Los parques se marchitan a la par de las calles en la Alborada

  Guayaquil

Los parques se marchitan a la par de las calles en la Alborada

Los vecinos de la XIII etapa piden al Municipio que intervenga las áreas verdes. Las vías se han convertido en un peligro para peatones y conductores

Alborada parques
Para caminar dentro de los parques hay que sortear la maleza, la basura, los mosquitos y los delincuentes que han invadido estas áreas.Miguel Canales / EXPRESO

Teófilo Macías (65) ya perdió la cuenta de los años que permanecen abandonados los parques, calles y callejones de la decimatercera etapa de la ciudadela Alborada, norte de la ciudad, donde él habita hace más de dos décadas.

DENGUE

Los parques del norte, un imán para el dengue

Leer más

Dice que lo que deberían ser lugares de distracción en donde grandes y pequeños puedan ir a pasar momentos en unión de toda la familia, se han convertido en sitios peligrosos para los habitantes. Mientras que en las vías, los peatones y conductores corren el riesgo de caer en aquellas grietas que siempre están presentes, pero que con las lluvias se hacen más evidentes.

“Hay parques que tienen las luminarias dañadas o donde no se ha podado el monte, y eso lo aprovechan los antisociales para esconderse, fumar y libar. Cuando los veo, prefiero no salir de mi casa”, manifiesta.

La situación más crítica se observa en el parque de la manzana 26, donde la crecida maleza ha tapado las resbaladeras oxidadas, así como los sube y baja y los bancos deteriorados.

Alborada parques
María Sánchez muestra un columpio oxidado que está en el parque de la manzana 26 de la XIII etapa de la Alborada, donde ella reside.Miguel Canales / EXPRESO

La basura acumulada y el agua estancada han provocado la proliferación de mosquitos que no solo habitan en el parque, sino que también se han trasladado a las villas cercanas.

“Debemos permanecer con puertas y ventanas cerradas para evitar que ingresen los insectos”, indica Macías, quien habita a dos cuadras del área.

El Municipio debería intervenir los parques y reparar las calles de este sector para que los habitantes recobremos nuestra autoestima y nos sintamos orgullosos de vivir en esta zona.

Teófilo Macías, residente de la manzana 27
Imagen _MG_4760

El parque que perdió el brillo y donde solo resisten los árboles

Leer más

Verónica Soto (46), quien en los meses más críticos de la pandemia creó el club Los Años Dorados, para ayudar a sus vecinos a sobrellevar el confinamiento por la COVID-19, revela que desde hace tres años viene solicitando al Municipio la intervención de esta área y que se le coloquen rejas y puertas para mayor seguridad.

La idea es que el parque sirva para la recreación de los 52 adultos mayores que conforman este ente que no tiene una sede particular. Ella los reúne dos veces a la semana en el garaje de su casa para que conversen, se distraigan con juegos, para que escuchen las charlas psicológicas o reciban atención médica por parte de profesionales que envía el Ministerio de Salud Pública.

Alborada calles
Los adoquines de varias manzanas de la Alborada están hundidos o levantados y se convierten en un peligro para los peatones.Miguel Canales / EXPRESO

Los adultos mayores necesitan relajarse en áreas abiertas. He intentado que lo hagan en el parque que está junto a mi vivienda, pero hemos tenido que abandonarlo porque los fumones y bebedores se han apoderado de este sitio; y, además, porque los mosquitos y roedores tampoco lo permiten”, relata preocupada.

Los vecinos de esta ciudadela estamos organizados; pero queremos trabajar de la mano con las autoridades para que ellas sepan nuestros problemas y les den solución.

Verónica Soto, habitante de la manzana 26
Florida Norte

Guayaquil: Los baches y cableríos, los males de la Florida Norte

Leer más

Soto recalca que ha pedido al Cabildo la poda de los árboles, el desbroce de la maleza y el arreglo de los implementos del área; pero en vista de que no ha tenido respuesta, junto con otros residentes decidieron reunir dinero para pagarle a alguien que haga el trabajo.

“Lastimosamente no podemos hacerlo siempre; por eso estamos pidiendo a las autoridades que hagan su trabajo para que esto cambie en beneficio de la comunidad”, enfatiza.

Los parques son un peligro porque hay luminarias con poca intensidad y eso es aprovechado por mendigos y delincuentes que hacen habitaciones estas áreas verdes.

Luis Martínez, morador de la manzana 28

En la herradura (Séptimo callejón N-E) de las manzanas 23, 24 y 26: así como en las manzanas 27 y 28 de la ciudadela hay otros parques que tienen mal aspecto, ya sea porque los chamberos desparraman la basura que se deposita en los tachos o porque la maleza se los ha tomado.

Alborada calles
El mal estado de las calle ha origina accidentes de tránsito en el sector.Miguel Canales / EXPRESO

“Hemos colaborado con el mantenimiento de estas áreas con nuestros propios recursos; pero queremos que el Municipio nos ayude. Debería colocarles rejas para que personas indeseables no vengan a causar daños”, manifiesta María Sánchez, quien habita en el sector desde hace 25 años.

Los parques no son el único dolor de cabeza de los vecinos de la XIII etapa de la Alborada. El mal estado de las calles y peatonales se suma a la lista de acciones pendientes.

TrabajosLos vecinos de varias manzanas de la XIII etapa de la Alborada dicen estar unidos para trabajar junto a las autoridades de la ciudad en la mejora de sus entornos.
Bache Mapasingue Este Guayaquil

El eterno desafío de sortear los cráteres

Leer más

“Hay vías hundidas, rotas y con huecos, donde el agua se acumula con las lluvias, generando malos olores y criaderos de mosquitos”, denuncia Carlos Segovia, quien habita en la avenida Fernando Vera Rojas y ha sido testigo de las caídas de peatones en los baches y de accidentes de vehículos que no logran sortear las grietas en el pavimento.

En agosto de 2021, el Cabildo anunció que la reparación de calles en la Alborada se hará este año. Los residentes esperan que estos trabajos no quede en simples promesas.