Guayaquil

Los ladridos de Tobby alertaron que su dueño se había ahogado en el estero

Unas 40 horas después encontraron el cuerpo en el brazo de mar, en el sur de Guayaquil, y el perro seguía en la escena gimiendo

ahogado en la isla trinitaria IMG_3088
Tobby, mascota de Jordan David Perlaza Velásquez, gime y ladra por la muerte de su amo. Al fondo familiares y vecinos lloran por el suceso.Freddy Rodriguez

Jordan Perlaza y su mascota Tobby solían ir a todas partes juntos, el sábado 26 de septiembre salieron a pasear y para nadar un rato en el estero Salado. Pero, el suceso imprevisto se llevó la vida del joven.

PISTA  CANINA EN EL A (32360671)

La urbanización La Puntilla inaugura una cancha de agilidad para mascotas

Leer más

Ante el hecho fue Tobby quien con sus ladridos y gemidos advirtió a los vecinos a familiares de que Jordán se estaba ahogando, según la versión que la madre del fallecido dio a la Policía.

Tobby intentó salvarlo sin lograrlo. Una vez de que se comunicó del suceso a las autoridades se busco el cuerpo por unas 40 horas, se lo encontró frente a la cooperativa 22 de Abril de la Isla Trinitaria, a las 7:00 del lunes 28 de septiembre.

Según Ximena Góngora, tía del fallecido, un hermano de Jordan fue quien divisó el cuerpo flotando en el estero, mientras muchos lo buscaban por otro sector.

La escena más triste fue cuando Tobby vio a su dueño envuelto en una sábana blanca, en ese momento no dejaba de gemir, que es la forma en los perros expresan la tristeza o lloran.

Góngora comentó que su sobrino era muy amoroso con sus mascotas y que tenía varios perritos, pero Tobby era más allegado a él. “Siempre salían juntos”, agregó la pariente.

Jordan tenía 21 años de edad y unos días antes había comentado que él no quería dejar sola a su madre, pero la muerte no le dejó cumplir con ese deseo. Mientras la Policía realizaba su trabajo los vecinos no dejaban de comentar de la escena donde Tobby y la madre del joven no dejaban de expresar el dolor de perder a un buen amo y un amado hijo.

11

Vecinos aprenden tácticas para proteger, educar y frenar el maltrato de mascotas

Leer más

EL LENGUAJE DE AMOR DE UNA MASCOTA

El actuar de Tobby demuestra que se identificaba como parte de la familia. Sus gemidos y ladridos, según explican los médicos veterinarios, en una primera instancia eran para advertir y luego para expresar su tristeza. A través del olor le llegó la información de que su amo ya no tenía vida, “pero la tristeza es por un tiempo. Los perros sí superan la situación con el tiempo, aunque al inicio algunos por el cambio y tristeza no desean comer”, explicó a EXPRESO Melissa Vélez, psicóloga para perros.

El actuar de Tobby conmueve, dijo la veterinaria Briza Cubillos. Agregó que sorprende cómo las mascotas a través de los lazos que desarrolla con su amo está dispuesto a todo para ayudar, por instinto. “Hay profesionales que entrenan a las mascotas para ser lazarillos, pero en este caso el apego del joven con su perro hizo en una primera escena trate de buscar ayuda, según lo que se cuenta de cómo actuó”.

De tal manera de que en cada ladrido al inicio se puede interpretar como: ¡Auxilio, mi amo está en peligro! Unas 40 horas después los gemidos y ladridos ya eran por tristeza. El can se quedó en el lugar todo el tiempo en se buscó a Jordan.