Presidente de observatorio: “Guayaquil gasta recursos de una forma vanidosa”

  Guayaquil

Presidente de observatorio: “Guayaquil gasta recursos de una forma vanidosa”

Marlon Cabrera es representante del Observatorio Servicios Públicos y activista por el agua. Formalizó un pedido para transparentar gastos.

Marlon Cabrera, presidente del Observatorio Ciudadano de Servicios Públicos.
Marlon Cabrera, presidente del Observatorio Ciudadano de Servicios Públicos.Cortesía

Shows transmitidos vía streaming, nuevas esculturas de más de $ 1,4 millones y millonarios contratos de publicidad dan cuenta de que solo se cumplió a medias la priorización del gasto municipal prometido por la alcaldesa Cynthia Viteri en mayo pasado, tras los escándalos por contratos como Letras Vivas y de trapeado de calles, que terminaron en investigación por presunto peculado. El presidente del Observatorio Ciudadano de Servicios Públicos, Marlon Cabrera, ruega al Cabildo transparencia y mejor gestión de los rubros de inversión.

Viteri

Optimización del gasto en Guayaquil, una promesa a medias de Viteri

Leer más

¿Qué piensa sobre los contratos a los que alude el reportaje?

El Municipio de Guayaquil debe tomar conciencia. Escuchar las peticiones y el clamor de la ciudadanía, resolver verdaderas necesidades como agua potable y saneamiento, e informar con claridad sobre su gestión y decisiones. No es un ataque esto, es el clamor de cumplir con transparencia.

Como presidente de un observatorio, ¿conoce exactamente qué contratos se echaron abajo?

No. De hecho, el 14 de mayo solicité la información de los contratos involucrados en la investigación por peculado y del rumbo de los nuevos acuerdos. Hasta hoy sigue en trámite.

Dentro de las contrataciones se observan gastos de miles de dólares en shows por redes sociales y otros de cientos de miles por publicidad. ¿Cree que es oportuno?

Para nada. Guayaquil gasta recursos de una forma vanidosa. Ese dinero puede servir para resolver problemas en la zona periférica. Los streaming... totalmente innecesarios. Hay cosas de importancia y de prioridad. Las obras de ornamento, muy bien. La ciudad se ve bonita en el centro, es cierto, pero vaya a las periferias y vea la realidad...

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, en su video de hoy.

Viteri suspenderá otros contratos y declarará desiertas licitaciones

Leer más

Hay quienes defienden la inversión en cultura.

Siempre la inversión en cultura es importante. Lo inadmisible son los gastos excesivos registrados y que continúan (hay un contrato de $ 1,4 millones por una estructura para la ‘Llama Eterna de la Libertad’). Creo que se puede hacer con menos recursos. Y eso también ha quedado demostrado.

¿En qué sí debe invertirse?

Seguridad y salubridad. Hay mucho por hacer en temas de agua potable y aguas residuales. Nos sentimos atados de manos desde la comunidad.

La Fundación Siglo XXI ha contratado a un abogado para defenderse en la investigación por peculado. Cuesta $ 38 mil. ¿Cómo ve esa acción?

Si el Municipio, sus funcionarios y la autoridad principal de la ciudad no tienen ningún miedo de que las cosas se conozcan, pagar un abogado es un gasto en vano. Hay una dirección jurídica a la que se puede acudir para esos temas.

A propósito de ese tema, el caso sigue en indagación previa. ¿El sistema es lento o pasa algo más?

Foto de Sistema Grana (33230470)

El Cabildo dispone a Fiscalía y a Contraloría que investiguen los contratos municipales

Leer más

Creo que lo hacen a propósito. La táctica de quienes manejan la justicia es alargar el tema. Eso no es novedad.

¿El algún momento recibieron una invitación para participar en las decisiones presupuestarias del Municipio?

No. Estamos esperando que nos inviten. Que se aclare el tema, que se muestre el informe. No tenemos una participación ciudadana efectiva. Organizaciones sociales y ciudadanas han quedado fuera. Necesitamos estar representados en la toma de decisiones. Necesitamos que se socialicen los proyectos. Que nos digan en qué se va a utilizar el dinero.

AntecedenteLa alcaldesa dijo en mayo que tras los escándalos que protagonizó en abril, el presupuesto municipal ahora estaría inclinado a “la satisfacción de necesidades populares en el campo social y la obra pública”. Prometió la suspensión de contratos y que declararía desiertas licitaciones adjudicadas. Eso no se cumplió del todo.