Guayaquil

El arte y la tecnología se unen para sobrellevar la cuarentena

Cantantes guayaquileños usan sus redes sociales para entretener a las familias con su música.  Los oyentes afirman que les reduce el estrés.

Joe Cortez
Joe Cortez, conocido en el mundo artístico como el Gigante de la Salsa.Cortesía

Son las 21:00 y Joe Cortez, quien vive en la ciudadela Mucho Lote 1, en el norte de Guayaquil, asoma la vista por la rejilla de la ventana. Hay silencio total fuera de su casa. Ya terminó de cenar y su jornada diaria de teletrabajo. Está agotado y le place dormir. Pero en lugar de buscar la pijama, acomoda la cámara de su computadora a un costado de la sala, prepara la voz, ensaya, toma el micrófono y enciende el Facebook Live. Decenas de personas lo esperan.

Familias en cuarentena 2

En cuarentena, pero felices y con la familia más unida

Leer más

“Bienvenidos a una noche más a este concierto desde casa”, expresa con una sonrisa ante los internautas. Los pedidos de temas salseros, baladas y hasta boleros empiezan a llover. Cortez, usando su equipo de sonido, arranca el show con la melodía ‘Sobreviviendo’ del cantante Víctor Heredia. No solo canta, también es portavoz del mensaje ‘Quédate en casa’.

Este visitador médico de profesión tiene, con los conciertos, como único objetivo entretener a sus vecinos y amigos que, como él y su familia, permanecen tras las cuatro paredes de sus casas, por la emergencia sanitaria del coronavirus.

“Entiendo el pesar que estamos pasando al estar encerrados en esta cuarentena y lo que quiero es desenfocar a las familias del problema y divertirlas al menos una hora con esta interacción. Es un compromiso social que tengo”, le cuenta a EXPRESO el artista, conocido como el Gigante de la Salsa.

La iniciativa sigue la línea de la tendencia mundial que iniciaron artistas como Alejandro Sanz y Juanes, y a las que se han ido sumando en Ecuador, otros cantantes como AU-D, Pamela Cortés y Sergio Sacoto, con el objetivo de ayudar a sus oyentes a reducir el estrés y el temor que puedan estar sintiendo.

En el caso de Cortez, quien constantemente es contratado para cantar en bares, discotecas, conciertos y diversos eventos, lo logra. Y a cambio, recibe decenas de comentario de gratitud.

angelina-jolie-daughters-hospital-t

Angelina Jolie dona un millón de dólares para luchar contra el coronavirus

Leer más

Gracias por entretenernos, estamos con toda la familia disfrutando de este concierto, nos cambiaste el ánimo”, dice Adrián Escobar, quien lo ve desde la ciudadela Samanes y confirma a este Diario que no se ha perdido ni un solo concierto lanzado en vivo en las redes. Todos en casa se acomodan en el sillón de la sala para corear y aplaudir los shows, cuenta.

Para Escobar, este tipo de acciones son una salida efectiva para combatir además el aburrimiento. “Es una forma de llevar con agrado y en paz la cuarentena. Mi esposa e hijos disfrutamos de la música y al ver este concierto la pasamos bien en familia”, detalla.

Aunque fue uno de los primeros en brindar teleconciertos apenas arrancó la cuarentena, Joe no es el único. En Guayaquil, más de 10 intérpretes populares se han unido a este noble y divertido ejercicio. Adolfo Olivares, conocido también como el Ciclón de la Salsa y dueño de un restaurante-bar, desde su residencia en la ciudadela Alborada es otro de ellos.

Adolfo Olivares
Adolfo Olivares, el Ciclón de la Salsa, es otro de los artistas que realiza teleconciertos.cortesía

“No ha sido fácil, porque he estado un poco delicado de salud, con gripe (no es coronavirus, afirma), pero igual he querido aportar para alegrar la vida de otras personas y eso me ha hecho también feliz”, narra.

Él da sus conciertos antes del anochecer e intenta que todo sea igual como si estuviera en una plataforma. “Mi esposa me ayuda. Ponemos juegos de luces, usamos los equipos, me ubico cerca de una pintura que tengo en casa, donde hay un hombre con una guitarra, para sentirme más en ambiente musical. Y una hora antes de la presentación dejo organizado el sonido”, explica.

CORONAVIRUS BRIGADA PATRIA

Fuerzas Armadas investigan autenticidad de videos de maltratos

Leer más

Él incluso interpreta temas como ‘Todopoderoso’ del recordado Héctor Lavoe, para mantener la esperanza de que la pandemia acabará pronto.

Y como motivadora de las familias, pero también de las mujeres, otra de las artistas que se han unido a la tendencia es Nairuviz Gómez, conocida solo como Nairú, quien lo hace desde su casa en Los Esteros, en el sur de la ciudad.

“Cántanos ‘Antología’ de Shakira, todo el barrio te está viendo”, le comenta una de sus vecinas y televidentes.

“La gente me pregunta que a qué hora hago los conciertos, me esperan y sugieren temas. Es una forma de mantenernos unidos y disfrutar de este difícil momento. Hace tiempo no andaba en las redes y ahora veo lo tan importante que son para ayudarnos entre nosotros”, piensa.

Nairú
Nairú, oriunda de Venezuela y radicada en Guayaquil también le canta a las familias en cuarentena.Cortesía

Así, cada vez se suman más artistas e incluso aficionados a la música que intentan mejorar el día de sus amigos más cercanos, quienes se conectan para no perderse las presentaciones que hasta hace pocas semanas eran solo parte de sus reuniones en casa.

Sobre estas acciones, la psicóloga clínica Mónica Llanos anima a que se las siga replicando. “La música es una terapia para reducir el estrés. Los teleconciertos, por lo tanto, aportan favorablemente al estado de ánimo de las personas, en especial de aquellas que no realizan teletrabajos y necesitan de ayudas como estas para entretenerse”.

Estos conciertos son distractores favorables que suben además las defensas, agrega, al recomendar también ver películas y series con mensajes positivos y comedias. “Esto los calmará y evitará sugestionarse”.