Guayaquil

Coronavirus: Los hemofílicos, en riesgo de desangrarse y contraer el virus

Denuncian que Salud compró la medicina para 3 meses y no para un año. Los pacientes se han prestado fármacos para no morir. Autoridades no responden

medicina hemofilia
Medicina. Un paciente, si es niño, necesita inyectarse Factor VIII de 250 Unidades Internacionales tres veces a la semana y cada frasco cuesta unos 300 dólares.Cortesía

Las dosis de la medicina que controla la hemofilia de Jorge Luis Sánchez se terminó el jueves pasado. Desde el inicio de mayo él está llamando al hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Teodoro Maldonado Carbo, para que le den los remedios que eviten el sangrado; pero no hay.

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Ayer, mientras conversaba con EXPRESO, Jorge expresó que tenía dolor y sentía inflamadas sus articulaciones y ello por la enfermedad, ocurre cuando no se aplica el remedio.

En el caso del Ministerio de Salud han incumplido con el compromiso que tienen para adquirir las dosis del Factor VIII y Factor IX para todo el año, “y recién el miércoles de esta semana llegó una compra que va a alcanzar para tres meses”, según relató a este Diario Javier Córdova, presidente de la Fundación Hemofílica Ecuatoriana Nacional (Fundhec).

En el país hay 854 miembros, un 80 % se atiende en los hospitales del Ministerio de Salud.

Javier Córdova

Presidente Fundhec Nacional

La hemofilia es una enfermedad que afecta a la coagulación de la sangre, ya que se caracteriza por un defecto en alguno de los elementos, llamados factores, que se necesitan para que la sangre coagule.

Javier explicó que cada año en noviembre el Gobierno debe asignar el recurso para comprar la medicina para los 12 meses. “Pero llegó enero del 2020 y no estaba el dinero, entonces empezaron a racionar la entrega del medicamento”, advirtió.

Carmen Freire, presidenta de Fundhec de Guayaquil, manifestó que el desabastecimiento se dio primero en Quito y la solución que vio el Ministerio de Salud fue llevar los remedios de un lugar a otro; “en este caso de Guayaquil a Quito”.

En el hospital del IESS, Teodoro Maldonado Carbo, falta la medicina del Factor VIII.

Carmen Freire

Presidenta de Fundhec Guayaquil

Incluso, pacientes que tenían prestaron parte de sus dosis para evitar la muerte de uno de los miembros de la fundación.

“En plena cuarentena y cuando el hospital Teodoro Maldonado Carbo estaba lleno de pacientes del COVID-19, uno de los pacientes hemofílicos de Guayaquil empezó con sangrado en el estómago. Se lo llevó al IESS y no lo atendieron porque no había capacidad para atender a personas con otras enfermedades. Por la emergencia se lo llevó, con el riesgo de que se contagie de coronavirus. Ese día se fue a un segundo hospital y tampoco lo recibieron”.

Cita médica virtual

Coronavirus: El hospital Efrén Jurado abre la consulta virtual

Leer más

En el desespero, otros pacientes prestaron el medicamento y tras contactar a un doctor particular se le pudo salvar la vida a esta persona. Pero, en otros dos casos no hubo ese mismo éxito. Según Córdova, fallecieron dos niños, uno por falta de carro que lo lleve a un centro hospitalario y el otro, “por falta de la medicina”.

Cada día estoy llamando para preguntar si hay medicina, el jueves se me acabaron las dosis.

Jorge Luis Sánchez

Paciente de hemofilia de Guayaquil

La fundación ha enviado cartas a las autoridades desde abril, solicitando que no se ponga en riesgo su vida y que se compre la medicina para todo el año, tal como está establecido por norma desde hace siete años; pero, no han recibido respuesta.

EXPRESO solicitó la versión del Ministerio de Salud para que indique qué pasó y por qué no se ha adquirido la medicina para todo el año. Pero, hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.

Córdova precisó que ellos cuentan hasta con una medida cautelar para que el dinero designado para la medicina de ellos no se utilice en otras emergencias. Si se cortan, se pueden desangrar por tener dificultad de que se cicatrice la herida. La hemofilia es una enfermedad hereditaria, una de cada 10.000 personas en el mundo la padece.

paciente hemofilia
Hemofílico. Un paciente demuestra la manera en que se aplica la medicina en su hogar.Cortesía

La fundación señaló los lugares donde se ha dado el desabastecimiento del Factor VIII, durante la cuarentena: en el Eugenio Espejo y Baca Ortiz de Quito, y Regional de Ambato. Carmen destacó que la problemática ahora está en el Teodoro Maldonado Carbo; tal como lo demuestra la historia de Jorge, quien recibe el tratamiento por 42 años.

coronavirus-peru-pobreza-america-latina

OMS: El nuevo epicentro del coronavirus es América Latina, ya no China

Leer más

Por los casos de coronavirus el sistema de salud se volcó a atender solo a los pacientes del COVID-19. Muestra de ello son las anteriores publicaciones que hizo EXPRESO respecto a la falta de medicina para lupus y cáncer. En esos casos las autoridades indicaron que se los atendía por telemedicina y que se les llevaba la medicina a casa, por ser del grupo vulnerable. Pero, se está repitiendo la historia del desabastecimiento de remedios y ahora con los hemofílicos.