El abandono atraviesa las calles de Ballenita

  Guayaquil

El abandono atraviesa las calles de Ballenita

Los huecos, el polvo y la maleza hartan a quienes viven en este balneario de Santa Elena.  Alertan que el turismo está en riesgo

Ballenita
Panorama. En las principales vías de este balneario prevalecen huecos enormes que generan daños a conductores de autos y motos.Joffre Lino

Que Ballenita no solo es el centro de la ciudad, que las obras deben llegar a cada rincón de este balneario que permanece hace décadas abandonado, exige la guayaquileña Gloria Navas; quien tiene una casa para vacacionar en Lomas de Ballenita y ha visto cómo su vecindario y otros aledaños van deteriorándose.

Alcantarillado Ballenita

Ciudadanía: “Aunque con daños y tarde, la súplica vecinal fue escuchada”

Leer más

Navas lamenta que las calles que rodean su vivienda tengan huecos, sigan siendo de tierra y den cabida a las nubes de polvo que se levantan con el viento o a las lagunas de lodo que, en cambio, se forman en la época de invierno. Ella está consciente de que movilizarse en carro durante estos días se ha vuelto todavía más complicado, debido a que finalmente se están colocando las tuberías para la instalación del alcantarillado sanitario. Una obra que la venían pidiendo los residentes hace al menos dos décadas y que, como publicó meses atrás EXPRESO, empezó a ejecutarse tras los múltiples reclamos.

“Ojalá que el alcalde de Santa Elena, Otto Vera cumpla con lo prometido. Él dijo que una vez terminada la obra empezaría el asfaltado. Confío en que así pase, en que atienda nuestras demandas”, sentenció.

Queja.En Ballenita está la Terminal Terrestre provincial, es el primer balneario que ve el turista, pero la falta de obras no permite ver un entorno amigable.
Ballenita
Maleza. Este es el escenario que rodea a las ciudadelas, maleza por todos lados, además de solares vacíos y áreas sin veredas ni parterres.Joffre Lino

La misma postura tiene Douglas Dillón, propietario de una hostería en este balneario que es visitado por los turistas y que, a juicio de estos mismos, debería ser la cara de Santa Elena, aunque eso no se cumple. “Le hemos tomado la palabra a la autoridad, pero esperamos que no nos defraude. Son ya muchas las afectaciones”, dice; al alertar de la cantidad de huecos que hay en arterias como la Francisco Pizarro y la José Carrera Calvo, ambas transitadas y que conducen a los visitantes a espacios como Punta Blanca, Olón, Montañita...

Para Belén Carpio, habitante del lugar, los daños que ha sufrido su vehículo por los baches que se encuentran en las arterias la ha obligado a no tener incluso ganas de salir a recorrer las playas los fines de semana.

Le he tomado la palabra al alcalde. Estoy a la espera de que culmine la instalación del alcantarillado y empiece, de inmediato, el asfaltado que tanta falta nos hace.

Douglas Dillon

empresario
Santa Elena

Las calles de Montañita serán peatonales durante el feriado

Leer más

“La iluminación en Ballenita es pésima, por lo que si viajamos a Olón o Montañita pasadas las 17:30 nos damos durísimo en esos hoyos. En este balneario ahora hay plazas gastronómicas, espacios para comer pizza artesanal. Tenemos el mismo mirador, que desde los jueves es visitado por las familias, que finalmente se ha convertido en un punto de encuentro, pero los baches nos dañan toda la experiencia. Nos han hecho gastar más dinero de lo previsto. ¿Así, con qué ganas salimos?”, argumenta, al exhortar al Municipio a que acelere el paso de los trabajos y “cumpla con sus contribuyentes”.

Ballenita
En Ballenita, así permanecen las vías: llenas de polvo y sin aceras.Joffre Lino

“Que estén haciendo obras no es un favor, es su obligación. Venga y haga un trabajo de verdad, alcalde. No juegue con nosotros más, no juegue a que nos está tomando en cuenta”, se queja Omán Cirne, también residente.

Ballenita

Santa Elena: El monumento que reclama Ballenita para reactivarse

Leer más

Frente a esta situación, el alcalde Otto Vera defiende que no hay abandono, que el 95 % de la población tendrá alcantarillado y que todo ese porcentaje, a la par, tendrá sus calles con asfalto a partir de abril próximo. Pero estas palabras pocos las creen. “De promesas hemos vivido, cuando vea la maquinaria estaré tranquilo”, añade Cirne.

Según datos estadísticos del Municipio de Santa Elena, en Ballenita habitan 2.334 personas, pero en temporada, que se ocupan las residencias de las familias guayaquileñas o de la Sierra, superan las 5.000.

Debido a que a ese número adicional se los considere población flotante, la guayaquileña Fabiola Zambrano, quien llegó a vivir a Ballenita tras jubilarse en EE. UU., decidió crear el colectivo ‘Unidos Amamos a Ballenita’, con el fin de incentivar a que todos los propietarios de inmuebles se empadronen en el lugar.

Aquí no teníamos ni salvavidas, ahora tenemos 10. Antes había apenas dos para ayudar a todos los turistas y ciudadanos. Todo era escaso, la comunidad es aquí la unida.

Omar Morán

residente y salvavidas del balneario

“Lamentablemente aquí todo es político. Hemos investigado que a los sitios con más votantes se los atiende bien, por eso quiero sumar a los empadronados, a ver si así vemos las obras que tanto necesitamos”, sentencia; al lamentar que no tengan ni veredas para caminar seguros y que la maleza sea la única área verde que ven en el camino.

Ballenita es hermosa, pero le faltan obras. Con el pequeño malecón, hubo más turistas. Si realmente se preocuparan por el lugar, esta sería la cara turística de Santa Elena.

Fabiola Zambrano

residente de Lomas de Ballenita
La Libertad, arco

Un ícono de La Libertad que se derrumbó

Leer más

“Es inaudito que no tengamos por dónde caminar, que el polvo sea nuestro vecino. Es inaudito que ni la gente que vive aquí se sienta cómoda y contenta. Es inaudito tanta indiferencia”, advierte Agustina Zambrano, quien habita en Ballenita Sur, otro de los tantos vecindarios afectados.