La mafia busca afianzar su poder con ‘niños sicarios’

  Guayaquil

La mafia busca afianzar su poder con ‘niños sicarios’

Investigación de diario británico revela que en Guayaquil se entrena a menores para traficar y matar. La Policía no determina que exista una ‘escuela’ como tal

adolescentes sicarios1
En algunos casos de delitos graves registrados en la ciudad son detenidos adolescentes y jóvenes involucrados en hechos violentos.EXPRESO

La mafia albanesa no solo ha tomado control de las rutas claves del envío de droga de Ecuador a Europa, sino que incluso ha instalado sus “escuelas de sicarios” en Guayaquil, revela una investigación realizada por el diario británico The Telegraph, que sitúa al Puerto Principal como “un punto de envío clave en el oleoducto albanés” y que “se ha convertido en el último epicentro de la violencia relacionada con las drogas en el mundo”.

Seguridad Guayaquil

La inseguridad extiende sus raíces a los jóvenes guayaquileños

Leer más

Son niños desde los 10 años que, según el reportaje, se reúnen en las canchas de barrios pobres de la urbe porteña para aprender cómo manejar y rastrillar un arma. Este, añade el medio británico, es el primer paso para que los jóvenes aspirantes a sicarios se unan a las bandas que compiten por el creciente mercado de cocaína en Europa.

El asesinato del fiscal Édgar Escobar, ocurrido el pasado 19 de septiembre de 2022, a pocos pasos de su trabajo, en la Fiscalía de La Merced (centro de la ciudad), en manos de un adolescente, y la ascendente vinculación de menores de edad en hechos delictivos como robo, microtráfico y muertes violentas, dan cuenta de que el crimen organizado ha volcado sus ojos a ellos.

El teniente coronel Darwin Sangoquiza, jefe de Antinarcóticos de la Zona 8 (incluye Guayaquil, Durán y Samborondón), reconoce que dentro de las investigaciones que realizan han visto que en varios casos de sicariato efectivamente se está utilizando a menores de edad.No obstante, “no podríamos hablar de una escuela de sicarios, sino que las organizaciones están reclutando a jóvenes”.

Los reclutados, explica, son aquellos menores de edad que generalmente ya han estado en centros de internamiento. “Una vez que ellos han estado en aislamiento, que es el caso de los menores, porque ellos tienen fuero y no pueden ser tratados como mayores, las organizaciones los exponen a las sustancias, los hacen adictos y están expuestos a ser reclutados para la venta, la comercialización y de igual manera están siendo utilizados para otros delitos”, señala el oficial.

3 MUERTOS EN LA ALBORA (9073919)

En 20 horas, Guayaquil acumuló diez muertes violentas en diferentes sectores

Leer más

Lo corrobora Jorge (nombre protegido), un ciudadano que ahora es mayor de edad pero que hace poco estuvo recluido en un Centro de Adolescentes Infractores (CAI) de la urbe porteña. Según su relato, las agrupaciones delincuenciales trabajan con adolescentes que cuando van a uno de estos centros, “pegan, desvalorizan, abusan y les exigen que entren a una banda” a los demás internos.

La idea de captarlos es que cuando les toque salir del internamiento vayan “directo a una misión... A matar a alguien, vender droga”, afirma Jorge. Y para convencerlos les dan ‘regalitos’ como motos, dinero, plazas para el delito y poder.

adolescente detenido con arma y drogas
Muchos de los adolescentes detenidos están vinculados con delitos de drogas y muertes violentas, porte ilegal de armas de fuego.Archivo / EXPRESO

“El menor de edad igual sale con la conducta de robo, de seguir vendiendo, y ahí adentro no les enseñan de una manera psicológica que les ayude a entender que teniendo esa vida, aparentemente fácil, lo único que les espera es la muerte”, reconoce Jorge.

Inseguridad ciudadana_Guayaquil_Durán_Banda criminal_Chone Killers

Anuncian la captura de quienes colgaron dos cuerpos en un puente peatonal de Durán

Leer más

Según The Telegraph, la formación para ser sicarios duraría alrededor de medio año, pero para ‘graduarse’, los niños y adolescentes deben asesinar a un pandillero rival o incluso a miembros de su propia familia. Recoge el testimonio de Juan, un adolescente de 16 años que supuestamente ingresó a la escuela de sicarios a los 12 y que desde entonces asegura que ha asesinado a 45 personas. Para un menor de edad con pocas oportunidades, no hay opciones cuando llega la mafia. “Los niños saben que si se niegan, los matarán. No tienen elección”.Incluso, los ‘mejores sicarios’ son llevados a trabajar a Europa. El adolescente admitió al medio británico que seguramente estará muerto en unos cinco años más. “Para alguien en algún lugar, solo soy otro puntaje por saldar”.

