Guayaquil

Los olvidados de la salud claman ayuda

Los hospitales públicos no entregan los fármacos completos. Salud no precisa si hay escasez y el Seguro Social no responde

pacientes del IESS
Reclamo. Un grupo de pacientes del IESS muestran las cajas vacías de las medicinas que no reciben.Freddy Rodriguez

Ante las múltiples quejas de los pacientes que demandan una serie de medicamentos para tratar sus enfermedades, el Ministerio de Salud (MSP) tiene respuestas escuetas y el Seguro Social recurre al silencio.

PROTESTA

Pacientes realizaron un plantón para exigir medicinas y atención médica

Leer más

La lista de pacientes que denuncian que reciben sus recetas a medias es larga. Sin embargo, para Salud el problema está en los trámites. “Como en todo proceso existen nudos críticos que pueden aparecer en el transcurso de la ejecución de este”, precisó a EXPRESO la entidad, a través de unas breves respuestas, en las que no señaló si hay escasez o si la falta de medicinas responde a la crisis económica de la entidad o a otro factor.

En repetidas ocasiones, y más aún en estos últimos cuatro meses, cuando la situación institucional de Salud se ha visto más complicada que nunca, a propósito de la llegada de la COVID-19 y los escándalos de sobreprecios, este Diario ha ido relatando el que atraviesan los pacientes renales, con cáncer, VIH, lupus y diabetes.

Se conoce, por ejemplo, la historia de la asistente doméstica Romelia Cabrera, quien desde febrero no recibe el antiviral para el VIH, y por lo tanto decidió dejar de estar afiliada al IESS. “He buscado $ 200 cada mes para comprar la medicina, por eso me salí del Seguro Social”, dijo.

Imagen _MG_8219

La fortaleza para vencer la muerte

Leer más

Como el suyo, hasta la fecha no encuentran solución varios casos, ni una luz o voz que les asegure que sus medicinas llegarán. “Todo se ha centrado en el coronovirus y nosotros estamos en riesgo de morir”, han coincidido.

Guillermo Leones es un paciente del MSP, coordinador de la Unión de Organizaciones Plan Piloto, y uno de los afectados por la falta de medicinas. Sufre de presión, y no ha podido tratarla con losartan 100 mg y amlodipina 10 mg. Ahora siente cansancio, dolor de cabeza y se expone al riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular. “La situación me deprime y mucho. La medicina llegó a uno de los centros del MSP, pero es tan poca frente a la demanda, que ya nuevamente no hay”, se lamenta, y asegura que son cientos de pacientes quienes experimentan el mismo calvario.

Unos 3.000 pacientes con cáncer de Manabí y 600 de Loja están en riesgo por la deuda del IESS y MSP a Solca.

Gustavo Dávila, doctor, director de la Fundación Jóvenes contra el Cáncer del Ecuador 

Al auscultar al sistema sanitario de los cantones Guayaquil, de la provincia del Guayas, y Rumiñahui, de la provincia de Pichincha, se escuchan las súplicas por la falta de medicina, expresados por los pacientes, la autoridad y los veedores.

A1-6580148 (16580148)
Hecho. En estos últimos meses, en Guayaquil los médicos han ejecutado una serie de plantones para exigir además el pago de sus sueldos.AMELIA ANDRADE
Salud aún no paga a todo el personal sanitario. Días atrás hubo reclamos porque a unos les deben el salario de julio y por la falta de medicinas para atender.

En el caso de quienes tienen hemofilia (854 a nivel nacional), en enero de este año el Gobierno asignó $ 24 millones para la medicación y hay stock hasta mes y medio más; por lo tanto ya se debe comprar para el resto del año. “Sin embargo, hubo escasez en tres hospitales en los meses de la cuarentena”, dijo Javier Córdova, presidente de la Fundación Hemofílica Ecuatoriana.

Pacientes de cáncer

Coronavirus: Los pacientes con cáncer y lupus reclaman medicina

Leer más

Salud contradice ese hecho y reitera que existen los medicamentos suficientes para tratar esa y otras dolencias; aunque los pacientes lo niegan, a través de veedores que hay en los centros de salud. William Gavilanez, presidente del distrito 5, del Comité Ciudadano Local de Salud, que abarca a las ciudadelas Sauces, Samanes, Alborada y Kennedy en Guayaquil, relató que en los centros de salud hay escasez de hierro con ácido fólico para embarazadas; losartán, para la presión; calcio, complejo B, lágrimas artificiales, loraditina para la alergia, entre otros.

En el IESS no me han entregado nifedipino, que controla el bombeo de mi corazón.

Edison Reinoso, paciente del Seguro Social

La escasez de medicina es en todos los distritos, recalcó Julio Guato, presidente del Comité Ciudadano Local de Salud, del distrito 1, que abarca parte del sur como Pradera y Guasmo. En una conversación con las autoridades de Salud le indicaron que la medicina para la diabetes, hipertensión y vitaminas para embarazada llegaría en esta semana. Otra de las críticas es que no llega la cantidad de fármacos que se necesitan. Junto a otros líderes comunitarios presionaron para que la compra de las pastillas no estén atadas a un solo distribuidor. “Cuando esa empresa no tenía la medicina, el ministerio no podía comprar a otros, eso se ha liberado”, dijo.

