Guayaquil

Cinco razones por las que no se pasa la revisión vehicular

Pese al riesgo, usuarios insisten en circular con llantas lisas. En promedio, el 10 % de los automotores debe acudir a la inspección por segunda vez.

Revisión vehicular
Según el historial, en promedio el 10 % de los automotores no aprueba la primera revisión.Freddy Rodríguez / EXPRESO

Cuando se trata de seguridad en las vías, los neumáticos son uno de los componentes más importantes del vehículo. Sin embargo, es el principal motivo por el que cerca del 10 % de los automotores no aprueban la revisión técnica vehicular en Guayaquil, según la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

Revisión vehicular 2

La revisión vehicular cierra con 10.000 unidades menos

Leer más

Luis Torres, gerente de Gestión Vehicular, indica a Diario EXPRESOque las malas condiciones de las llantas también se evidencia en los operativos que despliegan dentro de la ciudad. “No se hace conciencia del riesgo al que se expone el conductor y la vida de otras personas”, enfatiza el funcionario.

A criterio de Angie Peñafiel, asesora de ventas de la distribuidora Andrés Borbor, hay desconocimiento en usuarios en el sentido de que los neumáticos son el principal eslabón del funcionamiento de un automotor. “El mal estado implica afectación en amortiguación y frenado”, explica.

Revisión vehicular
Usuarios acuden a la revisión con llantas sin labrado.Freddy Rodríguez / EXPRESO

De acuerdo con el historial de la ATM, los principales motivos para no aprobar la inspección técnica vehicular son los siguientes:

1. Llantas lisas.

El profundímetro digital es el principal ‘enemigo’ para quienes pretenden que les aprueben la revisión pese a los neumáticos lisos. El aparato determina las condiciones del labrado de la rueda. El perder el dibujo o la raya en la parte superior es una advertencia de que la llanta carecerá de adherencia a la superficie de la vía, lo que produce derrapes sin control, especialmente en áreas mojadas.

El tope de seguridad en el labrado es el indicador para un inmediato reemplazo del neumático, cuyo promedio de vida útil es de 80.000 kilómetros. Por seguridad en las vías, Peñafiel recomienda alinear, balancear y enllantar como máximo cada 10.000 kilómetros.

Revisión vehicular

La revisión vehicular finaliza a las 21:00 de hoy

Leer más

2. Fallas en las luces.

Los vehículos deben pasar por el luxómetro, aparato que mide simple y rápidamente la iluminación real y no subjetiva de un ambiente, en este caso en las vías. El electromecánico Roberto Guerra cita como ejemplo que la falta de alineación de los faros delanteros implica una deficiente visibilidad del conductor en las noches. “Ese descuido podría terminar en un accidente de tránsito, más aún si es en una carretera que carece de iluminación”, puntualiza.

3. Parabrisas rotos.

A pesar de que a simple vista se puede observar durante la revisión técnica, hay conductores que durante el proceso de revisión insisten en evadir el trizado en parabrisas, cubriéndolo con algún tipo de adhesivo o argumentando que “apenas se trata de una pequeña fisura que no afecta a nadie”. El mal estado del vidrio puede resultar peligroso en caso de un siniestro, debido a que su capacidad de resistencia no es igual. Lo más grave es el alto riesgo de que el vidrio estalle en el rostro y cuerpo del conductor y pasajeros, pues los trozos y esquirlas podrían ser mortales.

4. Frenos en mal estado.

pavimento

La repavimentación en la avenida Las Monjas concluye el 6 de enero

Leer más

Un fallo común detectado en el sistema de frenos de los vehículos en la revisión técnica es el desequilibrio de frenado en un determinado eje, es decir que los neumáticos no frenan al mismo tiempo. Jorge Menoscal, mecánico desde hace una década, explica que aquello ocurre principalmente en los frenos de tambor. Para evitar este inconveniente recomienda el mantenimiento correctivo del sistema de frenos. Aquello implica reemplazar las pastillas y zapatas, así como verificar los pistones y el líquido de frenos.

5. Amortiguación.

El descuido en la suspensión del carro es otro descuido detectado en la inspección técnica. El banco de suspensión identifica las falencias en los amortiguadores, piezas que están entre el chasís y las llantas del vehículo. Menoscal remarca que los amortiguadores son fundamentales en la seguridad activa del automotor, pues protegen de golpes, impactos y vibraciones.