Guayaquil

Alcalde de Durán: “Procarsa debe pagar lo que gastamos para apagar el incendio”

El flagelo de Durán al fin está controlado. Dalton Narváez, alcalde de ese cantón, indicó que hace meses hubo un pequeño incendio que debió servir de alarma

Incendio
El incendio en Durán ha sido apagado por más de 500 bomberos que participaron.Jimmy Negrete/EXPRESO

El incendio en la fabrica cartonera Procarsa que inició en el cantón Durán, ya está controlado. Los bomberos continúan en esa industria, situada en el kilómetro 6.5 de la vía Durán-Tambo, realizando trabajos de enfriamiento y remoción de escombros.

Daltón Narváez, alcalde de esa ciudad le indicó a EXPRESO que hasta hoy 5 de noviembre, mientras trabajen los bomberos, el servicio eléctrico está suspendido en esa fábrica y en otra aledaña. Mañana 6 de noviembre el servicio se reactivará.

“El lugar está monitoreado. Ahora lo que hay es polvo y ceniza que están removiendo y llevando al relleno sanitario”, detalló Narváez.

Janeth Maenza muestra su tanque de agua derretido por el calor. Su casa está a seis metros del incendio.

Durán: Tanques de agua y medidores derretidos en Brisas de Santay

Leer más

El burgomaestre además le indicó a este medio que el Municipio emitirá una nota de débito para que la empresa Procarsa le devuelva el dinero de todo lo que el cabildo tuvo que gastar para apagar el fuego que inició la noche del lunes 2 de noviembre y que fue apagado la mañana de este 5 de noviembre, gracias al trabajo de más de 500 bomberos.

“Ellos tiene que pagar todo lo que se ha invertido. Gastamos en herramientas de bomberos, maquinarias, agua y otros materiales”, detalla.

El pedido de la devolución del dinero invertido para apagar el flagelo, lo hará, dijo Narváez, porque a la empresa Procarsa se le exigió que cumpliera con los parámetros a seguir para evitar accidentes laborales como incendios. Asegura, el alcalde, que hace varios meses un pequeño incendio, que no transcendió, se dio en otro punto de la misma fábrica. Fue ahí cuando se le advirtió a la empresa de que algo peor podría suceder y que tomará las medidas de precaución para evitarlo.

“Fue un incendio que se pudo evitar, porque hubo este antecedente, y no se evitó”, concluye.