Coronavirus: La cuarentena lleva a repensar el barrio

  Guayaquil

Coronavirus: La cuarentena lleva a repensar el barrio

El coronavirus deja una enseñanza urbana: Guayaquil debe ser más habitable. Expertos apuntan a lograrlo cambiando el concepto de ciudad

Coronavirus urbanismo
Transformación. Durante la cuarentena, los balcones fueron de gran ayuda para las familias. Fueron el nexo seguro y de diálogo entre los vecinos.CHRISTIAN VASCONEZ

El obligado y extenso confinamiento, derivado de la llegada del coronavirus, ha evidenciado cómo la falta de planificación de una ciudad vuelve aún más complicada la supervivencia. En Guayaquil, al menos, tener que recorrer kilómetros en busca de una farmacia o tienda; o vivir en áreas donde no había nada más que concreto, ha empujado a los ciudadanos a pensar en un nuevo concepto de ciudad y a los urbanistas a insistir en ese cambio integral que permita que el Puerto Principal sea más habitable.

felipe espinoza

“Usemos el río, y no para reemplazar un medio, sino para complementarlo”

Leer más

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

Hoy, tras casi 70 días de encierro en las casas y con la apertura a la ‘nueva normalidad’, tienen claro que el nuevo rostro de la ciudad debe girar en torno a un escenario más resiliente y responsable; que invite a redescubrir y repensar los barrios y a acabar con las vulnerabilidades urbanas.

A continuación, EXPRESO enumera algunas de las estrategias que se pueden poner en marcha en la ciudad para adaptarse a la era poscoronavirus.

Nuevos modelos de aceras y plazas

 Partiendo del distanciamiento social, que es la normativa base que se mantendrá vigente un largo tiempo, todos los conceptos de diseño urbano en la ciudad deben cambiar. A decir del planificador urbano, Luis Alfonso Saltos, las aceras son las primeras que deberán restaurarse, haciéndolas mucho más anchas.

Coronavirus urbanismo
Aceras. De hacerlas más anchas y priorizar al peatón, no solo se cumplirá con las normas de distanciamiento, sino que se invitará al residente a usarlas.CHRISTIAN VASCONEZ

Transformarlas, advierte, tendrá una serie de beneficios. El principal: se recuperará al barrio. Las personas se volcarán a ellas para trasladarse, pero también para realizar paseos, patinar, andar en patineta o hasta para darles nuevo uso. Entre ellos, que sirvan como puntos de encuentro.

Guayaquil necesitará más parques. Los que tenemos no serán suficientes. Nos urgen más pulmones y grandes para cumplir con el distanciamiento social.

Brick Reyes
arquitecto y docente
2

Guayaquil une el cáncer de piel y el déficit de sombra

Leer más

Algo similar se tendrá que aplicar con los espacios públicos. Y es que para evitar las aglomeraciones de personas en los malecones, plazas o parques centrales existentes, y a fin de que el ciudadano tenga opciones para distraerse, sin tener que recorrer grandes distancias; en los barrios -hace énfasis- será fundamental que se recuperen e implementen estos espacios. “Los que deberán estar correctamente equipados para atraer y garantizar la cobertura de necesidades”.

IdentidadPara los consultados, todos estos cambios permitirían recuperar el espacio público y retomar los paseos y actividades deportivas en la calzada y el entorno; lo que ayudará a los barrios a recuperar su identidad.

Crear supermanzanas

Este punto va ligado al anterior y va dirigido también a los vecindarios. Crear supermanzanas, es decir, células urbanas que cuenten con todos los servicios, y donde se establezca que la menor cantidad de autos y motos posibles se desplacen en el interior, dando preferencia al peatón, como pasa en Barcelona (España) y Medellín (Colombia), es otra de las necesidades urgentes.

