Guayaquil

El número de cupos no cubre la demanda de aspirantes a la universidad

Hay 106.154 plazas y 260.000 personas que quieren ingresar al sistema de educación superior

Universidad de Guayaquil
La Universidad de Guayaquil, la más poblada del país, entrega 16.600 cupos anuales.Carlos Yagual / EXPRESO

El incremento de cupos en un 23 %, en relación al mismo periodo de 2019, para el ingreso a la universidad en el primer semestre de este año, no satisface la demanda de estudiantes que desean seguir una carrera en el sistema público de educación superior.

cupos

106.154 cupos se ofertará para la universidad

Leer más

Para este periodo se ofertarán 106.154 plazas: 81.323 presenciales y 24.831 en línea. No obstante, hay 260.000 estudiantes de tercero de bachillerato y graduados en años anteriores que rindieron en enero pasado la prueba Ser Bachiller, con miras a continuar su formación de tercer nivel.

Hay casos de chicos que han esperado un semestre para ingresar a la carrera que han querido, pero hay casos complicados.
Aldo Maino,    subsecretario general de Educación Superior de la Senescyt

La falta de cupos es admitido por el presidente de la República, Lenín Moreno. Él señala que “si todos desean ingresar a la universidad, no podrían hacerlo porque no existen espacios suficientes”. Y esto lo corroboran los rectores de las universidades públicas, quienes indican que la entrega de más plazas depende, en gran parte, de que las universidades cuenten con el presupuesto y logística necesarios.

En la Universidad de Guayaquil, por ejemplo, cada semestres se entregan 8.300 cupos; es decir, 16.600 anuales; pero el número de postulantes a las 46 carreras que tiene este centro de estudios en sus 17 facultades sobrepasa los 100.000 al año.

particular

La prueba Ser Bachiller tendrá dos procesos por separado

Leer más

Roberto Passailaigue, rector de esta institución educativa, considera que debería reforzarse las profesiones técnicas y tecnológicas, para que no todos los chicos busquen un título académico de cuatro o cinco años, sino que en dos salgan con uno profesional para que puedan insertarse en el campo laboral. “Nosotros mantenemos la oferta requerida para una demanda que hemos calculado. Más de eso es imposible que podamos aperturar porque no tenemos logística. Los cupos que se abran tienen que contar con aulas, asientos y maestros, y para eso se necesita mayor presupuesto”, anota.

No hay una real política de redistribución de estudiantes a las universidades. Sin recursos, estas no pueden dar más cupos.
Roberto Passailaigue
rector de la Universidad de Guayaquil

Aldo Maino, subsecretario general de Educación Superior de la Senescyt, explica que en Ecuador muchos de los que se gradúan en el colegio van a universidades privadas o al exterior y que, históricamente, entre 180.000 y 200.000 son los que buscan un cupo en los centros públicos de estudio.

“El tema de cupos es una realidad que sucede en todos lados y esto hay que verlo positivamente, ya que un país que tuviera más cupos que aspirantes sería preocupante, pues eso indicaría que algo está pasando con la educación superior que nadie quiere acceder a ella”, analizó, al subrayar que en este semestre se han aumentado las plazas y que en el siguiente también se lo hará.

Prueba Ser Bachilelr

Ser Bachiller: En 27 laboratorios se filtró la prueba

Leer más

Para el funcionario, el que un estudiante no acceda a un cupo no es el fin del mundo, ya que tiene la opción de volver a hacerlo en el semestre siguiente y en distintas carreras. “A lo mejor no sea en su primera opción, pero sí en otra donde tenga la posibilidad de decidir si la acepta o no”, puntualizó.

Incrementar los cupos en la modalidad en línea y que los institutos técnicos y tecnológicos amplíen la oferta, es necesario.
Miguel Camino
rector de la la Universidad Eloy Alfaro de Manabí

Miguel Camino, rector de la Universidad Eloy Alfaro de Manabí, cree que la educación en línea es una alternativa que se debe tomar en cuenta para que los jóvenes puedan continuar sus estudios superiores. “Es la oportunidad para que una institución llegue a sectores donde lo presencial no llega”, acotó.