Deportes

Zúñiga crece a toda velocidad

El piloto de 11 años es bicampeón nacional de karting. Se perfila como un futuro referente del deporte tuerca.

Zuñiga
Nicolás Zúñiga es una de las grandes promesas del automovilismo nacional.CORTESÍA

El deporte tuerca llegó a su vida casi por una casualidad. Nicolás Zúñiga, vigente bicampeón nacional de karting, tenía 4 años la primera vez que condujo un minivehículo, y lo hizo porque sus papás lo llevaron para que se distrajera un momento en un parque de diversiones en Estados Unidos. Desde entonces, nunca más volvió a separarse del volante.

Cruyff - Ecuador 01

El susto de Cruyff en Quito

Leer más

Sin embargo, esta fue una agradable coincidencia, ya que el papá de este piloto, Santiago Zúñiga, ha entregado toda su vida al automovilismo y, de hecho, actualmente preside el Quito Karting Club. Y Nicolás, a diferencia de muchos niños de su edad (por ahora tiene 11 años), ya es un gran conductor no solo de ‘carritos’, sino también de vehículos de ciudad. “Conozco otros niños, que tienen 8 años, y ya saben conducir, por eso se dedican a esto. La educación vial debería empezar a esa edad”, indicó.

El karting, a decir del joven deportista, es el inicio del resto de su vida profesional. Explicó a EXPRESO que, a medida que pasan los años y adquiere experiencia, puede seguir ascendiendo en el deporte tuerca, para llegar un día, incluso, a competir en la Fórmula Dos y la Fórmula Uno. “Uno asciende como por categorías, en las que te califican por edad y estatura”, comentó.

De hecho, sus mayores referentes se desprenden, precisamente, de esas categorías del automovilismo. Mientras que en la Fórmula Dos el mayor ídolo de Zúñiga es el ecuatoriano Juan Manuel Correa, en la Fórmula Uno lo es el británico Lewis Hamilton.

El fin de semana pasado, Nicolás fue condecorado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) por haber alcanzado el campeonato nacional de karting en 2019. En la entrega de los premios, en Panamá, tuvo la oportunidad de coincidir con Juan Manuel Correa, aunque conocer personalmente a su ídolo es un sueño que había logrado cumplir un año antes.

En 2018 también fue condecorado por haber alcanzado el mismo título nacional. Y fue allí cuando conoció a Correa por primera vez. Sin embargo, en esta segunda ocasión, Zúñiga debió ver a su ídolo moverse en una silla de ruedas, esto a causa del fatal accidente al que sobrevivió en agosto del año pasado.

“Es admirable porque Juan Manuel sigue en la lucha, aunque todo se le complicó por su accidente. Pero igual asiste a los eventos, recibe medallas y planea seguir compitiendo”, indicó el pequeño piloto.