Según el general Pablo Ramírez, director nacional de Antidrogas, entre el 50 y 60 % de las sustancias sujetas a fiscalización (generalmente cocaína) que podrían salir del país tienen como destino Europa. Le siguen Centroamérica y Norteamérica.

IMG-20220925-WA0126

Dos menores de edad involucrados en tiroteo en Ciudad Victoria se enfrentan a un proceso

Leer más

El oficial menciona que de las investigaciones que están siendo procesadas por delitos de drogas, se desprende que no solo extranjeros de nacionalidad albanesa utilizan a menores de edad, también hay de otras nacionalidades. “Se aprovechan precisamente de la ley que otorga la salvedad a los niños, niñas y adolescentes que tienen medidas socioeducativas, o si son encontrados en delito flagrante no son ingresados en un centro de rehabilitación”, sostiene. Y anuncia que en las próximas semanas tendrán “importantes resultados” en la lucha contra las organizaciones vinculadas con extranjeros que están utilizando a la juventud para el sicariato y el trafico y microtráfico de drogas.

... tenemos no solo extranjeros de nacionalidad albanesa sino también de otras nacionalidades... se aprovechan precisamente de la ley que otorga la salvedad de los niños, niñas y adolescentes...


Gral. Pablo Ramírez,
director nacional de Antidrogas

Una vez que ellos han estado en aislamiento... las organizaciones los exponen a las sustancias, los hacen adictos y están expuestos a ser reclutados para la venta, comercialización y otros delitos.

Tnte. Crnel. Darwin Sangoquiza,
jefe de Antinarcóticos Zona 8

Una semana después de la muerte violenta del fiscal Édgar Escobar, en una reunión de la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) se lanzó la idea de reformar las leyes para que los adolescentes sean juzgados como adultos en delitos graves, principalmente los que atenten contra la vida.

extorsión escuela

Padres desesperados por las amenazas y extorsiones a los planteles educativos

Leer más

Actualmente, de acuerdo con el Código de la Niñez y Adolescencia, las medidas socioeducativas para los adolescentes que incurren en delitos están divididas en privativas y no privativas de libertad. Su aplicación depende del tiempo con el que se penaliza la acción que hayan cometido.

Julio César Cueva, abogado penalista, opina que para elaborar un proyecto legal con ese objetivo se deben tomar en cuenta dos aspectos importantes. Uno es saber exactamente en qué delitos de mayor peligrosidad están implicados los jóvenes. Para ello se debe recurrir a los datos que manejan instituciones como la Policía Nacional, la Fiscalía y el Consejo de la Judicatura.

detenido caso fiscal
Un adolescente fue detenido como presunto autor de la muerte del fiscal Édgar Escobar, en Guayaquil.Cortesía

El otro punto a considerar es que especialistas analicen a qué edad un menor tiene la capacidad para comprender la acción delictiva que comete. Para ello, “se va a requerir de informes técnicos”, recalca Cueva. Además, las medidas socioeducativas en los Centros de Adolescentes Infractores (CAI) deben ser “realmente efectivas”.

adolescentes detenidos

Guayaquil: La violencia delictiva y criminal se roba la vida de 21 menores

Leer más

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) sostiene que al iniciar el proceso de reeducación en los CAI, los adolescentes son parte de programas que establecen un acompañamiento integral, el cual se encarga de la atención, integración y reintegración social, comunitaria y familiar.

La institución indica que brinda herramientas a los internos para que se desvinculen o separen de los grupos delictivos y, de igual forma, evitar la integración de los adolescentes de los CAI en bandas criminales. Sin embargo, reconocen que “de manera eventual se han presentado riñas, alteraciones al orden o disturbios”, pero que han sido controlados.

Actualmente, 416 adolescentes y jóvenes pasados de los 18 años son acogidos en los CAI, en regímenes institucionales preventivos, semiabiertos y de fin de semana.