Actualidad

La isla Santay, el lugar “más viable” para depositar el material extraído con el dragado

La prefecta Susana González dijo que aún no se sabe si el islote El Palmar desaparecerá del Guayas

RECORRIDO POR EL RIO  (32166550)
Estado. En el río Guayas hay cúmulos de arena que frenan la navegación.CHRISTIAN VASCONEZ / EXPRESO

El depósito técnicamente “más viable” para albergar el material extraído con el dragado del río Guayas es la isla Santay, así se ha determinado en los estudios de ingeniería que contrató la Prefectura del Guayas para dragar los alrededores del islote El Palmar, proyecto que comenzará en aproximadamente 40 días con la firma de la adjudicación del contrato.

Sin embargo, que el material extraído vaya a terminar en la Santay aún no está definido, pues el Gobierno provincial se encuentra en el proceso de aprobación del texto de un convenio de cooperación tripartito con el Ministerio del Ambiente y Dragaguayas EP, para que se incluya dentro del costo de la ejecución del dragado un plan de reforestación de la isla luego de la colocación del sedimento.

La prefecta Susana González dijo que tampoco está aún determinado si el islote El Palmar va a desaparecer por completo, pues no se trata de sacar la mayor cantidad de material posible sino el necesario para garantizar la navegabilidad del río Guayas.

Susana González

“Hay obras adjudicadas por la Prefectura del Guayas que tienen sobreprecio”

Leer más

De hecho, es precisamente esa diferencia técnica de extracción la que, asegura, permitió reducir por 20 millones el valor total del dragado que ahora costará 38,9 millones de dólares, "un 55% menos del costo por metro cúbico, en relación a la propuesta anterior". 

“El estudio técnico ha permitido identificar la manera correcta en que se debe ejecutar esta obra y ha sacado a la luz las profundas diferencias e inconsistencias que presentaba el proyecto de dragado firmado anteriormente”, señaló la Prefectura.

Con respecto a si existía un sobreprecio en el proyecto anterior, González dijo que ella no podía denominarlo así, pues eso lo tiene que determinar la Contraloría. "Cuando se hacen las cosas bien y se transparentan las cifras, siempre se verán beneficiados el pueblo guayasense y el pueblo ecuatoriano", indicó.

Esta sería la quinta vez que se intenta adjudicar un contrato para el dragado del Guayas, considerado por las administraciones anteriores como una obra prioritaria, pero que nunca se pudo concretar por una serie de obstáculos contractuales, legales y hasta políticos. Está previsto que el proceso de dragado dure dos años cuatro meses.