Guayacos

De productor audiovisual a chef de asados o cómo salir adelante a fuego lento

Guayacos. Jorge Sotomayor es un emprendedor guayaquileño que vio en el desempleo la oportunidad para cumplir un postergado sueño con nombre propio

Jorge Sotomayor
Jorge Sotomayor, desde la ciudadela Bellavista, desde donde realiza los asados.Cortesía

Guayacos es una sección en la que contamos historias de los habitantes de Guayaquil, vidas que alimentan y hacen más rica esta ciudad. Relatos que ayudan a conocer mejor la madera de la que están hechos.

La especialidad de Jorge Sotomayor, guayaquileño de 32 años de edad, es la preparación de carnes ahumadas de cerdo. Las hace desmechadas, con salsas, acompañantes y recetas propias. Cocer estas delicias, que llegan, por pedidos previos hasta la mesa de las familias de Guayaquil, es un trabajo que realiza cada viernes desde hace cuatro meses.

morochero

Domingo Jaramillo, el morochero que lleva unión a las ciudadelas

Leer más

Jorge no es chef profesional. Él es licenciado en comunicación multimedia y hasta febrero pasado trabajaba como productor audiovisual en una agencia de publicidad. Después de perder su empleo y tener pocas posibilidades de conseguir uno similar, tras el arribo de la pandemia de la COVID-19 a la ciudad, decidió poner en ejecución un sueño que había trazado entre ideas desde hace cuatro años.

“Siempre tenía la idea de iniciar un negocio de asados, pero no había tenido la oportunidad de realizarlo. Le cocinaba a mis amigos cuando nos reuníamos, cuando eran los cumpleaños. Siempre hacía parrilladas, asados, ahumados...”, le cuenta sonriente a EXPRESO.

Su emprendimiento se llama Bigsotosbbq y ofrece lechón y pulled pork ahumados por 10 horas. Que la carne se cocine al humo es una técnica culinaria, de la que Jorge aprende a través de videos en Internet de chefs internacionales y a través de cursos de asados en los que se inscribe. “Quiero que este negocio crezca, tener más adelante mi propio restaurante”, detalla.

Alexa

'Rainbow by Ale': el emprendimiento que tiene a una niña de 12 años como jefa

Leer más

Pero Jorge no inició este negocio solo, dos amigos suyos se convirtieron en sus socios. Uno de ellos está a cargo de la parte administrativa y el otro de la parte financiera.

Bigsotosbbq, como se llama el negocio también en las redes sociales, aún no tiene un local propio. Las carnes se preparan en el patio de la casa de otro de los amigos de Jorge, en la ciudadela Bellavista. “El patio de mi amigo es bastante amplio y él me lo presta. Tengo buenos amigos”, destaca.

Los pedidos no dejan de llegar toda la semana, sea por Instagram o a los teléfonos que comparten los socios de este emprendimiento en sus redes. Ya tiene clientes fijos. Semanalmente venden entre 40 a 50 libras de carne cerdo, aunque Jorge asegura que no tiene ningún secreto especial para preparar las carnes. 

"Para el cerdo que cocino uso sal kosher (una sal sin añadidos empleada por la comunidad judía), pimienta y ajo, algo bastante básico que se complementa perfectamente con mi salsa bbq, el pan y el side", detalla. Destaca que prefiere sazonar la comida de una forma ligera para que conserve su sabor natural.

Este guayaquileño además, cada vez que puede, incentiva a otros emprendedores a seguir adelante. "Todos los emprendedores deben tener fe y paciencia. Estamos viviendo épocas en los que nadie tiene un futuro claro, por eso hay que dar el mayor esfuerzo en nuestros productos", detalló.