Hoy más que nunca, advierte el arquitecto Esteban Barriga, los habitantes han visto lo necesario que resulta que un barrio tenga tiendas, las suficientes farmacias, hospitales, mercados y escuelas. Y espacios culturales y de ocio.

coronavirus urbanismo
En la transformación, los expertos sugieren tomar en cuenta los pequeños negocios de cada barrio, ya que fueron estos los que fomentaron el abastecimiento comercial, alimentario e industrial.CHRISTIAN VASCONEZ

El concepto, que dará la oportunidad “de redescubrir el entorno”, es sencillo de aplicar, piensa, al coincidir con Saltos, quien asegura que las ciudadelas la Alborada, Sauces, Guayacanes, Samanes, que son grandes e independientes, se asemejan ya a cómo deben ser estas miniciudades.

22

La academia plantea que Guayaquil vuelva a sus raíces

Leer más

En ellas la traba sigue siendo la dificultad de dar cabida a los medios alternativos de transportarse, concuerdan.

Movilidad alternativa

Si hay algo que ha dejado claro esta crisis sanitaria, es lo indispensable que resultan las ciclovías. Y aunque fue esta semana aprobada finalmente la ordenanza que regula el uso de la bicicleta y vehículos de micromovilidad, Barriga considera todavía un reto que, con el pasar de los días, esa necesidad de usar, por ejemplo, las bicicletas se mantenga.

Para los consultados, el Municipio de Guayaquil podría intervenir favorablemente en ese tema. “No bastarán los ciclopaseos. Si se trabajará en rutas y una nueva conectividad, lo ideal, piensan, es que se incentive que las personas pueden movilizarse en ella de la casa al trabajo y viceversa, hasta que adopten y se acostumbren a la idea. Así la ocupación del transporte público se reducirá o será utilizado únicamente, sentencia, para los trayectos más largos, al igual que los vehículos

Coronavirus urbanismo
Hecho. En la era del post coronavirus, la bicicleta será el medio de transporte ideal para desplazarse en la ciudad.CHRISTIAN VASCONEZ

Terrazas y balcones para las viviendas

edificio 1

Guayaquil aún tiene edificios dañados en el terremoto de 2016 por reparar

Leer más

Guayaquil necesita ser una ciudad más resiliente y para ello, asegura el docente de la Universidad de Guayaquil Brick Reyes, urbanista especializado en Impactos Ambientales, requiere hacer mejoras que estén relacionadas con la superficie de las viviendas y la incorporación de balcones y terrazas.

Para él, es necesario que en el Puerto Principal se limiten las construcciones de programas de viviendas con espacios mínimos que resultan insuficientes, pero esto conllevará cambios en las ordenanzas, explica. Reyes plantea que en el levantamiento de futuras viviendas se considere la construcción de patios delanteros y traseros, y de balcones o terrazas, que proporcionen comodidad e incluso permitan que se pueda hacer teletrabrajo. Así como también vínculos directos entre la vivienda y el espacio público y comunitario que faciliten su uso a las familias.

Los soportalesPara el urbanista Luis Alfonso Saltos, es vital mantenerlos, cuidarlos y hasta incorporarlos a las nuevas construcciones. Estos fueron de gran alivio para las familias que los tienen. “Hay que volver a pensar en la arquitectura tradicional de la Costa, nos serán de utilidad en el futuro”, piensa.
93

Receta urbanista para la ciudadela 9 de Octubre

Leer más

Implementación de Áreas verdes

Sobre este punto, el arquitecto Efraín Miranda hace énfasis en la necesidad de aumentarlas, a fin de aumentar la biodiversidad y la integración de la naturaleza.

Él apunta no solo a los grandes parques que, advierte, resultan escasos todavía en la ciudad, sino a las áreas verdes con mobiliario urbano incluido que deben sobresalir asimismo en los barrios hasta para volver más amigable el paisaje. Ejes de conexiones peatonales a los bordes urbanos, estructuras que den sombra, pérgolas, así como bancas que permitan tomar un respiro fuera de casa, deberán instarlarse para acoplarse a la nueva normalidad.

PlantasPara generar confort en las viviendas y el entorno,   Miranda propone que se siembren especies que visualmente transmitan calidez y generen sombra. “Hay que optar por las  que no destruyan el concreto, pero que generen oxígeno y sean agradables a la vista. Eso mejora hasta el ánimo de las personas”.