Guayaquil

Por quitarle las corvinas, asesinaron a un pescador en el golfo de Guayaquil

En el delito habrían participado cuatro 'piratas'. Tres sospechosos fueron aprehendidos y golpeados por los lugareños antes de entregarlos a la Policía

60e733881f3e8
Los familiares de la víctima llegaron por la mañana a Guayaquil. Ellos arribaron en pequeñas embarcaciones pesqueras.Christian Vinueza

En una faena de pesca fue asesinado el pescador Christian Damián Sócola Sánchez, de 35 años, en el golfo de Guayaquil, cerca de la isla Puná. La víctima y otros tres pescadores fueron interceptados por cuatro 'piratas', quienes buscaban quitarles las corvinas que habían recolectado. El hecho se registró la tarde del miércoles 7 de julio.

Amuleto. Los pescadores que zarpan del muelle del mercado Caraguay, en Guayaquil, se encomiendan a Dios para protegerse de la delincuencia.

La delincuencia navega en el golfo de Guayaquil

Leer más

El jefe del distrito policial Sur, coronel Patricio Almendáriz, explicó que los delincuentes atacaron a tiros a los jornaleros y uno de ellos resultó herido cerca de un hombro. Y en consecuencia, por el daño que ocasionó el proyectil, falleció.

Luego de eso, otros pescadores locales habrían sido alertados y salieron a buscar a los criminales. Fue así que detectaron una embarcación en la que se movilizaban cuatro sospechosos y decidieron perseguirla, acotó el oficial.

Sin embargo, la nave de introdujo en una zona de manglares, en la que saltó el presunto causante de los disparos. Los otros supuestos compinches fueron aprehendidos y llevados a la isla Puná.

En el sitio, los sospechosos fueron golpeados y finalmente entregados a la Policía Nacional.

Buque

Los 'piratas' atacan un buque de carga en el canal de acceso y abren los contenedores

Leer más

Por la noche, los agentes realizaron el levantamiento del cadáver y lo trasladaron al Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses, de Guayaquil, donde permanece hasta que sus familiares lo retiren.

Los presuntos causantes de la desgracia provendrían de la parroquia Puerto Bolívar, del cantón Machala, lugar del que también zarpan pescadores hacia Puná. Según los lugareños, los delincuentes aprovechan sus salidas para mezclarse entre ellos y atacar cuando encuentran la oportunidad.