Pediatra: “Los gases de la planta pueden reducir el oxígeno en los niños”

  Guayaquil

Pediatra: “Los gases de la planta pueden reducir el oxígeno en los niños”

Médicos advierten impactos que tienen los malos olores en la población aledaña.  La autoridad dice mitigar, pero para los afectados es insuficiente

Hecho. Para los ciudadanos, si no fuera por la mascarilla pasar junto a las lagunas de oxidación sería imposible.
Hecho. Para los ciudadanos, si no fuera por la mascarilla pasar junto a las lagunas de oxidación sería imposible.Alex Lima / EXPRESO

Un golpe a la salud. Los nauseabundos olores que emanan las lagunas de oxidación de Guayaquil (Guayacanes-Samanes), y que llegan a percibirse incluso en zonas un tanto alejadas como La Aurora, en Daule, y La Puntilla, en Samborondón, representan no solo una molestia vecinal, sino un daño a la salud, que se ve reflejado en las alergias, las migrañas, las erupciones en la piel y las afectaciones al pulmón, según reconocen algunos especialistas a este Diario.

LAGUNA

Inés Manzano: “Esto es una mala gestión ambiental, pública y privada”

Leer más

Esta semana y tras al menos seis años de quejas, el Municipio finalmente abrió un proceso administrativo en contra de la operadora Interagua, por manejar inadecuadamente las actividades en esta laguna.

Pero que exista un precedente y una sanción de casi $ 80.000, no implica que el problema se solucione. “Eso pasará solo cuando no tenga que vivir en una casa sellada y sin rendijas, como ahora, y sin alergias causadas por los eternos gases que inhalo. Vivir junto a las lagunas no ha sido más que una bomba de tiempo”, reconoce la residente Laura Castro, de Samanes 6, una de las ciudadelas afectadas.

Los malos olores no causan muerte, pero sí producen graves daños, como la pérdida del sentido del olfato, algunos recuerdos y en muchos casos de sabores.

Iván Chérrez

magíster en Investigación Epidemiológica Clínica

A decir de Castro, vivir en una zona aledaña a la obra la ha obligado a vivir con dolores de cabeza y sensaciones de mareo que no los calma ni las pastillas. Esto lo ratifica la médico Alicia Petroff, quien explica que los impactos negativos de la salud variarán dependiendo de la concentración y proximidad del material que esté siendo tratado.

MUNICIPIO

Abren proceso administrativo contra Interagua por manejo inadecuado de actividades en las lagunas de oxidación

Leer más

“Hablamos de un riesgo químico que puede afectar el sistema respiratorio y nervioso, pasando por uno biológico, como un virus, bacteria, hongo que viaja en el aire, en el agua o en la comida y afecte al ser humano y lo enferme”, señala la especialista, quien citó estudios científicos que ratifican su explicación.

El pediatra Mauricio Sarmiento advierte que, en los niños, los malos olores producidos por plantas de tratamiento de aguas residuales pueden tener un impacto físico, pero también emocional, como cambios de humor, dolor de cabeza, mareos, náuseas, pérdida de concentración y disminución de la memoria. “Además, en las vías respiratorias puede presentarse contracción y disminución del oxígeno”, explica el médico.

Esos gases, esas partículas que salen de las lagunas de oxidación, pueden caer en el río, en el estero, pueden llegar a las plantas, a los alimentos..., y todo eso nos va afectando.

Adrián Guerra biólogo y máster en comunicación científica

Wilson Tenorio es el presidente del Colegio de Médicos del Guayas y advierte que esas molestias son apenas algunas, por no decir las más leves, que pueden sentirse.

Defensoría del Pueblo

Planillas de Interagua: 29 casos han llegado en la Defensoría del Pueblo en lo que va del año

Leer más

Esos olores llevan consigo metabolitos que, advierte, si son respirados por ciudadanos con enfermedades crónicas o asma, van a complicar sus cuadros clínicos, a tal punto que pueden terminar en crisis constantes, cardíacas y respiratorias.

Para Tenorio, urge que en la ciudad se ejecuten estudios de impacto ambiental y sanitario, que determinen si la población está siendo vulnerada. “El monitoreo de las lagunas debe ser bimensual o trimestral máximo, y lo que diga el informe, que deberá ser público, no deberá quedar jamás en letra muerta”, piensa.

La ciudadanía, incluso la que no tiene alguna enfermedad crónica, puede desarrollar molestias. Estos gases, los olores, claro que generan daños a la salud. No se trata de oler mal y ya.

Wilson Tenorio

presidente del Colegio de Médicos del Guayas

Es importante hablar de la calidad de vida y cómo afecta a la población este tema, observa el magíster en Investigación y Epidemiología Clínica Iván Chérrez. “La emanación de los malos olores provenientes de descomposición de la materia orgánica incide en la salud, hasta con impactos a largo plazo”, dice.

CORTE DE AGUA EN GUAYA(33422132)

Emapag inicia proceso por presunto cargo de infracción a Interagua

Leer más

Un olor desagradable puede producir dolor de cabeza, en ocasiones, náuseas, ronquera y, por supuesto, una alteración en el estado de ánimo. Además, causa una reducción del volumen del aire inhalado, contracción de la laringe y los bronquios; mayor secreción de hormonas de estrés, presión sanguínea elevada o un flujo sanguíneo menor en los pulmones, advierte.

EXPRESO preguntó al Municipio si existen estudios similares, cuándo se ejecutó el último y cuáles fueron los resultados que estos arrojaron, pero hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta. Hace poco más de un año, ante una queja similar, este Diario cuestionó lo mismo a la entidad. Las respuestas, como ahora, tampoco llegaron.

MedidasCrear métodos de barrera con árboles en las zonas más afectadas por los malos olores, ayudará a oxigenar el entorno, a decir de ambientalistas.

Interagua explicó a inicios de esta semana que para minimizar los olores en las lagunas, la concesionaria cuenta con un sistema avanzado de control de olores con biofiltros, filtro bio-percolador (BTF por sus siglas en inglés) diseñado en una configuración de aire forzado de flujo ascendente, mediante dos biofiltros en serie.

Sin embargo, como este Diario explicó en su edición de ayer, la concesionaria a la que hoy se abrió un proceso administrativo por manejo inadecuado de las aguas residuales trabaja con piscinas construidas hace 20 años y no ha habido mayores avances, salvo algunas medidas como las citadas en el párrafo anterior.

De hecho, ahora las esperanzas de la autoridad están puestas en la planta de Los Merinos, que de acuerdo a la agenda estará construida en algunos meses, y en medidas de mitigación a corto, mediano y largo plazo. Una, incluso, enlista -recién- un estudio para el diagnóstico de los aireadores que existen en el sistema.

ROBO DE MEDIDORES DE  (33361283)

Débiles controles municipales agravan el robo de medidores

Leer más

Para el biólogo y máster en educación científica ambiental, Adrián Guerra, urge que las autoridades (Municipio y Ambiente) ejecuten de forma periódica estos estudios de impacto; puesto que dependiendo de los gases que emanan, la ciudadanía y los cuerpos naturales de agua pueden verse afectados. “Si lo que brota de las lagunas es ácido sulfhídrico, como pasaba en su momento con el estero Salado, se pueden generar lluvias ácidas que van al agua, que luego tocamos o consumimos y nos puede afectar de forma crónica”.

Entre las zonas afectadas por estos malos olores están, como ya se conoce hace años, Samanes, Guayacanes, Sauces y Alborada. Ahora mismo, la planta de las lagunas trabaja en su máxima capacidad, de allí que existan estos impactos ambientales.