Guayaquil

Coronavirus: Matrículas y pensiones, otra preocupación para las familias

Padres piden rebajas en el pago de estos rubros. Varios planteles privados ofrecen subsidios; otros lo están analizando

pension
El Liceo Panamericano es uno de los colegios que ofrece subsidio para el pago de matrículas y pensiones.Archivo / EXPRESO

El pago de matrículas y pensiones en las instituciones educativas particulares del régimen Costa, preocupa a los padres de familia, a menos de un mes de que se inicie el año lectivo 2020-2021, previsto para el 4 de mayo bajo la modalidad virtual. Mientras ellos piden que se rebaje el costo de este servicio, varios directivos de planteles están analizado el tema y otros ya han tomado una decisión al respecto.

Docente

Coronavirus: Unicef y Unesco piden estabilidad laboral para el docente ecuatoriano

Leer más

La preocupación se origina por la situación económica de muchas familias. Algunas se han visto afectadas por la disminución de sueldos, otras porque no reciben remuneraciones, o porque varias con negocios o con empresas afrontan graves problemas producto de la pandemia de COVID-19.

Los padres se han organizado en varios grupos para, a través de las redes sociales, pedir a los directivos de las instituciones educativas que rebajen estos rubros para que sus hijos puedan seguir educándose.

La realidad de cada colegio es distinta. Para unos la situación será más complicada que para otros. Cada institución puede hacer uso de convenios de pago para salir del paso.Patricia Ayala, 
​rectora del Liceo Panamericano
Martha Córdova

Martha Córdova: “A los planteles privados les preocupa quedarse sin alumnos”

Leer más

“Pedimos que a los padres de familia de todo el país se nos haga un descuento no menor al 25 % en las pensiones que debemos pagar durante el año lectivo y del 50 % en las matrículas, velando que esto no afecte los sueldos de los profesores y demás trabajadores de las instituciones educativas, para garantizar la calidad de la enseñanza”, señala una carta firmada por Lenín Duque Romero, a la que se han unido más de 300 representantes de varios planteles del ciclo Costa. Muchos de ellos todavía no han podido matricular a sus hijos por falta de dinero.

El pedido se basa en el hecho de que el sistema de educación para sus hijos va a cambiar en todo el país, debido a que no tendrán clases presenciales porque el aprendizaje se desarrollará por plataformas virtuales. “Esto evidencia que los colegios disminuirán sus costos fijos como consumo de agua, energía eléctrica, limpieza, seguridad interna, olimpiadas, ferias de ciencias, Día del Padre, Día de la Madre y otros que tenían”, explica la misiva.

Creemos que debemos ser conscientes con la realidad. Trataremos de reducir los costos operativos de la institución para ayudar al padre de familia. Lo estamos analizando.Guillermo Vásquez,
​director general de la Academia Naval Altamar
bachillerato internacional

Coronavirus: Bachillerato Internacional inicia clases el 23 de abril

Leer más

Ellos aseguran que están conscientes de su responsabilidad y saben que deben cumplir con el pago de las pensiones y matrículas de sus hijos. No obstante, manifiestan que en estos momentos la prioridad de las familias es la alimentación y la salud, sin que eso signifique que la educación de sus hijos no sea importante.

Algunos padres, como Rosa Guamán y Ricardo Becerra, ya piensan en trasladar a sus hijos a un colegio fiscal. “Yo pago 50 dólares mensuales de pensión, pero ahora no estoy en posibilidad de hacerlo; aunque si me hacen una rebaja haría un sacrificio para no cambiarlo, ya que la educación privada es mejor que la pública”, dice Guamán.

Si como padres no pueden acceder con el pago de una pensión, deben optar por validar otras opciones como el sistema fiscal, que brinda una educación totalmente gratuita.Érika Laínez, 
​directora general de la Unidad Educativa Thomas More

En cambio Becerra, quien es padres de dos estudiantes, lamenta que muchos directivos estén exigiendo el pago de pensiones. “Estamos viviendo una crisis de la que no sabemos cuándo vayamos a salir y me apena la poca solidaridad de muchos dueños de colegios ante esta situación”, menciona.

clases en la Costa

Coronavirus: Las clases en el ciclo Costa inician el 4 de mayo en modalidad virtual

Leer más

Fabián Andrade, otro padre de familia, también exhorta a los directivos de los colegios particulares a que no exijan la compra de listas de útiles escolares con alto costo. “Deberían utilizar los libros que distribuye el Municipio a varios colegios privados y que, por lo general, en su mayoría no son utilizados”.

El pedido de los padres ha sido escuchado por varios directivos de instituciones educativas particulares, quienes han decidido solidarizarse subsidiando el costo de pensiones y matrículas, o analizando algún mecanismo que pueda ayudar al representante a afrontar esta crisis, sin que tenga que cambiar a su hijo de plantel.

Uno de ellos es el Liceo Panamericano, que tiene como promotora a una red multinacional que ha permitido ofrecer a todos los estudiantes un subsidio del 50 % en el costo de la matrícula y un 20 % de rebaja en el pago de pensiones, en los primeros cuatro meses. A ello se suman los descuentos que pueden tener por ayuda económica, excelencia académica, excelencia deportiva, número de hermanos, por pronto pago o por convenios.

Patricia Ayala, rectora de la institución educativa que cuenta con 1.097 alumnos en sus dos campus (Centenario y Samborondón), reconoce que esa no es la realidad de todos los colegios, que deben cumplir con obligaciones contractuales con los profesores.

“Los colegios particulares se sostienen con el dinero de las matrículas y pensiones. Durante los meses de marzo y abril, los planteles del régimen Costa han tenido estos ingresos que ahora no existen. Además tienen una cartera vencida por mora de los padres, que se agravó desde octubre pasado cuando hubo la paralización de dos semanas”, remarca Ayala, para dejar clara la grave situación que también afrontan las instituciones educativas.

Guillermo Vásquez, rector de la Academia Naval Altamar, dice estar consciente de la realidad que viven muchas familias guayaquileñas. Por ello, indica que está analizando los mecanismos para reducir los costos operativos de la institución, con el fin de ayudar a los estudiantes. “Aunque es una situación complicada para nosotros, queremos ser solidarios y ayudar a que los niños no abandonen sus estudios”, recalca.

Rodolfo Chang, rector del Colegio Politécnico, informó que el tema está siendo analizado por la entidad.

Érika Laínez, directora general de la Unidad Educativa Thomas More, cree que es importante que el padre de familia se ponga en los zapatos de la institución, que en muchas ocasiones subsidia y ofrece alternativas de pagos. También cumple con el 5 % reglamentario en becas, llegando a tener o incluso sobrepasando carteras vencidas año a año de un 30 % que no se recuperan.

“Aplicar descuentos traería como consecuencia el tener que optar por disminución de personal, en este caso docentes que también necesitan de su sueldo para mantener a sus familias; y en casos extremos, de no llegar a completar cupos, al cierre total de la institución”, puntualiza.

DETALLE

En Ecuador hay más de 1'200.000 alumnos que se educan en 1.400 colegios privados y 1.000 centros infantiles. Hay cerca de 100.000 trabajadores.