha puesto a disposición sus conocimientos y metodología de atención a través de la red de salud mental Contextum, de Argentina, que se sale del esquema de la metodología tradicional y que de esta manera ha obtenido resultados exitosos.

los comerciantes se cuidan de los pillos

El consumo de drogas, un mal que se propaga en La Libertad

Leer más

Como un paso más en aportar a la situación que enfrentan muchas personas, se acaba de establecer en Guayaquil una oficina con un grupo de profesionales que se encarga de la supervisión de los casos y de iniciar el proceso de admisión. Mangione viajará al país una vez al mes para evaluarlos y determinar quiénes pueden recibir atención ambulatoria y quiénes deben trasladarse a Argentina.

“No hacemos internaciones de pacientes en institutos psiquiátricos donde conviven con personas con otro tipo de patologías. Hacemos un diseño personalizado de cada tratamiento en un lugar sumamente agradable, con una enorme cantidad de actividades”, explica sobre la metodología que se aplica en esta red.

“Tenemos soluciones a medida de cada familia, de cada persona. Alquilamos casas de muy alto nivel o departamentos. La persona puede estar sola o con la familia, si es menor de edad. Allí tendrá clases de arte, de entrenamiento personal, de yoga, salidas programadas, música, lectura...”, dice Alejandro Kelman, quien es parte del equipo. Todo esto, en compañía de un grupo de profesionales.

De esta manera, resalta el doctor Martin Vegh, director general de Contextum, se logra orientar deseos o gustos de las personas “y correr el foco del objeto de consumo hacia objetos placenteros, sanos...”.

Conocen que, aunque desactualizadas, hay otras cifras preocupantes en Ecuador. En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2018 se conoció que el 7,6 % de niños y adolescentes de 10 a 17 años ingirieron alcohol durante los 30 días anteriores a la entrevista y otra encuesta de la Seted a jóvenes universitarios en 2016 evidenció que el 30 % de los consultados había probado alguna sustancia prohibida alguna vez en la vida y el 12,7% reportó haber consumido drogas en el último año.

A esta problemática se suman las historias sobre clínicas clandestinas clausuradas y también los casos de muertes en algunos de estos lugares, además de los escasos centros de rehabilitación que cuentan con permiso para operar en Guayaquil.

SAn Lorenzo Carrretera

Droga, disidencias y pobreza, la esencia de la frontera norte

Leer más

Por eso, este grupo de profesionales dice que hay que atacar la raíz del problema. La parte farmacológica es importante, pero no es la única. La clave está en dar con la causa que llevó a la persona a la adicción y a los comportamientos agresivos o de quemeimportismo. “Por eso se entrevista no solo al paciente, sino también a la familia y al entorno; en base a esto el equipo de profesionales diseña el proceso a seguir”, indica Gabriel Rodríguez, quien también es parte del equipo.

Centro
Gabriel Rodríguez, Oscar Mangione, Alejandro Kelman y Martín Vegh forman parte del equipo.Valentina Encalada / EXPRESO

Se pone un enfoque importante en la familia, pues muchas de estas quedan diezmadas debido a la adición de uno de sus miembros.

El tiempo de tratamiento para estos casos no es menor a un mes y el promedio es de cuatro meses, dependiendo de cada caso. Luego de eso, la persona retorna a Guayaquil a retomar su vida, sus relaciones familiares, su trabajo, sus aficiones. Contará con acompañamiento terapéutico ambulatorio, cuya periodicidad se irá acortando a medida de que la necesite cada vez menos.

“Básicamente no iniciamos el tratamiento desde una resignación de que ese es un paciente que hay que controlar toda la vida y que siempre va a estar enfermo, pues tenemos muchísima cantidad de casos de una remisión sin recidiva, sin que el síntoma vuelva”, señala Mangione.

  • El apoyo para una mejor salud mental

“El sufrimiento de enfermedades psiquiátricas, puede generar grandes trastornos que como consecuencia impiden un desarrollo normal en la vida cotidiana del individuo, sobreviniendo luego disfunciones muy variadas que pueden impactar tanto en lo emocional como en lo físico”, indica un mensaje de la Red de Salud Mental Contextum.

En este lugar, además de los problemas de adicciones, se trata la depresión que se caracteriza por la presencia de tristeza, perdida de interés o placer, culpa, falta de autoestima, trastornos del sueño, entre otros.

GUASMO SECTOR MAS CONF (6968550)

Los asesinatos y la droga minan el sur de Guayaquil

Leer más

También ven pacientes con ansiedad y con trastorno bipolar. Esta última es una enfermedad mental caracterizada por alternar entre estados emocionales extremos altos y bajos sin un fundamento aparente.

En este lugar hay además opciones para quienes tienen trastornos alimenticios, para casos de violencia.

La presencia de problemas en la pareja como falta de comunicación, agotamiento, infidelidad o incompatibilidad en algunos aspectos de la vida son algunos de los motivos de consulta más frecuente.

Hasta allí llegan pacientes no solo de Argentina, sino también del resto de América Latina, de Estados Unidos y de España.

“Hay psicoterapias individuales que las hacemos por medios electrónicos; la pandemia ha desarrollado eso y nos ha dado buen resultado, pero con la sapiencia de que cada mes en esos casos vuelvo a retomar las entrevistas presenciales”, explica el psicoanalista Oscar Mangione.

Centro
Oscar Mangione dirige el equipo y realiza visitas periódicas a Guayaquil.Valentina Encalada / EXPRESO

  • La atención

La oficina en Guayaquil recibirá y hará la preadmisión de pacientes con problemas de adicción y salud mental. Más detalles en www.libsersalud.com.