Guayaquil

En la bahía piden solución a caída de agua

En la calle Villamil hay líquido de aires acondicionados del IESS

Bahia
Humedad. En el sitio, el piso permanece constantemente mojado.Gelitza Robles

Telmo Urgilés teme que en cualquier momento alguna persona que circule frente a su local se resbale con el piso húmedo y caiga sobre el lodazal formado por pisadas. Así permanece la calle Villamil y Alberto Reina, del sector de la bahía.

Nichos Guayaquil

Los nichos de un cementerio sufren los estragos de la lluvia

Leer más

El comerciante está entusiasmado por los trabajos de mantenimiento y cambio del techado que se realiza en la zona desde diciembre pasado, pero teme que la caída constante de agua que hay en esa calle dañe esta obra.

Bahia 2
Hecho. Los comerciantes solicitan que se coloque un techado en el sitio para evitar futuras inundaciones en el lugar.Gelitza Robles

Detalla que el problema es una instalación incorrecta del sistema de desfogue del líquido que sale de los aires acondicionados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Sugiere a la Fundación Guayaquil Siglo XXI, encargada de los trabajos de regeneración, solucionar el problema de los acondicionadores de aire antes de colocar el techo.

José Ramírez, también comerciante de la zona, cree que además de esa obra es urgente para el sector que se preste atención al sistema de alcantarillado. “Poco sirve que estemos protegidos desde arriba, si cuando llueve fuerte nos inundamos”, comentó.

lluvia

“La acumulación de agua fue porque la basura tapó los sumideros”

Leer más

La semana pasada, a través de las redes sociales, los usuarios lamentaron el estado en el que queda también el lugar cada que cae un aguacero. Más de uno hizo un llamado a que las autoridades los tomen en cuenta.

"La había es uno de los sitios de referencia del Puerto Principal, viene aquí el que tiene más y menos dinero. Hay opción para todos. La bahía tiene color. Es indispensable por lo tanto que su estado ser bueno, tanto en verano como en invierno. Es necesario para los que trabajamos y el turista", advirtió Wilson Jácome, comerciante.