Guayaquil

Los controles no frenan el robo a los bienes públicos

Doscientas piezas, entre rejillas y tapas, se hurtan al mes en Guayaquil. Ciudadanía reclama acción de la autoridad en recicladoras y el mercado negro

zonas donde se roban l (6852402)
Hecho. La ciudadanía espera que se fortalezcan los controles.Alex Lima / Expreso

La mayoría de vecindarios de Guayaquil se lamenta de observar, casi a diario y así como lo registra EXPRESO, que los elementos del mobiliario urbano también son el blanco de la delincuencia. Sauces, Alborada, el centro, o Pascuales, son algunos de los puntos donde sus residentes están cansados de despertar con la amarga noticia del robo de un tacho de basura, tapa de alcantarilla o rejilla de un sumidero.

RECORRIDO DE PASOS ELE(33195404)

Guayaquil: La luz no llega ni al final del túnel en los pasos peatonales

Leer más

El Municipio de Guayaquil reconoce esta problemática y confiesa que desde el 2019 la cifra no cambia: se roban 200 piezas de los bienes públicos al mes. En la lista también figuran objetos de mayor volumen como es el caso de los bolardos, barandas y hasta los postes.

Al ser estos elementos de metal, la ciudadanía, así como ocurre con los medidores de agua potable, nuevamente responsabiliza a las recicladoras no regularizadas de comprar estos bienes, que forman parte del ornato de la regeneración urbana de la ciudad.

zonas donde se roban l (6852406)
Riesgos. El robo de rejillas de sumideros y tapas de alcantarilla pone en peligro a los peatones que circulan por las aceras.Alex Lima

“Si no hay quien los compre nadie los robaría. Este problema lleva hace años y no tiene una solución, por lo que los controles se deben endurecer”, opinó Francisco Guzmán, morador de la calle Rafael García Goyena, al sur de la urbe.

Este rotativo realizó un recorrido por diferentes zonas de la ciudad y comprobó que la situación se empeora en la intersección de Goyena y Roberto Leví Hoffman, donde se han sustraído los cuatro tachos de basura de ese cuadrante. Allí solo quedan los fierros oxidados que los sostenían.

Tres manzanas más adelante, en el sentido sur-norte, se están ejecutando obras de regeneración urbana, por lo que los moradores aledaños esperan que el Municipio gire su mirada a esta parte y disponga la reposición de estos elementos, así como ya se ha hecho en otros sectores afectados por la misma situación.

En otro punto, en las calles Rodolfo Baquerizo y Benjamín Carrión, en la ciudadela la Alborada, también se evidencia el paso de la delincuencia, pese a que en esta zona predomina el comercio y tráfico. En el parterre central se ha esfumado una tapa y, en la esquina, una rejilla también fue sustraída y pone en peligro a cualquier persona que camine por esa acera.

En Urbanor se nos han robado hasta los cables. Hay que denunciar con fotos y videos a Justicia y Vigilancia. La policía dice que no tienen la facultad para hacerlo, que es Municipio.

Geofredo Calle, dirigente barrial de Urbanor. 

Para Carmen Marín, comerciante del concurrido sector, estos robos ocurren, en su mayoría, en la noche y madrugada, pero cuestiona los controles que ejecuta tanto la Policía como el Cabildo. Dice que también ha sido testigo de la sustracción de cables de telefonía e Internet, ya que, así como lo ha dado a conocer este Diario, los delincuentes e incluso recicladores lo hacen en busca del cobre. Ese es el oro.

liuminarias

Guayaquil: “Ni las luminarias se salvan de la condenada delincuencia”

Leer más

Aunque el Municipio no dio a conocer a EXPRESO cuánto le cuesta a la ciudad cada robo de estos elementos, Xavier Álvarez, gerente de la Fundación Siglo XXI, y Xavier Narváez, titular de la dirección de Justicia y Vigilancia, aseguraron que esta última entidad efectúa “permanentes controles en recicladoras con la finalidad de verificar si allí se encuentran este tipo de objetos”.

zonas donde se roban l (6852519)
Hecho. Diferentes barrios han denunciado el robo de tapas de alcantarillas.Alex Lima / Expreso

De ser encontrado cualquiera de estos bienes, argumentaron los funcionarios, se procede a la clausura del establecimiento y de ser el caso, iniciar acciones penales.

Este Diario también preguntó al Cabildo cuáles son los controles que se hacen para frenar estos delitos, pero el Cabildo se limitó a decir que en este tema se colabora con la Policía Nacional, a través de la Gobernación del Guayas, que tiene la competencia de seguridad.

ROBO DE MEDIDORES DE  (33361283)

Débiles controles municipales agravan el robo de medidores

Leer más

La respuesta no convence a diferentes ciudadanos, quienes ven casi a diario cómo sus sectores son vulnerables ante esta situación, que va al alza, por lo que exigen que se fortalezcan los controles y vayan dirigidos, asimismo, a las recicladoras formales y el mercado negro.

“Si no se controla quien compra no servirá de nada. Lo mismo pasa en parques, que hasta rompen la estructura y sacan los fierros”, precisa Miguel Villa, morador del centro de la ciudad, que se suma al pedido ciudadano de intensificar los operativos de control.

En un sondeo por algunas recicladoras se supo que la libra de cobre llega a costar hasta $ 2. Dayse Morán es propietaria de Recicladora Guayaquil, ubicada en la avenida Isidro Ayora, y afirma que está consciente de esta problemática que cada vez gana más terreno en Guayaquil.

Ella ha colocado en la fachada de su local una pancarta que anuncia que quienes lleguen a vender estos objetos serán denunciados.

Lamentablemente este tema es de siempre; si no roban los tachos de basura, son las tapas de alcantarillas o las rejillas, y ocurre en varios sectores de la urbe. Falta control.

Xavier Zurita, dirigente de el barrio Garay.

“Habría que coordinar un programa para que sean las mismas recicladoras que denuncien, caso contrario tendrán graves consecuencias”, aseveró Morán, quien les ha advertido a recicladores que esto es prohibido, en un intento de frenar el robo de bienes de la ciudad.