Guayaquil

La ciclovía se interrumpe en la avenida Barcelona, para la que piden iluminación

El Municipio no especifica qué trabajos realiza en esa zona todavía. Hace poco se plantaron árboles.

Aspecto. Se removió el concreto y se cavó una especie de agujero.
Aspecto. Se removió el concreto y se cavó una especie de agujero.Blanca Moncada / EXPRESO

La primera fase del proyecto ciclorruta comprende 15 kilómetros. Recorre la avenida Ismael Pérez Pazmiño, la 10 de Agosto, Chimborazo y Junín, por el lado del centro y la avenida Barcelona en el norte, donde hoy, de forma abrupta y sin que se informe, presenta dos bloqueos de una aparente obra inconclusa.

CICLOVIA (33302099)

Guayaquil: Las ciclovías nacen con defectos

Leer más

Así lo confirmó este Diario en un recorrido, luego de que varios ciclistas denuncien.

En toda la ciclovía mencionada, el Municipio invirtió más de $ 346 mil, pero aún no se sabe cuánto costará ni qué se hace en el tramo de la avenida Barcelona hoy interrumpido, y que fue adecuado para ciclistas en una obra ya existente en la administración anterior.

En días pasados, el Municipio envió un comunicado en el que informó que un tramo de la primera ciclorruta urbana de Guayaquil cuenta con 20 nuevos guayacanes negros, como parte del proyecto de arborización de la ciudad.

Este trabajo, sin embargo, tiene tubos tipo cañería de agua potable. Se ha roto el concreto y se interrumpe el avance de los ciclistas que transitan.

CICLISTAS GUAYAQUIL

Manual para no matar a un ciclista

Leer más

Este Diario consultó al Municipio al respecto y se especificó que las respuestas están siendo elaboradas.

Luis Riera, un ciclista que frecuenta esa ruta a Diario, explica que es contraproducente que se interrumpa con una obra el tramo, porque la zona es conocida por su alto índice de inseguridad. De hecho, es aquí donde se viralizó el video del robo a un periodista, durante una cobertura.

“Ni siquiera hay buena iluminación y como está la estructura colocada, el ciclista se ve obligado a bajarse del vehículo ligero y avanzar, pero a veces hay sospechosos”, cuenta.

De esa zona, a la altura de Bellavista, hay quejas de quienes viven en la principal, que tenían autos y ahora no pueden estacionarlos. Piden opciones para sus vehículos, cercanas a sus domicilios.