Casa desplomada: “El Cabildo se ha encargado de sepultar nuestra historia”

  Guayaquil

Casa desplomada: “El Cabildo se ha encargado de sepultar nuestra historia”

El derrumbe de la fachada de una casa patrimonial levanta las críticas ante la falta de cuidados. Los guayaquileños reclaman al Municipio proteger su identidad

Casa Patrimonial de 9 de Octubr4e
La residencia. Está ubicada en pleno corazón de la ciudad, en las calles 9 de Octubre y Escobedo. Se derrumbó pasadas las 03:00.Álex Lima

Gustavo Salcedo nunca antes se había detenido a ver qué tipo de vivienda se levantaba en la esquina de las calles 9 de Octubre y Escobedo, cuya fachada la madrugada del 12 de abril se desplomó. Salcedo sabía que era un bien “antiguo, emblemático”, pero ante “la falta de amor hacia la historia de Guayaquil por parte del Cabildo”, no se había preocupado por ver los detalles del bien que, lamenta, ahora se ha perdido.

Antecedentes. El pasado arquitectónico va desapareciendo de a poco. Mucho tuvieron que ver los incendios que golpearon la urbe hace años.

Diagnostico: quince inmuebles patrimoniales estan en peligro

Leer más

“Por jamás dar importancia a las edificaciones que se levantan en la zona donde nació Guayaquil; por la Municipalidad no tener civismo, ni promoverlo; por la alcaldesa no priorizar obras ni rescatar la identidad de la ciudad... el Guayaquil de ayer ha quedado sepultado. Hoy, que veo nada más que tablas sobre tablas y paredes rotas, me he enterado de que esta vivienda data de 1918. Hoy he visto sus detalles tallados, que son un tesoro. Recién hoy y me arrepiento”, reconoció Salcedo, de 21 años, quien llegó al lugar para fotografiar aquel espacio esquinero de tres plantas de color melón, que tras lo ocurrido dejó al descubierto incluso las lámparas y anaqueles de madera que lo integraban.

Casa Patrimonial de 9 de Octubr4e
Desde la vereda los ciudadanos podían ver los anaqueles e implementos que se encontraban al interior de la vivienda.JUAN FAUSTOS

La vivienda de construcción mixta, en la que hasta el pasado lunes funcionaba (en el segundo piso) el Consulado de Mónaco, no estaba abandonada y recibía mantenimiento, a decir de Javier Tola, propietario del inmueble, catalogado como patrimonial. Tenía fisuras en el enlucido, admite, pero nada que diera luces de que pudiera derrumbarse.

“La casa la construyó mi bisabuelo, Alejandro Tola Pareja, el mismo año que se levantó la Columna de los Próceres, y estaba operativa en su totalidad. Nosotros le dábamos mantenimiento interno, reemplazamos paredes, cambiamos las instalaciones eléctricas, tenía todos los servicios”, precisó, al exhortar al Cabildo a que la reconstruya, “por ser el legado arquitectónico que la ciudad merece mantener”.


Exhorto al Municipio, a las autoridades, a que reconstruyan este lugar porque es parte de la historia de Guayaquil. Exhorto a que no la derrumben, a que no dejen perder la historia.

Javier Tola,
dueño del inmueble
Su nombre la ‘Casa del Cacao’ se debe a que hasta allí llegaban los cacaoteros con sus sacos rebosantes de la ‘pepa de oro’ a vender su producto. En agosto pasado, perdió una de sus columnas y su origen se remonta a finales de la primera mitad del siglo X

Cultura: La Casa del Cacao sufrio sabotaje

Leer más

Sobre el mantenimiento que se le ha dado al inmueble, que entre otros factores se desplomó por la vetustez, el Cabildo a través de un comunicado precisó que es de propiedad privada y que había sido inspeccionado por autoridades municipales, que exhortaron a sus propietarios a efectuar trabajos emergentes.

Que el Municipio está impedido por ley de realizar trabajos en bienes particulares, y que para ello sería necesaria una expropiación, lo que eleva las inversiones, dijo. Y que además el Gobierno Nacional no ha transferido los recursos para la conservación de los edificios de este tipo, que son alrededor de 500, “incumpliendo así con lo que establece la Constitución”, agregó.

