Agentes retiran a vendedores informales de los alrededores de dos hospitales

  Guayaquil

Agentes retiran a vendedores informales de los alrededores de dos hospitales

Hubo otros operativos en la Atarazana y la ciudadela la Alborada. Ciudadanos hacen un llamado a que se recorran también otros barrios

OPERATIVOS AGENTES METROPOLITANOS
Solca. En los exteriores de este centro hospitalarios, decenas de vendedores fueron retirados del sitio para evitar aglomeraciones.Cortesía

Tras las quejas de los habitantes del sector e incluso de algunos pacientes, este 2 de septiembre fueron retirados de los alrededores de los hospitales de la Mujer Alfredo G. Paulson, de Niños Roberto Gilbert y de Solca, en la ciudadela la Atarazana; decenas de vendedores informales que se habían instalado en el lugar, desde hace varias semanas.  

Explosivo la Alborada

La Policía investiga si lo que explotó en la Alborada fue una bomba

Leer más

La acción la realizaron agentes del Control Metropolitano de Guayaquil (Cuacme), quienes -según informa la institución en un comunicado- realizan los operativos para evitar la aglomeración de personas en la vía pública  y posibles focos de contagio de coronavirus. 

“Estamos haciendo esos operativos porque en los últimos días se presentó la acumulación y aglomeración de vendedores informales en ese sector. Estamos ejerciendo mucha presión en el casco comercial, en la zona de la avenida Olmedo”, dijo el capitán Jaime Dávalos, director del Cuacme.

Estos operativos deben continuar y fortalecerse. Yo me movilizo en bus y, a diario, veo como esta la ciudad. Repleta de gente aglomerada, y no necesariamente vendedores. Son grupos de amigos y familia, que no respeta la distancia, comparte bebidas y vasos, no usa mascarilla. Guayaquil se ha relajado.

Susan Àvila,
​residente de Sauces 5

Para Sabrina Gallegos, quien habita en esta ciudadela, es necesario que los agentes mantengan los operativos y no solo en los exteriores de los hospitales donde, advierte, ha sido evidente que no cumple con la norma del distanciamiento social, sino en los parques del vecindario. "En la mayoría, desde hace casi un mes, se reúnen los chamberos, consumidores de drogas e incluso los mismos residentes. No entiendo por qué no toman en serio las medidas. Dicen que solo en los sectores populares se ven las aglomeraciones y es mentira. Están en todos lados. El riesgo sigue", aseguró.  

En todas las etapas de Sauces y la Alborada hay aglomeraciones. Si quieren dispersar a las personas, se necesita controles permanentes, diarios. Solo así habrá cambios, aunque reconozco que es lamentable que solo con sanciones o la presencia de la autoridad la gente haga caso.

Sonia Amador,
​habitante de la novena etapa de la Alborada
CLAUSURA LOCALES 6

Sesenta y tres establecimientos fueron clausurados en Guayaquil durante el feriado

Leer más

Este miércoles además hubo otro operativo en la ciudadela la Alborada, desde el centro comercial Albocentro 5 hasta Plaza Mayor, donde el escenario es el mismo.

"Todos los días hay gente vendiendo de todo y gente, muchísima gente, reunida viendo o comprando. No estoy en contra de que trabajen, la gente no tiene que comer, es verdad. Sin embargo se debe analizar otra manera de hacerlo. Hay enormes grupos de personas en estos centros comerciales todos los días y mañana. Hay que manetener los controles", dijo al respecto el residente Jahir Cajún, residente de la cuarta etapa. 

A decir de Donoso, este tipo de controles se mantendrán y extenderán por otros puntos de la ciudad. 

DETENCIÓN

Cinco conductores detenidos deja como resultado un operativo en Milagro

Leer más

Habitantes de la ciudadela Martha de Roldós hacen un llamado a que los agentes recorran el vecindario. "Cada vez hay más gente vendiendo en las calles, incluso sobre toldas. Nadie quiere enfermarse. Pero si hablan de que todo cambio, este forma de vender también debe tomar otro rumbo. Al menos de forma temporal", señaló Amanda Velasquez, residente.