La Isidro Ayora, la gran vía que debe replicarse en Guayaquil

  Guayaquil

La Isidro Ayora, la gran vía que debe replicarse en Guayaquil

La avenida cuenta con ocho carriles que atraviesan siete ciudadelas del norte de Guayaquil.  El tráfico es más fluido en medio de amplias aceras.  En pocos tramos falta sombra

La Isidro Ayora la gra (8038870)
La avenida cuenta con ocho carriles que atraviesan siete ciudadelas El tráfico es más fluido en medio de amplias aceras En pocos tramos falta sombraAlex Lima

Nace en una de las arterias más congestionadas de la ciudad y termina en otra igual de transitada. Entre Las Américas y la Francisco de Orellana, la avenida Isidro Ayora Cueva se muestra como la gran vía que otros sectores de Guayaquil quisieran tener para evitar ese sofocante tráfico que se vive a toda hora y que terminó con las denominadas ‘vías rápidas’.

LOS USUARIOS...ATM 1

Vía a la costa: cambió el mando, pero los problemas continúan

Leer más

Y no es solo por los ocho carriles amplios que tiene la avenida, en cuatro calles o en dos que se unifican en uno de sus tramos. Las aceras de cuatro a cinco metros de ancho, con árboles nativos de la ciudad y jardineras (plantados en casi toda la ruta, en algunos tramos son escasos), le dan color al recorrido que realizan quienes toman esa vía, que cruza por las ciudadelas: La Garzota, Sauces, Alborada, Guayacanes y Samanes, todas al norte de la Perla del Pacífico.

En 2014, la administración municipal de ese entonces prolongó 2,7 kilómetros más de la avenida, desde la Francisco de Orellana hasta la vía a Daule, tramo que ahora es identificado como Marcel Laniado de Wind.

Esta es más rápida que andar por el centro, sur, la Orellana, Las Américas, donde el carro le tiran encima y se van; aquí no, es más tranquilo y bien iluminado, aunque también pasan bastantes carros.

Rodolfo González
trabajador del sector

Quienes habitan o tienen sus negocios por donde recorre la avenida sienten tranquilidad por el desfogue que tienen al transitar por la Isidro Ayora; aunque, en los últimos meses soportan todo el tráfico que se desvía por los trabajos que se ejecutan en la Benjamín Carrión y la Rodolfo Baquerizo Nazur, principales de la ciudadela Alborada.

“Como está cerrado por allá, mandan todos esos carros por acá, ahora se congestiona en la mañana o en las noches”, manifestó el residente Luis Arias. Considera que la tranquilidad que se respira a lo largo del camino se debe a que solo recorren buses de dos líneas urbanas: la 84 y 131, que llegan hasta el parque Samanes, donde termina una parte de la Isidro Ayora. Otro tramo lo retoma desde la Orellana, también saturada por el tráfico, hasta la vía a Daule, cerca de Metrobastión.

En las noches invaden esta vía (ciclovía) y nosotros corremos el riesgo de irnos al otro carril, pero en las mañanas sí es despejada (...) ya nos hemos acostumbrado al camino (...)

Christian Guerrero
ciclista
Isidro Ayora
Ciclovía. La arteria cuenta también con una ciclovía en las dos direcciones (de sur a norte y viceversa).Alex Lima
ernesto alban 1

La Ernesto Albán, la botica urbana de cinco vecindarios

Leer más

A esa tranquilidad por el tránsito, Arias suma la seguridad por el alumbrado público, un problema existente prácticamente en toda la ciudad y que años atrás lo tuvo también la arteria.

Christian Guerrero y Javier Mullo, de 17 años y ciclistas, corroboran esa seguridad al recorrer esa pista, pero resaltan que en ocasiones no pueden pedalear como corresponde en el carril de la ciclovía, porque hay conductores que ocupan ese espacio.

“En las noches invaden esta vía y nosotros corremos el riesgo de irnos al otro carril, pero en las mañanas sí es despejado”, manifiesta Christian, quien explica que ya se han acostumbrado al camino de la ciclovía, cuya línea prácticamente ha desaparecido y termina en una alcantarilla sin tapa. “Nos tenemos que abrir a la calle, donde nos pueden atropellar”, añade Javier. Resalta que la Isidro Ayora “es mucho mejor que la Orellana”, donde “tiene que estar con seis sentidos, por la cantidad de buses que hay”. Ambos concuerdan que la podrían calificar como la vía “perfecta” de Guayaquil.

Cangrejales.La avenida destaca por ese agitado comercio que se ilumina más en las noches, especialmente por la zona cangrejera que la identifica.
La Isidro Ayora la gra (8038851)
3. Arborización. A la altura de La Garzota y Sauces, los ocho carriles tienen frondosos árboles.Alex Lima

Con ellos coincide Rodolfo González, de nacionalidad venezolana. En el poco tiempo que tiene en el Puerto Principal admite que es más rápido andar por ese sector que por el centro, sur, la Orellana, Las Américas, donde “el carro te lo tiran encima y se van”, asegura, aunque aclara que no siempre es así la avenida, pero al mediodía es bastante despejada, lo que le permite a él y su coterráneo José Zambrano moverse para hacer las entregas a domicilio, desde el local donde trabajan.

Es tranquilo porque transitan pocas líneas de buses urbanos (...) aquí tenemos las jardineras y el alumbrado público (...), yo camino en la madrugada y se ve bien iluminado (...)

Luis Arias
residente de Guayacanes
oscuridad en la Francisco de Orellana

La nula iluminación vuelve más peligrosa a la Orellana

Leer más

Para los ciudadanos, sin embargo, si bien hay zonas verdes, más que otras rutas o vecindarios, urge plantar más especies en ciertos tramos, donde prevalece aún las zonas grises. “Para mí, sí, la Isidro Ayora es la vía ejemplo; pero podría ser mejor si la sombra en toda la avenida fuera constante. Hay puntos donde todo quema. Urge mejorar esos puntos, más aún ahora que Guayaquil hierve”, señaló Lourdes Gándara, de Guayacanes.

La Isidro Ayora es mucho mejor que la Orellana, donde tiene que estar con seis sentidos por la cantidad de buses que hay (...), sí se la puede calificar como la vía ‘perfecta’ de Guayaquil.

Javier Mullo
ciclista