Guayaquil

Una familia clama por ayuda para hallar a la adulta mayor que murió en el hospital del Guasmo

Hace un mes la señora ingresó a ese centro hospitalario con tos y sin poder respirar, horas después murió y desde entonces no se sabe su paradero

abuela4
Diana Mendoza (blusa blanca) cuyo cuerpo todavía no ha podido ser hallado.Cortesía

Desde hace un mes Jaret Rodríguez, de 29 años, no puede conciliar el sueño. No solo son los síntomas del Coronavirus los que no la dejan dormir, sino además el dolor y la impotencia de no saber el paradero de su abuelita quien falleció la madrugada del 6 de abril en el hospital del Guasmo.

A partir de ese día el peregrinar de la familia de Diana Graciela Mendoza Jaramillo, de 72 años, por localizar su cuerpo y buscar una respuesta ha sido extenuante y llena de incertidumbre.

muertos hospital Guasmo

Coronavirus en Ecuador: "Están haciendo un negociado con los cadáveres"

Leer más

Mediante la red social Twitter, Jared y su esposo Antonio, le denunciaron el caso a Jorge Wated, quien dirige la Fuerza de Tarea encargada de la recolección de cadáveres en Guayaquil. El funcionario les respondió en otro tuit que estaban en proceso de identificar uno por uno los cuerpos.

Según relata Jaret, la adulta mayor empezó a toser y a manifestar los síntomas de una gripe muy fuerte. No podía respirar, se ahogaba. Sin pérdida de tiempo, su hijo Pedro Fray la trasladó al hospital del Guasmo, donde se encontró con la novedad de que no habían camas disponibles debido al elevado número de contagiados ingresados. No le quedó más que quedarse en la parte externa para acompañar a su madre quien permaneció en una silla mientras recibía oxígeno. La tomografìa arrojó que tenía el 80% de los pulmones comprometidos, por lo tanto no le dieron esperanzas de vida.

Estaban cobrando 100 dólares por buscar a los fallecidos. Enviamos una foto, pero nunca la encontraron

Jaret Rodríguez, nieta

Después de dos días, finalmente, en horas de la madrugada la señora fue ingresada a un pabellón del hospital. Debido a su grave estado le informaron al familiar que iban a intubarla. Pasaron 24 horas, cuando Pedro recibió la noticia de que su mamá había muerto. Al no haber podido estar junto a ella debido a la restricción de ingresar, la familia dice no tener seguridad, peor la garantía de que la hayan intubado o dado el tratamiento necesario.

abuela1
Jaret junto a la mujer que considera su segunda madre.Cortesía

"Simplemente le dijeron a mi tío que no aguantó y si no sacaba los papeles, no le daban el cadáver. El médico firmó el acta de defunción, pero no salió que había muerto por Covid-19, sino por insuficiencia respiratoria o muerte natural", aseguró Jaret, quien tanto ella como su esposoy varios familiares están contagiados. Desde hace un mes no ha parado de buscar mañana, tarde y noche el nombre de la persona a la que considera su segunda madre en el listado de la página web donde están registrados los fallecidos y el lugar de sepultura.

Ya con los documentos en regla vino otra petición, tener la caja y la bóveda de lo contrario tampoco entregarían el cuerpo. Compraron el féretro en 600 dólares y la bóveda en 700 en el Camposanto Parque de la paz El fortín.

El inicio de la pesadilla vendría cuando al ir a retirar el cadáver de la abuelita les indicaron que lo habían colocado en los contenedores frigoríficos que hacen la veces de morgue, ubicados en el exterior del centro hospitalario.

"Estaban cobrando 100 dólares por buscar a los fallecidos. Enviamos una foto, pero nunca la encontraron. No pusieron los nombres en las fundas y esa información me la dieron personas que estaban dentro del hospital. Cuando vi los videos entendí el por qué no entregan los cuerpos, hubo una desorganización terrible. Cómo saber si ya fue sepultada, cómo saber si en realidad es ella. Supongamos que en dos semanas aparece en el sistema su nombre y el lugar donde la enterraron y si no es? No se organizaron para nada. En el hospital del Guasmo es donde se extravió el mayor número de cuerpos", dijo con rabia la joven al recordar todo lo que su familia ha vivido al no poder darle cristiana sepultura a su ser querido.

Enfermeras

Coronavirus: El personal del hospital del Guasmo vuelve a "suplicar" por protección

Leer más
abuela3
La familia lleva un mes en la búsqueda del cadáver sin obtener respuesta alguna de las autoridades.Cortesía

La bóveda que compraron sigue vacía a la espera de que el cuerpo de Diana Mendoza sea localizado, mientras que la funeraria aceptó la devolución de la caja.

  • DATO

Los restos de 131 cuerpos en estado de descomposición, que aún no han podido ser identificados, permanecen dentro de tres contenedores frigoríficos en el hospital del Guasmo del Ministerio de Salud Pública. Ante esta situación la Fiscalía provincial del Guayas indague el cometimiento de varios delitos entre ellos la negligencia en el manejo de cuerpos por parte de funcionarios públicos y el incumplimiento de protocolos que derivó en la existencia de cuerpos cuya identidad es desconocida. Además se investigan otros dos contenedores que están entre los hospitales del IESS de Los Ceibos y Teodoro Maldonado Carbo.

Varios de los cuerpos que yacen en los contenedores del hospital del Guasmo fueron reconocidos por sus huellas dactilares. Para conocer la identidad de los 131 cuerpos, la Fiscalía por medio de la Policía Nacional de Ciencias Forenses aplicará un proceso antropológico por medio de las características físicas.