Guayaquil

Dos barcazas a la deriva pusieron en riesgo a Santay

El aguaje rompió los cabos que las unían al muelle donde estaban acoderadas. La Capitanía hizo las maniobras de rescate. La entidad alertó del riesgo

barco termoguayasç
Las barcazas. Son las que producían electricidad en el pasado. Estas acoderan en el muelle de Termoguayas.Cortesía

Pudo haber sido una catástrofe. El pasado domingo, una alerta generada por el ECU-911 a la Capitanía del Puerto dio aviso de dos barcazas de la compañía Termoguayas que estaban a la deriva sobre el río Guayas.

Santay

Santay recibe donación para alimentar a sus cocodrilos

Leer más

La fuerza del aguaje las había separado del muelle de esta compañía eléctrica, ubicada en la avenida Las Esclusas y en proceso de liquidación, según la Superintendencia de Compañías, donde permanecen acoderadas. Que estén navegando sin rumbo no fue el único riesgo, sino que una vez más, como pasó ya en dos ocasiones anteriores, estas puedan impactar contra el puente peatonal de la isla Santay.

“Estaban apenas a 50 o máximo 100 metros de la estructura. Por ello tuvimos que actuar de forma inmediata para rescatarlas y trasladarlas a su punto de origen”, cuenta a EXPRESO el comandante Patricio Hidalgo, capitán del Puerto de Guayaquil, quien lideró las acciones, que iniciaron a las 17:00 de ese día y culminaron a las 07:00 del lunes.

Catorce horas de laboresCuatro lanchas guardacostas de la Capitanía y la Infantería de Marina, y un remolcador fueron los equipos claves para estabilizar las embarcaciones, desde las 17:00 del domingo a las 07:00 del lunes, tiempo que duró la operación.

Desde hace algunos años, según explica Hidalgo, estas barcazas, que en el pasado se encargaron de generar electricidad y hoy están en desuso, han permanecido acoderadas a una estructura que está, describe, prácticamente destruida.

“En algunas ocasiones, aunque no es nuestra responsabilidad sino de la Subsecretaría de Puertos, le hemos dicho a la entidad que revise las instalaciones, puesto que están abandonadas... Son en total cinco barcazas las que están ahí. Controlar la situación no fue una tarea fácil”, advierte Hidalgo, quien reconoce que de no haber sido alertados, el resultado habría sido otro.

Termoguayas
Hecho. La Capitanía desconoce cuántas horas antes del aviso recibido, las naves estuvieron a la deriva. Asegura que se actuó apenas el ECU-911 emitió la alerta.Cortesía

Fueron en total cuatro lanchas guardacostas (dos de la Capitanía y dos de la Infantería de Marina) las que colaboraron en el rescate; además de personal del Cuerpo de Bomberos y un remolcador de la empresa Sagemar, que prestó la maquinaria para ejecutar las maniobras.

RECORRIDO POR EL RIO  (32166550)

La isla Santay, el lugar “más viable” para depositar el material extraído con el dragado

Leer más

“Sin esa asistencia, que se extendió por toda la madrugada hasta las 05:00, cuando logramos estabilizar las naves, y nuestra coordinación, definitivamente pudimos vivir una desgracia”, agrega.

Sin embargo, que estas embarcaciones hayan estado navegando con la corriente y sin ningún tipo de gobierno, pudo dar cabida a otro inconveniente: el volcamiento de las naves; lo que, a juicio del ambientalista Xavier Salgado, presidente de la organización Medio Ambiente Sustentable, pudo generar un gran impacto en la cuenca del Guayas.

El trabajo que hicimos no fue una tarea fácil, pero sí fundamental para evitar una desgracia. Las maniobras lideradas por nuestro equipo, la asistencia técnica que recibimos y se aplicó, lograron estabilizar las naves.

Patricio Hidalgo,
​Capitan de Puerto de Guayaquil

“Generalmente esas embarcaciones llevan diésel y al derramarse, si es que fuera el caso, se ve afectado todo el ecosistema, que incluye no solo al Guayas, sino a otros ríos como el Daule y esteros como el Salado, donde hay cientos de especies que incluso consumimos; además de la isla Puná”, sostiene.

Para Salgado, frente a este escenario que, advierte, no es nuevo en el Puerto Principal (son varios los muelles cuyo estado no es el idóneo, sentencia); son las autoridades locales, además de la Subsecretaría de Puertos, quienes deben estar atentos a que se cumplan todos los protocolos.

4
Las operaciones de rescate iniciaron a las 17:00 del domingo.Cortesía
ILMB-Still-1-600x400

Hacia una ciudad más verde

Leer más

“El Municipio de Guayaquil, la Prefectura del Guayas, el mismo Ministerio de Ambiente deben velar por ello. Todos sabemos que el Guayas es un afluente correntoso; entonces, incidentes como este pueden prevenirse. Esto pasa porque nada está bien regularizado”, señala y hace hincapié en que si Termoguayas está inactiva, las barcas podrían ser desplazadas hacia otros muelles más seguros.

Para el ingeniero ambiental Josué Dávila, reparar el muelle, aun si el sitio no está operativo, es fundamental por prudencia. “Si tienen las maquinarias, no hay razón de no reparar el espacio. Guayaquil ha sido testigo de cómo los cabos se rompen, como es el caso actual, por la corriente; o cómo las embarcaciones, por la misma razón, se alejan de sus destinos... Hemos visto lo que ha pasado y más aún cómo la comunidad de Santay ha quedado incomunicada. ¿Queremos eso aquí o en otro territorio cercano?”. Si la respuesta es no, entonces actúen pronto, argumentó el también activista.

Las autoridades deben hacer controles y, más aún, deben hacerlos cumplir. La Subsecretaría de Puertos debe encargarse de ello, sí, pero también las autoridades locales. Eso es vital para evitar futuros siniestros. 

Xavier Salgado,
​presidente de la organización Medio Ambiente Sustentable

EXPRESO le preguntó a la Subsecretaría de Puertos, vía correo electrónico, cuál es el tipo de control que realizan a Termoguayas y cuál es la razón por la que no han reaccionado a las alertas de la Capitanía, pero hasta el cierre de esta edición no contestaron. Desde el departamento de comunicación, sin embargo, aseguraron que ya estaban gestionando las respuestas. 

  • CRONOLOGÍA

12/10/2017

Ese día, un tramo del paso peatonal de Santay colapsó tras el choque de una embarcación pesquera.

16/05/2018

Cuando lo estaban reconstruyendo, un buque de la Armada del Ecuador golpeó la estructura. No hubo mayores pérdidas.

09/03/2019

El temblor de 7,5 de febrero de ese año hizo que las autoridades decidan cerrar el basculante.