Guayaquil: Ponerse en la piel del ciclista arrollado

  Guayaquil

Guayaquil: Ponerse en la piel del ciclista arrollado

Un grupo de conductores de buses experimenta lo que sufren los deportistas cuando pasan a toda velocidad y a poca distancia de ellos. Reconocieron que les dio pánico

Los choferes de buses (7173397)
Ejercicio. La ATM hace experimentar a choferes de buses lo que sienten los ciclistas cuando un carro pasa muy cerca y a exceso de velocidad.
Alex Lima

Para entender el peligro al que se expone un ciclista cuando circula en las calles de Guayaquil hay que ponerse en sus pedales. Esto fue lo que hizo un grupo de choferes de buses urbanos y de la Metrovía para experimentar el vértigo de sentir la muerte soplando a su oído cuando los carros pasan a toda velocidad, pitan y no respetan la distancia que debe existir entre el móvil y la bicicleta.

“¡Dios mío! No me imaginé que se sentían tantas cosas negativas en pocos segundos cuando uno va en bicicleta y un bus pasa a toda velocidad y tan cerca del velocípedo. Me dio vértigo, pánico de ser atropellado, hasta miedo de caerme de la bicicleta y terminar bajo las llantas del bus. Ahora quiero pedir disculpas a los ciclistas, porque sí he manejado así en las vías de la ciudad”, contó a Diario EXPRESO Tito Guaranda, quien tiene 27 años como chofer profesional en los buses.

La experiencia dejó reflexionando a Guaranda y sus compañeros del volante. El bus con el que practicaron circuló a más de 60 kilómetros por hora y a 40 centímetros de las bicicletas.

Por el miedo se me aceleró el ritmo cardíaco. Hasta el sonido de la corneta aturde. Ahora sé lo que sienten los ciclistas al ir en las vías.

Xavier Pucuna, 18 años de conductor profesional

Pero esta historia tiene las dos caras de la moneda. También está el conductor que manejó a exceso de velocidad. Ricardo Farías fue seleccionado por la Autoridad de Tránsito y Movilidad (ATM) por ser uno de los choferes con más experiencia en la Metrovía y porque está especializado en manejar a alta velocidad en persecución y escape. Pero pese a su conocimiento expresó: “Al pasar tan cerca de las bicicletas y a alta velocidad sí sentí miedo de atropellar a mis colegas que estaban subidos en las bicicletas”.

Y es que en las calles de Guayaquil, como lo ha publicado este Diario, hay muchos conductores de transporte de pasajeros que parecen tener sangre fría, no piensan y aplastan el acelerador creyendo que son dueños de las vías, dijo Carlos Reyes, ciudadano que hace deportes en bicicleta todos los fines de semana.

d88f8df6-bc60-4b97-af4f-9993e7bbcbee

Ciclistas y peatones se adueñan de un tramo de la 9 de Octubre por el Día Mundial sin auto

Leer más

Los ciclistas aprecian la iniciativa de la ATM, pero piden que esto realmente sirva para educar a todos. “Este tipo de ejercicio debe ser obligatorio para todos los que quieren sacar la licencia de conducir. En dos semanas tres amigos se han accidentado porque los carros los cerraron a alta velocidad. La última que se accidentó fue una amiga que siempre va a su trabajo en bicicleta. Un bus urbano la cerró, ella perdió el equilibrio y se estrelló contra la vereda. Tiene hematomas en sus piernas y raspones en los brazos”, contó Daniel García, otro aficionado al velocípedo y que pertenece a los grupos de ciclistas que hay en la urbe.

Me dio vértigo y miedo de que el viento me haga caer de la bicicleta y ser atropellado. Ahora manejaré el bus con más prudencia.

Miguel Sandoval, 12 años de conductor profesional

Ahora los choferes que pasaron por la experiencia les dan la razón. Xavier Pucuna, con 18 años como chofer profesional, de la línea 79 exclamó: “¡Uno se puede infartar! Sentí miedo y mis latidos del corazón se aceleraron al percibir el viento que se fue contra mi cuerpo por la velocidad del bus y el ruido del pito. Ahora que estuve en el pedal de los ciclistas los entiendo y prometo ser más prudente al conducir”.

Los choferes de buses (7173393)
Experiencia. La actividad es una iniciativa de la ATM.Alex Lima
BICICLETA SANTIAGO JARAMILLO

Samborondón dice que no retirará la bicicleta colocada en memoria de Santiago Jaramillo

Leer más

El ejercicio se ha realizado dos veces en este mes, organizado por la Agencia de Tránsito Municipal (ATM), con el apoyo de las bicicletas estáticas del gimnasio Taurus. Esta vez fue con la presencia de EXPRESO, porque en sus páginas se han contado más de una historia de los ciclistas que han muerto por la imprudencia de los choferes de bus.

Fueron diez conductores, con experiencia de entre 12 y 34 años al volante, quienes se subieron a las bicicletas.

Me tocó ser el chofer imprudente que manejó a toda velocidad. Sentí pánico por la poca distancia con la bicicleta, podía atropellarlo. 

Ricardo Farías, 31 años de conductor profesional

Se explicó el por qué en las ciclopaseos están pintados dos espacios: uno para la bicicleta y el otro, que es para marcar la distancia en que debe estar el vehículo (1,5 metros).

Este experimento social tiene como objetivo concienciar a los conductores de los transportes públicos en materia de educación vial, “que palpen y sientan lo que muchas veces viven los ciclistas y con esto fomentar el respeto en las calles o avenidas a los actores vulnerables de la vía pública”, dijo a EXPRESO Álvaro Miranda, director de Movilidad Sostenible y Educación Vial de la ATM.

Dato1,50 metros es la distancia que un carro debe pasar a lado de una bicicleta, si lo hace a menos distancia puede lastimar al ciclista.

Al final del ejercicio los choferes al unísono y, tras ponerse en los pedales de los ciclistas, prometieron circular a baja velocidad cerca de una bicicleta, no cerrarlos y mantener la debida distancia. Destacaron que hasta que no lo vivieron en carne propia no se imaginaban el terror que provocaban a ellos cuando irrespetaban las leyes de tránsito.