Guayaquil

Martha Rizzo: “No es lo mismo hacer un mural a que se coloque una impresión”

La PhD en Sociología y Arte, con especialidad Gestión Cultural, analiza el escenario cultural de Guayaquil

Martha Rizzo, Doctora en Sociología y en Ciencias del Arte, con especialidad Desarrollo Artístico y Gestión cultural.
Martha Rizzo, Doctora en Sociología y en Ciencias del Arte, con especialidad Desarrollo Artístico y Gestión cultural.Amelia Andrade / EXPRESO

El descontento de artistas relegados, tercerizados o no remunerados, luego de conocer las millonarias inversiones que desembolsa el Municipio de Guayaquil, deja al descubierto la flaqueza institucional que tiene el espectro artístico. La falta de representatividad en pro de los derechos del gremio artístico y la carencia de alianzas oportunas que democraticen los procesos contractuales son analizados por la PhD en Sociología y Arte, especialidad Gestión Cultural, Martha Rizzo.

Mural del proyecto Letras Vivas. Al menos medio centenar de frases han sido pintadas.

Arte urbano en Guayaquil: $ 5,4 millones que no todos los autores gozaron

Leer más

El tema de la inversión en arte y cultura de Guayaquil ha dado mucho de qué hablar. Uno de los temas es la presunta preferencia a ciertos artistas. ¿También tiene esta impresión o cree que pase algo más dentro?

Una de las problemáticas de acuerdo a lo que pasa en el sector artístico y cultural tiene un enfoque multidimensional. Hay muchos mecanismos a tomar en cuenta que han sido echados de lado. Y es una problemática estructural que ya tiene décadas. No se han propiciado escenarios para que el arte esté en todas partes de forma integral, en sus diferentes disciplinas. No pienso que haya preferencias, creo, más bien, que es una falta de organización.

PerfilEs Doctora en Sociología y en Ciencias del Arte, con especialidad Desarrollo Artístico y Gestión cultural. Es Economista, magíster en Educación Superior y tiene una licenciatura en danza con mención en historia del arte, y experta, gestora, creadora y asesora en proyectos de desarrollo artístico. Y asesora investigadora de la Fundación Desarrollarte.

¿Hacia dónde exactamente apunta esa desorganización?

Las instituciones culturales, municipales y gubernamentales están llamadas a crear mecanismos para que artistas locales y nacionales tengan oportunidades; pero es un tema macro. No es posible, por ejemplo, que no existan políticas públicas que favorezcan a los artistas, planes de cultura, mesas de trabajo, grupos estratégicos que propicien concursos abiertos y otros temas. Hay desconocimiento, falta de unión y de cohesión sociocultural que impide que los procesos tengan transparencia. En definitiva, hay mucho por hacer todavía.

Funcionarios municipales y una de las frases de Letras Vivas.

Millonario gasto municipal para poner poesía en paredes de Guayaquil

Leer más

Estas flaquezas en la estructura de gestión se reflejan en la frustración y sentimiento de exclusión de los artistas que no son contemplados para proyectos, o que son precarizados. ¿Cómo cambiar ese escenario?

Siempre habrá disconformidad; pero si no existe una institución cultural que te respalde, que vele por ti, no pasará nada. Ni siquiera hay un colegio de profesionales del sector artístico cultural. Esto permitiría apelar contratos o procesos en que no estén de acuerdo. Es comprensible que se sientan afectados. Es una época en que lo que menos ha habido es empatía con el artista. Se habla de turismo, de cómo afecta la crisis a todos, pero nadie habla del sector artístico cultural. Allí también hay desempleo, subempleo, deserción de la escena para dedicarse a actividades no adherentes, gente que busca cómo vivir y que ni siquiera tiene seguro social.

Hay una dirección de Cultura desde donde se debería impulsar una vinculación interinstitucional.

Martha Rizzo

¿Entonces la respuesta está en el espíritu de cuerpo?

La llamada a defender a los artistas a través de alianzas es la Casa de la Cultura del Guayas, trabajando en conjunto con el Municipio de Guayaquil. Las alianzas son fundamentales, si existirían, la forma en que el Municipio contrata artistas sería mucho más transparente. No creo que una institución se arriesgue a ser cuestionada o auditada cuando tiene altos niveles de transparencia. Ese es el mecanismo para evitar descontentos.

La gerente de la Empresa Pública de Turismo, Gloria Gallardo (i), frente a un mural de la calle Panamá.

Arte urbano en Guayaquil: el desglose de las obras no cotiza el talento

Leer más

En facto, ni alianzas ni representativas del gremio. ¿Qué le queda al presente para intentar girar el timón a favor de la equidad?

Ahora mismo Guayaquil tiene una Dirección de Cultura desde donde se debería impulsar una vinculación interinstitucional, que se encargue de asesorar en gestión artística. No es lo mismo hacer un mural a que se coloque una impresión. ¿Qué hace una dirección que no es la de Cultura contratando proyectos artísticos? Eso no puede ser posible. Hay que hacer un llamado de atención. Hay que trabajar en red con otras instituciones para favorecer a los artistas.

¿Qué hace una dirección que no es la de Cultura contratando proyectos artísticos?

Martha Rizzo

Sobre este punto, el Municipio ha sido enfático en que no tiene preferencias y que para elegir a sus artistas tiene en cuenta diferentes parámetros. ¿Cómo sugeriría mejorar esos procesos de selección?

Hay un vacío. Falta de políticas públicas claras. Cada quien hace lo que le da la gana en materia de gestión cultural. No hay dirección, ni planificación, ni control ni eficiente ejecución. No hay modelos de administración cultural, que no es lo mismo que uno comercial. Hay una desarticulación de instituciones. Para evitar problemas, hay que empezar a crear modelos.

El mural ‘Primera Línea Guayaquil’, de Juan Pablo Toral.

Juan Pablo Toral, uno de los elegidos para los contratos municipales

Leer más

¿Y del gremio qué se espera?

Menos quejas y más acción. Los artistas se manejan de manera individual y no existe aún una propuesta clara. Guayaquil debe cambiar las estructuras actuales de cultura y tener la visión para poder avanzar en este tema.

ContextoGuayaquil ha cambiado de rumbo en torno a la proyección del arte y la cultura en la administración de Cynthia Viteri, pero estos primeros pasos vienen recargados de críticas por la metodología aplicada en la distribución de recursos. Los $ 5,4 millones invertidos el último año en el tema dejan espacio a este amplio análisis.