Guayaquil

Estudiantes buscan proteger el medio ambiente desde sus aulas

Con prácticas básicas, alumnos de la Unidad Educativa Lemas ayudan a la conservación de especies

proyecto estudiantil Lemas
Ambiente. Los estudiantes realizan recorridos alrededor de su unidad, que está rodeado de árboles.Pamela Vera

Privilegiados por el entorno en el que reciben las clases, estudiantes de la Unidad Educativa Lemas, ubicado en Mucho Lote 2, buscan proteger la naturaleza desde sus aulas.

Defensa de la playa

Los universitarios trabajan en la protección de los océanos

Leer más

Un proyecto que, a decir de la profesora Haydi Díaz, está enfocado en el cuidado del medio ambiente, con programas educativos dentro del aula, lo que les permite sobre todo proteger las áreas donde se encuentran, en las riveras del río Daule, al noreste de Guayaquil.

“Nos encontramos ubicados en una zona privilegiada donde tenemos la responsabilidad de cuidar y mantener este ambiente y las especies que se encuentran aquí, como iguanas, cuidar siempre del hábitat de las especies nativas”, explica Díaz.

Tenemos la responsabilidad de cuidar y mantener este ambiente y las especies que aquí se encuentran

Haydi Díaz
profesora

En el proyecto están inmersos estudiantes del tercer año básica como Gabriela Romero. “Tenemos que cuidar el planeta. ¿Cómo?, botando la basura en su lugar, hacer campañas y reciclajes. Los plásticos tirados los recogemos y los ponemos en el recipiente para eso”, explica la estudiante.

Te invitamos a leer: La cochinilla se expande al sur y hasta causa daños en bienes

Moda Copol

Guayaquil: Los jóvenes combinan la moda con la protección del medio ambiente

Leer más

A su lado, Jake Arroyo tiene claro de lo que debe hacer con la basura. “No hay que botarla al piso, para evitar la contaminación. Si tiramos esa basura, los árboles se contaminan y no podremos respirar y tendremos que utilizar mascarillas”, comenta mientras recorre con la maestra y otras compañeras alrededor de la entidad educativa, rodeada de árboles que, en parte no han escapado a la plaga de la cochinilla, lo que ha afectado gran parte del arbolado de la ciudad.

“Las plantas son muy importantes para nuestra respiración, sin ellas no podríamos vivir”, añade Hanna Jiménez, quien recomienda a la ciudadanía ayudar en el riego “y darles mucho amor”, para poder vivir.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!