Una mujer fue sentenciada a cinco días de labores comunitarias por insultar a su padre

  Guayaquil

Una mujer fue sentenciada a cinco días de labores comunitarias por insultar a su padre

La policía debió acudir por tres ocasiones a la vivienda donde se suscitó el hecho, ante el escándalo de la acusada, quien reconoció su mal comportamiento

intendencia operativos
Referencial. La Intendencia de Policía del Guayas desplegó operativos para el control de fiests clandestinas y retiro de libadores en espacios públicos.Cortesía

Una hora de trabajo comunitario, por cinco días consecutivos en la UPC más cercana a su domicilio, deberá cumplir una mujer como sentencia por su mal comportamiento con su padre y la Policía Nacional.

La alcaldesa Cynthia Viteri, en una reciente aparición pública.

La Policía confirma que los libadores de la vía pública podrán ser retenidos

Leer más

Así lo dispuso el juez Iván López Padilla, de la Unidad Judicial Sur (Valdivia), tras declarar culpable a Karen Murrieta de una contravención Penal establecida en el artículo 394 segundo numeral del Código Orgánico Integral Penal (COIP). La mujer fue apresada el pasado 8 de octubre, en pleno feriado por la Independencia de Guayaquil.

Según informó la Policía, personal del Distrito Esteros acudió hasta una vivienda de la ciudadela Las Acacias, atendiendo un pedido de la Central de Radio Patrullas del ECU 911. En el sitio contactaron con el padre de la mujer, quien manifestó que tenía problemas con su hija que había ingerido bebidas alcohólicas.

Los servidores policiales acudieron al sitio en tres ocasiones, pero fue en la última que resultó “imposible mantener la cordura” y fue el propio padre quien la sacó de la vivienda, según la comunicación. Para retornar a la calma, los uniformados llevaron a la mujer hasta la Unidad Judicial Sur, donde el fiscal de turno dispuso su detención.

En la audiencia, la agente que procedió en el caso manifestó que la aprehendida insultó a su institución, "se portó malcriada incluso con su señor padre, insultó a todos".

Murrieta manifestó sentirse avergonzada y reconoció su mal comportamiento, pero alegó que tiene un hijo de 8 meses que necesita de ella.

Operativo

La presencia de libadores en la vía pública no cesa en Guayaquil

Leer más

Ante esa situación, el juez dispuso que cumpla con labores comunitarias en el destacamento policial más cercano a su domicilio; esto es, en la UPC 20 Francisco de Orellana, una hora durante cinco días, en cualquier horario que no afecte sus labores cotidianas.

Durante el feriado, la Intendencia de Policía del Guayas suspendió varios eventos y fiestas clandestinas que reunieron a unas 600 personas, en los que persistía el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y escándalos que incitaban a la intranquilidad.