Guayaquil

“Hacer un corredor solo de bares no es lo ideal”

Según urbanistas, para reactivar la vida del centro es necesario diversificar el uso de suelo. Los dueños esperan recuperarse tras la clausura.

BARES CLAUSURADOS CENTRO
Lo locales retomaron sus actividades luego de cinco días de clausura.Miguel Canales León

Carolina Carrera reabrió su bar la noche del miércoles 8 de enero, luego de cinco días sin trabajar. De los 20 bares que fueron clausurados por el Municipio en el centro de Guayaquil, el de ella es uno de los que menos tiempo tienen funcionando en las calles Luis Urdaneta y Rumichaca.

BARES CLAUSURADOS CENTRO

Vecinos prefieren la bulla a la oscuridad y delitos en el centro de Guayaquil

Leer más

El acuerdo al que llegaron los propietarios de los locales, que fueron cerrados el 3 de enero pasado por estar situados en zonas no autorizadas para esas actividades, no dejó tranquila a Carolina. El motivo es que, según Xavier Narváez, director del departamento de Justicia y Vigilancia del cabildo, les darían prioridad para quedarse en el sector solo a los más antiguos.

La intención, de acuerdo con lo planificado por las autoridades municipales, es reubicar a este tipo de negocios en corredores o las actuales zonas autorizadas como la calle Córdova, la Rocafuerte, Panamá, Huancavilca, Gómez Rendón, entre Chimborazo y Villavicencio.

No obstante, expertos consultados por este Diario difieren de la planificación municipal, pues consideran que agrupar un mismo tipo de negocios en un solo lugar generaría un impacto negativo para la urbe.

La clausura de los bares y discotecas ubicados en las calles Rumichaca, Primero de Mayo, Quisquís, Luis Urdaneta, Luque, 6 de Marzo, Ximena, entre otras, aviva el debate y la propuesta de diferentes organizaciones para reactivar el centro de la ciudad, especialmente en las noches.

Bares del centro

Los bares deben readecuarse para permanecer en el centro

Leer más

Carlos Jiménez, arquitecto y urbanista, lamenta que Guayaquil sea una ciudad de corredores, que solo atraen a un solo tipo de población por sector.

“Hacer un corredor solo de bares no es lo ideal. Lo importante es siempre tener una mezcla de usos de suelos y esta variedad debe ser pensada para que haya gente durante todo el día”, explica.

Ejemplifica que en Guayaquil, sobre todo en el sector del centro, hay sitios donde están agrupados negocios de una sola índole, lo que hace que por las noches (a partir de las 19:00) estos luzcan desolados.

Jesús Saavedra, quien lideró un proyecto de repotenciación del centro de los estudiantes de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil, detalla que lo propuesto por ellos era justamente la diversidad de usos de suelos para recuperar esa zona y que haya una circulación constante.

“Nuestro proyecto no planteaba cerrar discotecas, sino ponerlas en sitios estratégicos. Hay que separarlas, redistribuirlas. También poner bares que brinden comida, teatros al aire libre, lugares culturales. Poner corredores solo para bares es perjudicial”, sostiene.

Estamos a la espera de una nueva propuesta. Estamos apelando para que nos dejen a todos los bares.

Carolina Carrera
​propietaria de un bar

Nelson Guim Bastidas, presidente del Comité Cívico Pro Centro de Guayaquil, indica que una de las propuestas que tenía esta organización para que más personas acudieran al centro era extender los horarios de los locales comerciales.

Según lo que varios propietarios de los bares y discotecas clausurados mencionaron, durante estos días esperan recuperar lo perdido tras el cierre. Ellos esperan una nueva reunión con las autoridades municipales, para definir las acciones a seguir luego de la firma del acta que los mantendría en el lugar.