Guayaquil

En dos recicladoras de Guayaquil se hallaron cables de CNT

Igual número de centros de acopio fueron clausurados por no tener las seguridades para esta actividad. 

Clausura de Recicladoras   5
Hecho. Cada vez hay más casos en los que se encuentran estos materiales en centros de acopio.Cortesía

Cada vez hay más recicladoras donde son hallados los bienes públicos de Guayaquil. En un reciente operativo se clausuraron cuatro negocios dedicados a esta labor, dos por no contar con los permisos respectivos, y los otros por tener en su interior cables de cobre de propiedad de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT). 

En la intervención participaron personal de la dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio y de la CNT, quienes afirmaron que las recicladoras no tenían las medidas de seguridad para este tipo de actividad. 

zonas donde se roban l (6852402)

Los controles no frenan el robo a los bienes públicos

Leer más

“Tienen de 24 a 72 horas para el desalojo (del reciclaje), las que tienen permiso tienen que seguir regularizándose y manteniendo todo en orden. El riesgo es que una chispa puede incendiar toda la casa, no tienen separaciones, viven ahí mismo y tienen acumulado el reciclaje”, acotó Cinthya Burgos, especialista de control de Justicia y Vigilancia.

Clausura de Recicladoras   2
Control. En el operativo participaron funcionarios de la CNT y del Municipio.Cortesía

Una de las recicladoras donde se encontraron los cables está ubicada en la cooperativa Julio Potes, en el Guasmo sur. Ese local fue clausurado, además, por no contar con los permisos como el del Cuerpo de Bomberos. 

zonas donde se roban l (6852402)

Los bienes públicos de Guayaquil han sido encontrados en 15 recicladoras

Leer más

También clausuraron la recicladora de la cooperativa Jacobo Bucaram, donde los funcionarios descubrieron que se trataba de una vivienda donde en un ambiente insalubre e inseguro, tenían hacinado material de reciclaje, incluidos los cables de cobre de la telefónica.

Las otras dos clausuradas fueron las recicladoras ubicadas en las cooperativas Los Mangles, del Guasmo Central, y en Dignidad Popular, por no tener permisos de Bomberos ni ningún otro documento y mantener hacinado el material de reciclaje, en un ambiente peligroso que pone en riesgo de incendio a las casas donde funcionaban.