Guayaquil

Los parches, insuficientes para devolver la prioridad al peatón

El Municipio y la ATM prolongan segundos del verde en los semáforos. Temas como los vacíos en la regeneración siguen archivados

Alberto Morán cruza calle
Desnivel. Alberto Morán muestra que la rampa no es funcional.Jimmy Negrete

Para facilitar la movilidad del peatón en Guayaquil se requiere más que incrementar el tiempo en los semáforos para cruzar la calle.

Cruceros+coronavirus

Calles y su falta de señalética

Leer más

Pasó una hora desde que las autoridades del Municipio y la ATM celebraron el Día Mundial del Peatón incrementando entre 4 y 8 segundos el tiempo de la luz verde para quien camina, cuando Carolina Avellaneda Márquez se tropezó en la rampa de la avenida 9 de Octubre y Lorenzo de Garaycoa.

La joven vive en el centro. Desde la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 va a su trabajo, en Urdesa, en patines. “En los tres meses que he optado por esta forma de movilidad me he tropezado en las rampas, que no son buenas ni para las sillas de ruedas, porque hay desniveles. Además hay huecos en la calzada que impiden el rodar de los patines”, indicó.

Voy al trabajo en patines, en tres meses me he tropezado unas seis veces por el desnivel que hay entre la calle y la rampa para acceder a la acera, y por los huecos que hay.

Carolina Avellaneda, peatón

Tener más tiempo en el semáforo verde para que el peatón pase la calle es importante, pero para devolverle la prioridad dentro de los planes se requiere un trabajo integral del Municipio de Guayaquil y la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

Esta es una visión que la alcaldesa Cynthia Viteri tiene clara, pues concuerda con que el trabajo debe ser integral. “El plan incluye la ciclovía, calles peatonales y los semáforos con más tiempo para el peatón. Además, seguimos trabajando en el tema de la movilidad, por eso hay una nueva Dirección de Planificación”, señaló Viteri.

Daule

La Aurora: La promesa de los puentes quedó solo en palabras

Leer más

Agregó que el gerente de la ATM, Vicente Taiano, tiene la tarea de trabajar con los conductores de los buses, para que sean considerados con los usuarios de la tercera edad y personas con discapacidad.

Los adoquines no son buenos ni para el bebé que va en un coche, las ruedas suenan y eso los asusta y los hace llorar. Además del problema que hay en el desnivel de las rampas.

Sandra Esparza, arquitecta y máster en Accesibilidad

Sin embargo, el tiempo pasa sin que las buenas ideas y los buenos ofrecimientos se materialicen. Un ejemplo de ello es el diagnóstico que realizó la arquitecta Lili Carbonell, hace año y medio, como ciudadana. Mostró las dificultades que tiene el peatón para caminar por las calles. Su trabajo se enfocó en la calle José María Egas, donde falta el paso cebra y que los postes sean reubicados porque están en el centro de la acera, lo que impide que circule por allí una persona en silla de ruedas. “Hasta la fecha no se ha solucionado nada. Pero quiero ser justa, este problema es heredado de otras administraciones. El Municipio ofreció planificar los arreglos, pero no se han dado hasta ahora, y quizá demande más tiempo ahora por la emergencia sanitaria del coronavirus”, indicó.

La misma presidenta de la Asociación de Hemipléjicos, Parapléjicos y Cuadripléjicos y Amputados del Guayas (Asopléjica), Betzabeth Pilaloa, le mostró al gerente de la ATM, en pleno festejo por el peatón, que la regeneración que hay en la avenida 9 de Octubre es ornamental, pero no funcional.

En la misma rampa donde se tropezó Carolina, quien iba en patines a su trabajo, Betzabeth le explicó a Taiano que la inclinación debía ser de 8 a 11 grados, según el tamaño de la rampa, y que además no deberían existir desniveles entre la rampa y la calle.

Cuando bajamos en las rampas actuales perdemos autonomía, tenemos que pedir ayuda. En el intento de querer sortear el obstáculo del desnivel, la silla de ruedas se me puede ir hacia adelante y provocar que me caiga”, agregó Alberto Morán, miembro de Asopléjica, quien también estuvo en una feria por el Día Mundial del Peatón, en el centro de la ciudad, que organizó la ATM.

Betzabeth Pilaloa, asopléjica y Vicente Taiano
Betzabeth Pilaloa, de Asopléjica, habla con Vicente Taiano, de ATM.Jimmy Negrete
Rótulos

Rótulos publicitarios obstruyen el espacio público del peatón

Leer más

En artículos de EXPRESO se han mostrado las dificultades que hay en otras partes de la urbe. Por ejemplo, en la avenida Carlos Julio Arosemena la acera mide 2,20 metros, pero si se le resta el bordillo y el espacio de los postes quedan apenas 1,6 m de vereda útil. En esta arteria hay un colegio, empresas y supermercados y el espacio no facilita la movilidad. Igual pasa en el parque de Urdesa y sus alrededores y en estaciones de la metrovía que no permiten acceso a personas con movilidad reducida.

Al respecto, la presidenta de Asopléjica reiteró que el paso para peatones a la altura de la Universidad Laica es de escaleras, lo que impide que una persona con discapacidad se movilice en metrovía para ir a clases. El mismo problema existe a la altura del Albán Borja.

La activista también señaló las rampas de la metrovía, que ya no existen, por lo que los peatones deben saltar el hueco que queda entre la parada y el bus.

Hay responsabilidad también del ciudadano que incumple las normas de construcción y se sobresale, así achica la acera. También cuando ponen letreros sin pensar en el peatón.

Pastora Castro, coordinadora de Dirección de Inclusión Social del Municipio 
POSTES EN ACERA
Postes. Las aceras quedan más pequeñas por los postes.Jimmy Negrete

Además, otro problema de la regeneración es que los adoquines provocan un sonido de las ruedas que suele hacer llorar al niño cuando se lo lleva en un coche, señaló Sandra Esparza, arquitecta y máster en Accesibilidad.

Agregó que es importante hacer mantenimiento al hormigón, porque los huecos que hay son un riesgo para el no vidente y para la dama que usa tacones.

Hay más tiempo para que el peatón cruce la calle en 9 intersecciones de la avenida Malecón Simón Bolívar. La 9 de Octubre volverá a ser un bulevar. 

Aunque no todo es responsabilidad de las autoridades. También hay ciudadanos que incumplen las normas de construcción y acortan el espacio de la acera, e incluso hay letreros mal ubicados que han afectado a los no videntes, quienes se han golpeado, dijo Pastora Castro, coordinadora de Desarrollo e Inclusión de la Dirección de Inclusión Social del Municipio.

Es larga la lista de trabajos que son necesarios para que exista una buena movilidad del peatón. Por el momento, se cuenta con 38 semáforos que dan más tiempo para cruzar. Ahora falta la labor integral.