COVID-19: Dos nuevos cementerios, pero sin una ruta de acceso clara

  Guayaquil

COVID-19: Dos nuevos cementerios, pero sin una ruta de acceso clara

Aún se desconoce la capacidad de difuntos que se podrán enterrar.

cementerio
Inició la limpieza de terrenos en el camposanto del suburbio de Guayaquil.Freddy Rodríguez/EXPRESO

Tras las publicaciones de EXPRESO acerca del viacrucis que atraviesan decenas de familias en Guayaquil —la ciudad con más casos positivos de COVID-19 en la provincia— para sepultar a sus fallecidos, la alcaldesa Cynthia Viteri anunció el lunes la construcción de dos cementerios. Sobre estos se conoce dónde estarán ubicados, pero hay detalles en el aire.

CEMENTERIOS LLENOS jardinez 2

Coronavirus: Las filas por enterrar a un fallecido aumentan en los cementerios

Leer más

El primero será habilitado en el sector de la Casuarina, en el noroeste de la urbe, donde el 6 de abril de 2020 iniciaron los trabajos de desbrozado. El segundo es una ampliación del actual cementerio Ángela María Canalis, situado en el suburbio.

En las últimas dos semanas, como lo ha constatado este Diario, en el Ángela María Canalis, los familiares podían enterrar a sus difuntos solo a través de la exhumación; es decir, podían acceder a los nichos quienes ya tenían familiares reposando en estos.

“Traje estas fundas negras de basura para sacar en ellas a mi padre, quien murió hace más de siete años y ubicar el cuerpo de otro familiar en esa bóveda”, contó Viviana Macías, quien hacía la fila de más de 80 personas, a EXPRESO.

CEMENTERIO

Coronavirus: los familiares de los fallecidos pueden consultar en línea el lugar de entierro de los restos

Leer más

El cementerio del suburbio, como el resto de los camposantos de Guayaquil, permanece colapsado por la cantidad de solicitudes de entierro.

Según el funcionario Jorge Wated, quien lidera la fuerza de tarea de levantamiento de cadáveres, al día se sepultan 150 fallecidos en el cementerio Jardines de la Esperanza; 120 en Parque de la Paz y 120 en la Junta de Beneficencia. El promedio habitual, antes de la pandemia, era de 30 a 40 en cada uno.

cementerio
Ampliación del camposanto del batallón del suburbio de Guayaquil.Freddy Rodríguez/EXPRESO

Al clamor de los familiares y vecinos que buscan enterrar a sus seres queridos y conocidos, se suma el pedido de ayuda económica para que la adquisición de un espacio no sea un impedimento para una sepultura rápida. Y es que en Guayaquil hay ciudadanos que se han visto obligados a mantener en casa a sus familiares fallecidos hasta por cuatro días.

  • “Deben controlar que se cumpla la orden de que sea gratuito”

Cementerio

Testimonios del COVID-19: el silencioso dolor de no poder despedirse de la familia

Leer más

Los espacios anunciados por la Alcaldía suman entre ambos 12 hectáreas. EXPRESO consultó al Departamento de Comunicación del Municipio cuándo estarían disponibles los camposantos, cuál es la capacidad de estos y cómo los familiares de las personas fallecidas pueden acceder. Prometieron una respuesta que aún no llega.

Pese a que Viteri aseguró que tanto el terreno como la sepultura serán entregados de forma gratuita (para agilizar el proceso entre quienes más lo necesitan), varios ciudadanos se quejaron de que sí están cobrando cuando se solicita un espacio.

“Deben controlar que se cumpla la orden de que sea gratuito”, dijo a EXPRESO Orlando Sandoya, catedrático, quien vive en el sector de la Casuarina y teme que no se apliquen todas las medidas para evitar que el nuevo camposanto se convierta en foco infeccioso.

Con estas áreas ya son cuatro camposantos que inician su habilitación o funcionamiento en esta semana en Guayaquil.