Una pausa súbita en la obra pone en aprietos al vecindario

  Guayaquil

Una pausa súbita en la obra pone en aprietos al vecindario

Los trabajos de regeneración se pararon en la calle Cuarta, en Salinas. El Cabildo dice que Aguapen está a cargo de la otra fase. En la vía hay huecos y lodo

Calle Cuarta Salinas
Lomas de piedras. Rocas arrumadas a un costado de las viviendas es lo que se observa en el sitio, donde las labores, a decir de la comunidad, han cesado.Joffre Lino

Los moradores de la avenida Cuarta, en Chipipe, una de las zonas residenciales de Salinas (Santa Elena), lamentan que sus hijos hayan tenido que disfrutar de sus vacaciones escolares, en plena temporada playera, entre polvo, tierra, lodo y cascajo. Critican que esta vía se la haya empezado recién a regenerar en febrero pasado; pero más aún que ahora, “de la nada, sorpresivamente”, las labores estén detenidas y que en el área no haya más que calles rotas, donde es imposible el paso.

Costa de Oro Salinas

Las “lagunas” del vecindario que los vecinos desprecian en Salinas

Leer más

“Estamos preocupados porque ya no hay maquinarias y todo ha quedado peor de lo que ya estaba. En Semana Santa los dueños de las residencias tuvieron que dejar sus carros a dos o tres cuadras de sus viviendas, porque es muy difícil pasar por aquí. Todo está desordenado y no hay un ser o entidad que diga qué está pasando”, se quejó el morador Gonzalo Mora.

El ciudadano resaltó que su sector es uno de los que paga los impuestos prediales más caros de la ciudad y la calle donde tiene su vivienda siempre se ha mantenido dañada. Mora indicó que en ocasiones anteriores se repararon las demás vías, pero a la Cuarta avenida nunca la intervinieron.

La obra está bien, lo que está mal es que trabajen haciendo las pausas que el Municipio mismo se pone.

Roberto Ladines
habitante de Chipipe

Jéssica Tigrero reside en el sitio desde 30 años e indicó que esta es la segunda ocasión que se intenta arreglar la arteria, que se conecta con espacios turísticos como La Chocolatera y La Lobería y facilita (o al menos debería facilitar) el paso a un hospital; pero al igual que antes todo ha quedado a medias. “La primera vez, el dichoso asfaltado se dañó en un abrir y cerrar de ojos. Se supone que ahora se trabajaría en una buena regeneración. Sin embargo, todo va lento, con pausas inexplicables. Hemos tenido otro fin de semana agobiante”, señaló.

Paso restringido.El paso a los vehículos está restringido desde hace dos meses, advierten los vecinos y dueños de negocios aledaños, ahora afectados.
Calle Cuarta Salinas
Desechos. En el sitio se ven las tuberías y en ellas basura y palos que han sido tirados o arrastrados a los hoyos, tras las lluvias.Joffre Lino
Ballenita

El abandono atraviesa las calles de Ballenita

Leer más

Al mal estado de la calle se suma la cantidad de maleza que ha crecido a los lados de la arteria en reparación, cuyo monte se ha empezado a extender hacia las transversales. Los pobladores indican que los arbustos se han convertido en guaridas de delincuentes, a eso se suma el deficiente alumbrado público que dificulta todavía más el paso.

“En las noches da miedo salir porque ya han ocurrido asaltos. Como la vía está dañada, los patrullajes son nulos. Actualmente, la mayoría de los dueños de las viviendas, que son de Guayaquil, han optado por no venir. La convivencia de todos está afectada, pero nadie hace nada”, señaló Tigrero; a la vez que Daniela Roldós, guayaquileña que tiene su vivienda en la avenida, se queja de cómo el alcalde Daniel Cisneros trabaja sin planificación e irrespetando a la ciudadanía.

Los trabajos han dejado el área más desbaratada que antes. Hay caos, desorden, polvo. Todo está mal.

Cindy Alarcón
habitante de Salinas

“Es un asco. La avenida Cuarta y el tipo de trabajos que se hicieron y dejaron a medio terminar, son un asco. En Salinas pago más en impuestos de lo que cancelo en Guayaquil. En esta arteria hay hoteles y edificios, estamos hablando de una zona con la plusvalía altísima. ¿No les da vergüenza a las autoridades municipales proyectar una imagen tan deplorable”, sentenció; al pedir explicaciones respecto a cómo viven y las gestiones en proceso.

Frente a esta situación, Eduardo Hesney, vocero del Municipio de Salinas, aseguró que los trabajos no han sido suspendidos, sino que la maquinaria ha sido retirada porque ahora le corresponde a la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (Aguapen) colocar los sumideros para el sistema sanitario y pluvial.

“Una vez que ellos concluyan retornará el personal municipal a continuar con la ejecución de la obra”, aseveró el vocero, quien argumentó que esta vez la labor que se hará es integral. “La tarea consiste en evitar mediante la construcción de canales subterráneos que el manto natural de agua que de manera permanente aflora, ya no fluya hacia la superficie, así la capa asfáltica que se coloque podrá perdurar por más tiempo. La acción será total porque además se construirán aceras y bordillos”, informó.

Calle Cuarta Salinas
La maleza crece a los constados de la vía llena de piedras en la calle Cuarta.Joffre Lino

Este Diario consultó a Aguapen sobre las demoras y las razones por las que no se encuentran ya en el sitio trabajando, pero aseguraron que los trabajos sí se están efectuando, pero que por ahora consisten en las mediciones por donde se van a colocar las alcantarillas. “En las próximas semanas, se hará la colocación de tuberías”, indicó.

Punta Blanca

Punta Blanca, en completo abandono

Leer más

Pero para la ciudadanía ese dato no es real, puesto que aseguran que no ven a ningún empleado de la compañía en el sitio. “Más allá de lo que digan, además, resulta intolerable que las entidades públicas ejecuten su labor en sus tiempos y no siguiendo una agenda. Aquí nunca nos alertan de nada, simplemente llegan, hacen o medio hacen y se van. Todo es improvisado. Sean serios”, criticó el residente Agustín Gándara.

“La temporada alta de turistas se terminó y como toda la calle está en mal estado, a mí me fue mal en mi taller de carpintería. Nadie pasa por aquí, nadie manda a hacer trabajos”, relató Ernesto González, otro morador de la avenida Cuarta.

El residente hizo un llamado al Cabildo para que se aceleren las labores. “Si iban a intervenir la calle y sabían que esto iba a demorar, no lo hubiesen hecho en la época en que vienen más turistas. Ojalá terminen la obra pronto”, pidió González.