La situación no es diferente en el cantón Rumiñahui, donde a decir de Estefanía Montúfar, doctora y concejala de Rumiñahui, son decenas de fármacos los que hacen falta en el hospital de Sangolquí. “Faltan anti hipertensión; para diabéticos, insulina lenta y metformina; para tratar coágulos, enoxiparina; para la inflamación, dexametasona; para enfermedad pulmonar, aminofilina. No hay antibióticos, anticonvulsivantes, ni antivirales”, enumeró la concejala.

El problema no es exclusivo de Salud. En los establecimientos del IESS pasa igual. La entidad no ha respondido a EXPRESO desde el 4 de agosto, pero hay reclamamos por el derecho a la vida, no solo a la atención médica. “Hemos enviado cartas al hospital Teodoro Maldonado Carbo y no hemos recibido respuestas. Nosotros necesitamos para vivir 14 medicinas y de esas apenas hemos recibido dos”, indicó Jhonny Barberán, representante de los pacientes renales.

RespuestasCada vez que se preguntó al IESS por la falta de medicina, en ocasiones anteriores en este año, la respuesta fue: “El producto se encuentra en proceso de adquisición”.

El calvario por conseguir tratamiento ha llevado a los pacientes a fallecer, lamenta. “En enero, en el Teodoro éramos más de 200 personas las que nos hacíamos diálisis, y ahora somos 170. Es fácil adivinar dónde están ahora. Y la culpa no necesariamente es del coronavirus”, enfatizó.

Zevallos-Salud-Aucas-LigaPro

El ministro Zevallos cuestiona los resultados de reinfección de COVID-19

Leer más

A esta problemática se suma el hecho de que los centros de diálisis privados están cada vez más sumergidos en una crisis, causada porque el Estado les debe $ 235 millones. Son 11 meses de parte de MSP y 5 meses de IESS que no les pagan, según explica Cristina Freire, vocera de la Asociación de Centros de Diálisis del Ecuador.

Si los centros no tienen dinero para pagar a los proveedores no podrán realizar las diálisis, “Se empieza por bajar el número de veces en que la máquina nos limpia la sangre y ello nos expone a la muerte. Esta es nuestra medicina y no la recibimos porque el Estado no cumple”, dijo Dora García, presidenta de la Asociación de Pacientes Renales.

SobrepreciosEn el caso de Salcedo, la Contraloría determinó sobreprecios de más del 1.000 % en contratos con el IESS, en el tiempo de la COVID-19. Y partir de esto se investigan más casos de sobreprecios en varios hospitales.

El MSP no ha dicho si les va a pagar a los centros de diálisis, pero sí que estos establecimientos deben actualizar el registro de los pacientes renales. En Ecuador, alrededor de 1,5 millones de personas sufren de algún grado de insuficiencia renal y más de 15.000 pacientes se encuentran en etapa terminal en terapia de diálisis.

Las deudas también son con los pacientes de cáncer. A Solca, de Manabí, el IESS no le ha pagado unos $ 10 millones; y a Solca de Loja, el MSP le debe otros $ 8 millones. La situación pone en grave riesgo a 3.600 pacientes de las dos provincias.

“Esto es lo que se sabe oficialmente, pero hay casos espeluznantes en varios lugares del país. Por ejemplo, una paciente de Cuenca, con cáncer al colon, ha estado sin medicina por siete meses. Ahora tiene complejos dolores, come poco y ha desarrollado metástasis”, contó el doctor Diego Jimbo, presidente de Acuerdo Contra el Cáncer.

GENTE CON MASCARILLAS_AGOSTO 2020_GUAYAQUIL (32319549)

Se reporta un caso sospechoso de reinfección por COVID-19 en Guayaquil

Leer más

Determinar el número exacto de pacientes oncológicos en el país es difícil, porque no existe una estadística que agrupe a todas las entidades. Pero, se sabe que cada año se atienden unas 18.000 personas a nivel nacional, explicó el doctor Gustavo Dávila, director nacional de la Fundación Jóvenes contra el Cáncer del Ecuador.

plantón de pacientes
Un grupo de pacientes hacen un plantón para que el IESS y el ministerio de Salud paguen a los Centros de Diálisis privados.Cortesía

Hay otras cartas enviadas al IESS por la falta de la enzalutamida, que es un tratamiento para el cáncer a la próstata. “Mi padre, Moisés, lleva cinco meses esperando la medicina del Seguro Social. Él tiene cuatro años luchando con la enfermedad”, dijo Natalia Sosa. Agregó que se unió a otros 79 pacientes en junio para pedir el remedio. En el caso de su padre aún no recibe las 120 cápsulas que necesita para un mes y que en las farmacias cuestan más de $ 4.000.

El urólogo Marcos Rendón aseguró que cualquier tratamiento que es interrumpido es perjudicial para la salud de cualquier paciente.

Y en efecto, mientras Moisés esperó la medicina tuvo un derrame pleural (líquido adicional en el espacio entre los pulmones y la pared torácica) y según su hija lo llevó al Teodoro y gastó más de $ 300, en los insumos y medicina que no había en el hospital.