Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404

Guayaquil

Coronavirus: La hermandad espiritual como apoyo durante el luto por la pandemia

Por el COVID-19 han fallecido 872 testigos de Jehová a nivel internacional. Al funeral virtual se conectan cientos de miembros de la organización

apoyo
El apoyo espiritual brindado durante la pandemia del coronavirus anima a quienes han perdido a seres queridos en esta emergencia sanitaria,Cortesía

El amor de la hermandad espiritual se activa y se ve en acción en tiempos críticos, como en los días de la pandemia del coronavirus. “Los testigos de Jehová hemos hecho todo lo posible por obedecer las medidas preventivas y proteger nuestra salud durante esta crisis sanitaria, pero no somos inmunes a los efectos del COVID-19. Por desgracia, ya han perdido la vida 872 hermanos por culpa de este virus, pero la hermandad mundial ha reaccionado rápido para consolar y arropar a los que están sufriendo. Por encima de todo, confiamos en que Jehová siempre nos da su paz”, indica la organización de los testigos de Jehová en su espacio Prensa, en su página oficial, jw.org.

MINUTO A MINUTO / Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

María José Delgado, quien se dedica a llevar la información bíblica a las personas de habla quichua en las montañas de Ecuador, dice que los miembros de la agrupación se apoyados en estos momentos. Los padres de ella se enfermaron y murieron de coronavirus. Su madre, Fabiola de Delgado, quien tenía 56 años y su padre, Ricardo Delgado, quien tenía 60 años asistían a la congregación Praderas, de la ciudad Guayaquil.

María José y Darwin Moncada
María José Delgado de Moncada junto a su esposo Darwin Moncada durante el discurso bíblico en la recordación de la muerte de Jesús.Cortesía

En menos de una semana, María José los perdió a los dos. A la vez los hermanos carnales de María José también se enfermaron de COVID-19, pero ellos se recuperaron.

Al estar a cuatro horas del Puerto Principal el primer deseo que tuvo fue viajar, pero tras orar vieron que no era prudente hacerlo. María José explica: “Si hubiéramos ido para estar con ellos, habríamos puesto en peligro nuestra propia salud y la de otros”.

Los que han perdido a seres queridos en esta pandemia no están solos. La hermandad mundial los apoya y ora por ellos, resalta la organización religiosa.

Hannchen y Manfred Unnützer
Hannchen y Manfred Unnützer, testigos de Jehová de Italia.Cortesía

A los funerales virtuales se conectan hermanos de diferentes países. Hannchen Unnützer lo experimentó. Ella vive en Bolzano, en el norte de Italia, y perdió a su esposo Manfred; casi mil hermanos espirituales de distintos países se conectaron al funeral por videoconferencia, cuenta la organización.

En Ecuador hay 101.665 testigos de Jehová y en el mundo más de 8,5 millones. En el país mantienen cerrados los salones de reinos donde se reúnen 1.125 congregaciones, por la cuarentena que hay. Así mismo, por la pandemia, no van de casa en casa compartiendo el mensaje de la Biblia. Pero, siguen predicando desde casa a sus conocidos por llamadas de teléfono.

El grupo religioso dice que sus miembros se sienten arropados por la hermandad mundial durante la pandemia.