Pero para la ciudadanía, lo explicado responde nada más que a excusas.

“Si fuera todo cierto, o si al menos a la Alcaldía le preocupara en realidad el destino de estos lugares, haría bulla, demandaría atención, exigiría explicaciones, defendería su territorio; pero no, nunca lo hace”, se quejó Daniel Mora, de 67 años, quien considera que con el deterioro de esta infraestructura, el centro histórico queda todavía más en el abandono.

Casa Patrimonial de 9 de Octubr4e
Habitantes de diferentes sectores de la ciudad llegaron ayer al lugar para ser testigos del daño generado.JUAN FAUSTOS

Óscar Tamayo y Jorge Sánchez, ambos guayaquileños, cuestionan el hecho de que aún no exista una ordenanza que proteja estos bienes. “No me cabe en la cabeza que la alcaldesa Cynthia Viteri y todos sus concejales no se preocupen más por estos tesoros. En el extranjero son un imán al turismo. Son tan importantes como quienes defendieron nuestra tierra y nos hicieron libres. ¿Por qué acá sobra el quemeimportismo?”, sentenció Tamayo, quien veía con nostalgia el montículo de tierra que al pie del inmueble se iba formando.

Respecto a este tema, ayer el concejal Héctor Vanegas recordó (como lo dijo ya hace unas semanas a EXPRESO) que hace dos años propuso a Viteri y al Concejo Cantonal crear una dirección de Patrimonio Cultural, similar a la que existe en Quito o Cuenca, pero no fue escuchado.

“Este es el segundo o tercer edificio que se cae y sucede porque nadie, absolutamente nadie, se ha preocupado de atenderlos. Bienes como estos ya no existen en todo el Puerto Principal. Lo que estamos viendo es un atentado. Esos 500 bienes de los que se habla es lo que suponemos, pues no hay un censo real elaborado por la Municipalidad”, resaltó.

El derrumbe de esta obra de arte es una alerta de lo que puede pasar con los otros tesoros que tenemos en la ciudad y están en riesgo. Municipio, autoridades, pongan empeño por favor.

Jorge Sánchez,
habitante de la ciudadela Los Girasoles
Rodolfo Baquerizo

“El Municipio obliga al barrio a comer polvo por tiempo ilimitado”

Leer más

Basado en el artículo 144 del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), el urbanista Luis Alfonso Saltos señaló al Cabildo como el responsable de lo sucedido. “El artículo establece que los GAD municipales deben formular, aprobar, ejecutar y evaluar los planes, programas y proyectos destinados a la preservación, mantenimiento y difusión del patrimonio arquitectónico, cultural y natural de su circunscripción. Es una pena que otro edificio termine afectado. La historia urbana de Guayaquil siempre se ha visto manchada por la pérdida de su arquitectura patrimonial. La Casa Andretta; la Casa del Cacao, donde misteriosamente se ‘cayó’ una columna; y la piscina 4 Mosqueteros son apenas unos ejemplos”.

Hasta el cierre de esta edición, continuaban cerradas las calles aledañas al área donde se levanta la residencia, de la que no se confirma aún si será demolida o reparada. Hasta que se retiren los escombros, el panorama será el mismo, adelantaron las autoridades.

Me da tanta pena ver cómo esta edificación patrimonial, tan nuestra, se ha derrumbado. Esto es historia, antes de yo nacer ya existía. No sé cómo al Cabildo no le da pena perderla.

Sally García,
guayaquileña

  • El desplome

A decir de los bomberos, se dio a las 03:22 de ayer, pero unos minutos antes, a las 02:47, recibieron la alerta de que estaban cayendo ya pequeños escombros.

  • Tráfico

Debido a que las calles aledañas a la vivienda se cerraron para retirar el material, se reportaron atascos en casi todo el casco central; pese a que hubo agentes de tránsito en el área.

Consecuencias

No se reportan heridos ni víctimas mortales. Un carro escalera y personal del BCBG custodiaron la edificación; y las calles aledañas al inmueble se encuentran cerradas para así evitar percances.