Guayaquil

Con un adecuado control, el retorno a las aulas es seguro

Cerca de 4.000 niños de 77 planteles van a clases de forma semipresencial. Expertos dicen que la clave está en cumplir con las normas de bioseguridad

Clases en  casa
En Guayaquil, las clases seguirán desde casa, den medio de la angustia de cientos de niños que buscan las formas de ganar el año.JIMMY NEGRETE / Expreso

En medio del beneplácito, pero también entre temores de algunos padres de familia, cerca de 4.000 estudiantes de 77 planteles educativos del país retornan este 2 de marzo a clases semipresenciales, de manera opcional y voluntaria.

Escuelas improvisadas

Escuelas presenciales, pero improvisadas

Leer más

El domingo pasado, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional dio el visto bueno a aquellos planteles de la zona rural que presentaron planes piloto. Estos colegios están ubicados en la región Sierra y Amazonía, donde el año lectivo termina en junio.

Los directivos se han responsabilizado de la señalética, la infraestructura sanitaria, de capacitar a las familias, de establecer cómo es el flujo de asistencia, el ingreso y la salida para precautelar la salud de los estudiantes. Toda esta logística está señalada en los Planes Institucionales de Continuidad Educativa (PICE) que fueron aprobados por el Ministerio de Educación y tomados en cuenta por el COE nacional para el visto bueno definitivo.

La reapertura de los establecimientos, que han estado cerrados desde marzo del 2020 por la pandemia de COVID-19, ha sido un pedido constante de muchos padres de familias que han visto a sus hijos deprimidos durante un año de aislamiento; por profesionales, que aseguran que los niños deben socializar para un desarrollo adecuado; y por organismos como la Unesco y Unicef, que han advertido sobre el riesgo de que más menores abandonen la escuela si continúan estudiando desde casa, sin los implementos necesarios.

El representante de Unicef en Ecuador, Joaquín González-Alemán, durante una entrevista con Efe hoy en Qui

Unicef: Tenemos todavía muchísimas escuelas que abrir en Ecuador

Leer más

Sin embargo, hay representantes que aún tienen recelos de enviar a sus hijos a clases, por el temor de que puedan contagiarse.

El pediatra David Rosero asegura que cuando las cosas se hacen bien no hay por qué tener temor. Para eso, dice, lo primero es reforzar la educación sobre medidas de bioseguridad tanto en la escuela como en casa. “Pese a que ahora se ve a más niños contagiados, no son los que más se complican”, recalca, pero recomienda que tengan sus vacunas al día, acudan a controles con sus médicos y que se actúe rápidamente si se contagian.

El infectólogo César Navarrete señala que para un retorno a clases presenciales seguro, serán necesarias medidas muy estrictas que dependerán directamente de la inversión para garantizarlas. “Aulas adecuadas, lavamanos, vías separadas de entrada y salida, clases al aire libre o en salones donde las bancas guarden el distanciamiento recomendado, pero sin encender el aire acondicionado”, anota el profesional, al destacar que con una adecuada capacitación, los niños podrán responder al cumplimiento de medidas de bioseguridad, en algunos casos mejor que los adultos.

Emma Marún Zamora

Emma Marún: “No imagino cómo aquí pretenden implantar una enseñanza híbrida”

Leer más

MEDIDAS

  • Para el retorno se debe tomar en cuenta la situación sanitaria de la escuela, la señalética de distanciamiento físico, prácticas de higiene, jornadas y aforo de cada institución educativa, así como protocolos para los espacios fuera del aula.
  • En el país hay 4’374.799 niños que se educan en 150.000 planteles educativos fiscales, particulares, fiscomisionales y municipales. Desde marzo de 2020 estudian bajo la modalidad virtual (privados) y ‘Aprendiendo desde casa’ (públicos). 

Hasta diciembre del año pasado, en varios centros educativos de la Sierra se aplicaron planes piloto que cumplieron las normas establecidas y en donde los niños se adaptaron con facilidad, según sus padres.

En el régimen Costa, el regreso a clases semipresencial no será en este periodo lectivo, que concluirá el próximo 11 de marzo; a pesar de que varios colegios tenían aprobados sus planes piloto de retorno, tanto por el Ministerio de Educación como por el COE nacional. En el caso de Guayaquil, el COE cantonal no lo autorizó.

Sin embargo, para el nuevo ciclo escolar que empezará el 7 de mayo se ha previsto el uso progresivo de las instalaciones educativas, en medio de un proceso voluntario que debe contar con la autorización de los representantes de los estudiantes, y que dependerá de la evolución de la pandemia en el país, y de la valoración que realice el COE nacional. De no haber autorización, este proceso seguirá bajo la modalidad ‘Aprendemos Juntos en Casa’, han dicho las autoridades.