Guayaquil

Coronavirus: La preventa es uno de los planes de los restaurantes

También apuestan por la entrega a domicilio En la venta adelantada, el cliente usará el bono cuando el local pueda abrir

Entrega de comida a domicilio
El personal que entrega comida a domicilio cuida de usar todas las medidas de protección.JUAN FAUSTOS

Los restaurantes tienen dos planes para ganar liquidez, en medio de la crisis económica que ha provocado la pandemia de coronavirus, primero hacer preventa y segundo, entrega a domicilio.

MINUTO A MINUTO / Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Las compras en forma general han bajado para todos los sectores productivos y no es menos en los restaurantes. Por ejemplo, de la venta de un 100 % que tenía RioSol ahora es de un 10 %, con el sistema de entrega a domicilio, explica su administradora Cecilia Mayorga. Precisa que retomaron sus actividades el pasado 21 de abril y aspiran a que en mayo las ganancias se dupliquen.

Al abrir el local solo para ofrecer venta a domicilio en unos restaurantes asisten solo la mitad del personal y en otros se turnan para mantener el distanciamiento y medidas de seguridad recomendadas. Pero el requisito para ir al trabajo es no tener fiebre, ni síntomas gripales.

“Aquí se usan gorro, camisa manga larga, mascarillas y guantes en la cocina. Las medidas de limpieza se han extremado”, cuenta Jimmy Martínez, asistente de La Canoa, del hotel Continental. Este local también hace venta a través de las plataformas como Glovo y Uber Eats.

La protección para quien entrega el alimento también es fundamental, los dueños de los locales se aseguran que el personal a cargo tenga desde gorra, gafas y mascarilla, hasta guantes que se puedan cambiar constantemente y que porten gel desinfectante.

Las personas que quieran comprar una tarjeta, para consumir a futuro, debe ingresar a la página Web Salvemos Restaurantes Bares Ecuador.

La otra estrategia que están llevando a cabo los restaurantes es la preventa, según explica Nicolás Romero, gerente de Mercado del Río, y uno de los empresarios que promueve este plan en los restaurantes y bares.

La compra se puede hacer en línea, en la página virtual Salvemos Restaurantes y Bares Ecuador, explica.

La preventa empezó recién el lunes 20 de abril, “el público está respondiendo. El plan recién lleva 7 días y en este tiempo los locales de Mercado del Río van en tercer lugar, en cuanto a la preferencia de las personas por comprar las tarjetas, para consumir en cuanto las autoridades digan que los restaurantes pueden abrir, para atender al cliente en el mismo lugar”, detalla Romero.

Agrega que en los primeros lugares están Jalapeños y Morogril, “en total están participando 86 establecimientos”.

Romero destaca que en el caso de Mercado del Río van a seguir con la preventa en el web site hasta el día que puedan abrir para atender al cliente en el mismo local. “Pero en los siguientes 10 días algunos de los restaurantes del espacio gastronómico que representa, van a abrir bajo la modalidad delivery (entrega a domicilio)”.

Por un tiempo limitado y para los primeros clientes que compren las tarjetas de consumo, el monto se duplicará. Por ejemplo si adquiere $ 10, recibirá 20, explica a EXPRESO.

Hay cuatro tipos de tarjeta de $ 10, $ 25, $ 50 y $ 100, en todas se duplica el monto, siempre y cuando el local no hubiera llegado al monto destinado para esta promoción.

48.777
restaurantes
hay en Ecuador, según registra el último estudio publicado por el INEC (2017).

La estrategia es apoyada por la Cervecería Nacional, la empresa respalda a los restaurantes y bares con el dinero de la mitad de lo que cuesta una de las tarjetas. Ese dinero se aporta al local para que tenga liquidez.

Ahora que el Gobierno ha anunciado que a partir del 4 de mayo más negocios empezarán a trabajar, se prevé que más restaurantes ofrecerán también el servicio a domicilio.

En esta semana empezó Natsumi, para dinamizar la venta ofrece promociones. Por ejemplo ofrece 40 bocados por $ 28 , o 20, por $ 15, indica Marco Hernández, dueño del local que se lo conoce como el sushi del sur.

81.981
personas
trabajan en restaurantes del país, según el último estudio publicado del INEC.

Ya existen restaurantes que no han podido pagar el salario para sus empleados. Un ejemplo es la Pequeña Montañita. Su propietario, Javier Reyes, manifiesta que pagó marzo y ya no tiene el dinero para cancelar en abril. “En mi local trabajan 10 personas, les he asegurado que juntos vamos a superar esto. No les he dejado solos, con un dinero que tenía guardado he comprado alimento y les he compartido”, dice.

Reyes relata que él es un migrante que regresó a Guayaquil desde Europa hace 10 años y con el dinero que ahorró abrió el restaurante, que tiene capacidad para 80 personas.

Antes de que empiece el problema de la pandemia del COVID-19, el negocio crecía sostenidamente y ello permitió que adquiera un segundo terreno donde empezó a construir un cangrejal. “La inversión hasta ahora es de $ 40.000, las construcción avanzó solo un 80 % y ahora tendré que dejar este proyecto hasta más adelante, no sé cuánto tiempo me lleve pararme económicamente”, indica.

Pero más allá de lo que se ha perdido, los dueños de este tipo de negocios se están enfocando en volver a vender, para ello están cuidando cada detalle de las medidas de bioseguridad y por ahora citan al trabajo a quienes no son parte de los grupos vulnerables para no exponerlos a un contagio. Los consultados están haciendo todo lo posible para no despedir a su equipo, advierten.