Guayaquil

Despedir el 2020 sin el riesgo de contagio

Los amigos harán intercambio de regalos de forma inusual, sin abrazos y dejarán el presente al pie de la casa. Las fiestas grandes están prohibidas

danza española
Danza. Un grupo de amigas muestran el baile español que harán en este diciembre, en su reunión privada. Unas estarán en línea.Freddy Rodríguez

La prudencia es la primera en estar presente en los planes de las reuniones que se piensa realizar por las fiestas de Navidad y Fin de Año.

FIESTAS

300 personas son dispersadas de una fiesta en una finca de la vía a Salitre

Leer más

Los amigos extrañan los encuentros. El distanciamiento físico empezó en marzo y nueve meses después nada ha cambiado en las líneas de la pandemia. Todavía no hay vacuna. El riesgo de ser contagiado es el mismo de esos días en los que en la ciudad faltaron tanques de oxígeno y camas en los hospitales.

Sin embargo, los grupos buscan la forma de reunirse sin ponerse en riesgo de un contagio.

Doménica Alarcón, quien vive en la ciudadela Garzota y se reúne desde hace siete años con sus cuatro mejores amigas, todas guayaquileñas, celebrarán este año su fiesta de Navidad de una manera un poco inusual. Para evitar poner en riesgo a su familia, en caso de que una de ellas haya estado en contacto con algún posible paciente, harán una cena y jugarán al amigo secreto, pero sin reunirse.

Según explica Alarcón, el 7 de diciembre, día que celebrarán el encuentro, las jóvenes visitarán únicamente a quien tengan que entregarle el presente. “No habrá abrazos, solo nos veremos de lejos. Dejaremos nuestras cajitas en los jardines, al pie de las puertas o las ventanas. Y podremos llevar carteles, escribir cartas o entregarnos globos”.

La idea, explica, es recordar que este año las celebraciones fueron totalmente distintas a lo habitual. Por eso la cena será virtual, por Zoom. Eso sí, todas comerán lo mismo. Será una cena como tal, la comprarán en el mismo lugar y habrá música y vino. La diferencia será que cada una estará en su casa.

“Queremos recordar cómo fue tener una amistad y celebrar las fechas especiales pese a la pandemia. En estos meses nos hemos visto apenas dos veces y siempre en espacios abiertos. Extrañamos hacer cosas juntas. Pero ahora que otra vez la ciudad está en alerta, vale la pena ser más precavidos que nunca”, explica Alarcón.

Fiestas4_Quay

Multan a un ciudadano por reunir a 20 personas en su casa para ver un partido

Leer más

Mi grupo, de 50, es Amigas por Siempre. Nos conocimos en el colegio. En diciembre cada una ponía $ 60 y la velada era en un hotel 5 estrellas.

Cecilia Arreaga
​empresaria

Los grupos de amigos han estado pendientes de las decisiones del Municipio. En cuanto este permitió abrir los gimnasios, un grupo que practicó danzas españolas por Zoom en la cuarentena, empezó a hacerlo presencialmente, pero siempre usando mascarillas y en áreas amplias y abiertas, como terrazas, patios o piscinas, asegurándose así de mantener la distancia de dos metros.

“Somos amigas desde la infancia, de cuando empezamos a estudiar danzas españolas. Nos une el amor por el arte y cuando el encierro nos empezó a estresar decidimos volver a bailar”, cuenta María Alvarado, quien vive en la vía a Samborondón.

Van a reunirse en la primera quincena de diciembre y expresarán su arte, tocarán villancicos con castañuelas y harán danza española; pero unas de forma presencial y otras en línea. La idea es no generar aglomeraciones, agrega Alvarado.

fiesta virtual
Fiesta Virtual. Katuska Troncoso (cuadro inferior izq.) con doctores de Guayaquil.Cortesía

Los doctores, los llamados héroes en esta pandemia, también tienen planificado su encuentro, pero virtual. “Mis colegas en Guayaquil están agotados y están trabajando más de ocho horas por salvar vidas. Por eso organizo reuniones en línea, para animarnos, y en diciembre no será diferente”, comenta Katuska Troncoso, doctora y empresaria que vive en Estados Unidos. Visitará Guayaquil, pero igual la velada será vía Zoom. Por el arduo trabajo que tienen los médicos, cada quien cenará y beberá lo que tenga en ese momento. Así el tiempo, que es lo que más les falta, seguirá volcado a atender a los pacientes.

Sin embargo, la autoridad advierte que se permitirán las reuniones solo con los miembros que viven en la misma casa. Se pide no hacer fiestas con decenas o cientos de invitados externos. Si un vecino se queja o la cámara de vigilancia advierte de ello al 911, llegarán las autoridades para suspender el evento y se pondrá una multa al dueño de la vivienda, explica Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia del Municipio.

EL SECTOR DE EVENTOS TENDRÁ UNA NAVIDAD DE PÉRDIDAS

Para los organizadores de eventos, esta Navidad será de pérdidas. Las fiestas grandes están prohibidas. El COE cantonal permite el 30 % de aforo en hoteles y salones especializados para veladas.

Los empresarios señalan que están perdiendo miles de dólares. Por ejemplo, la dueña de Plaza Largentire Eventos, Stefany Plaza, relata a EXPRESO que el año pasado los ingresos en el negocio eran de más de $ 700.000. No hay eventos y por esto no ha podido dar trabajo a 50 personas que eran sus colaboradores en las fiestas de fin de semana.

Tenía tres locales y he cerrado dos que alquilaba. El único que tengo es el que está en Urdesa, porque lo adquirí el año pasado. Fui cumplida en pagar hasta marzo. Luego de ello no he tenido para pagar el hipotecario. Por la pandemia he dejado de ser una clienta triple A”, agrega Plaza.

MultaLos dueños de las casas pueden ser multados con uno a siete salarios básicos si permiten fiestas o reuniones sin medidas de bioseguridad, según Justicia y Vigilancia del Municipio.
FIESTAS

Guayaquil: 5 clausuras en el suburbio y sur de la ciudad

Leer más

La situación es difícil también para quienes ofrecen catering. Un ejemplo es Fer&Ker, el Manaba Gourmet, cuyos ingresos en 2019 fueron de 18.000 dólares y este año están lejos de llegar a ese monto, señala Lidia Tapia. Lo que gana por vender almuerzos es para medio mantenerse.

Tapia ofrecerá comida empacada, para este diciembre, para fiestas virtuales. Pero a la fecha no tiene aún pedido para las fiestas navideñas y del 31.

En esa misma línea Lorena Granda, que ofrece servicio de bufé y decoración, el año pasado tuvo ingresos de 70.000 dólares. Ahora los pedidos son escasos.

Necesitamos ayuda del Gobierno, banca y Municipio, ya no sabemos de dónde sacar el dinero para el sustento”, pide Xavier Zavala, director de la comunidad AsoPlanner, que congrega a unos cien prestadores de servicios para eventos en Guayaquil.