Guayaquil

Milagro: La pandemia le pone un freno a la regeneración del malecón

En el cantón, hace un año tumbaron la estructura para mejorarla. La falta de recursos detuvo la gestión y ahora allí se refugian consumidores de droga

Milagro
hogar. El sitio a veces huele mal, puesto que es usado como baño público.Miguel Laje

Darle vida al malecón Esmeraldas, en Milagro, fue el objetivo por el que, hace un año, demolieron la estructura de concreto, entonces ya desgastada. La idea era convertir el espacio, donde hay dos canchas de índor, en un jardín con juegos para los niños y con mobiliario urbano para permitir el encuentro de las familias.

Santa elena lluvia

Las primera lluvias caen y los problemas se multiplican en dos provincias

Leer más

Sin embargo, el tiempo ha transcurrido y lo planificado no se ha concretado, lo que genera quejas entre los residentes del sector Rosa María, donde se levanta la estructura, en pleno corazón de la ciudad.

“Si antes el sitio estaba despintado, ahora está así, sin paredes, roto y dando cabida a jóvenes que solo llegan a drogarse. Más de uno duerme ahí y utiliza el área como baño público. Nosotros queremos que la obra se retome porque la idea era buena. Que quede a medias solo está complicando el problema”, expresó Bolívar Rodríguez, quien vive desde hace 50 años en el vecindario.

La obra.Según el Municipio, la regeneración costaría cerca de $ 10.000 y se daría en no más de cuatro meses. Los retrasos, confirma, se dieron por la COVID. 
Milagro puente

La caída de un puente aísla a ocho localidades de Milagro

Leer más

De forma similar piensa el también residente Eduardo Ladines, quien lamenta que hayan intervenido el malecón sin estar seguros de si podían o no ejecutar los trabajos. “Había juegos, unas bancas para sentarse... El lugar aguantaba unos años más. Pero del Municipio vinieron a tumbar todo, y hoy ni los escombros se han llevado. Todo es insalubre”, denunció, agregando que hizo falta también que los cambios sean socializados con la comunidad. “Eso jamás pasó. Al menos no conmigo o mi familia”, señaló.

Milagro
La estructura. Fue demolida hace un año y por falta de maquinaria los escombros no han sido retirados.Miguel Laje
Milagro

Los vecinos que se unen para frenar los delitos en el barrio

Leer más

Pero desde el Cabildo, el subdirector de Obras Públicas de Milagro, Jorge Roditti, explicó que sí estaba previsto que la obra se ejecute en un tiempo determinado, pero que los trabajos han sido suspendidos por la pandemia y por falta de presupuesto, puesto que el dinero que estaba destinado para esos arreglos, ha tenido que ser redireccionado a obras prioritarias.

“La demolición la hicimos en un 85 % y ahí quedó todo por ahora. Ante la falta de recursos, Obras Públicas está trabajando en la reconformación de calles en el sector rural, que han sido afectadas por las lluvias y están en emergencia”, reconoció.

Me preocupa el estado del malecón, puesto que en las noches llegan personas a consumir droga y a dormir. El sitio ya no es seguro y me apena porque era bastante visitado.

Bolívar Rodríguez,

habitante del sector Rosa María

El funcionario, quien no precisa cuándo se retomarán las labores de regeneración del lugar, aseguró que parte del equipo caminero con el que cuentan es alquilado, y la falta de recursos impide que puedan contratar más maquinaria pesada para retirar los escombros o retomar los trabajos del malecón, cuya inversión era de aproximadamente 10.000 dólares.

Que hayan querido mejorar el espacio es una buena idea, algo grato para el peatón, la familia, los niños. El problema está en que lo frenaron y quedó ahí al cuidado de nadie.

Julio Luna,

morador del barrio Rosa María
OPERATIVO EN LAS VIAS (1)

La inseguridad alarma a tres cantones del Guayas

Leer más

Frente a esto, la comunidad queda inconforme. “Alguna ayuda debemos de tener. No se trata de decir simplemente no puedo y ya... No podemos permitir que el malecón se siga cayendo a pedazos. Necesitamos alguna intervención. Ahora no hay manera de ocupar el sitio y recrearnos. Entendemos lo de la pandemia, pero tampoco debemos resignarnos a vivir junto a un foco infeccioso”, lamentó Tatiana Gamboa, comerciante y habitante del sector Rosa María

Milagro
Hace un año, el sitio fue demolido y desde entonces ha sido visitados por indigentes y consumidores.Miguel Laje

Rodríguez también solicitó que una vez que se decida reactivar la obra, el Cabildo incluya el cambio de luminarias y la reposición de las que faltan, ya que el sitio está cada vez más oscuro, indicó.