Deportes

Coronavirus: Volvió el fútbol, pero sin fiesta

Los jugadores sintieron ausencia de hinchas en las gradas. Festejos fueron con choque de codos, pero algunos no lograron respetar el distanciamiento

Dortmund-Schalke-Bundesliga-coronavirus
Haaland (i) festeja tras abrir el marcador para el Dortmund, el que además fue el primer tanto en la reanudación de la Bundesliga. La celebración fue de forma distante, respetando las normativas.MARTIN MEISSNER / AFP

Volvió el fútbol, una alegría para los amantes del rey de los deportes, pero sin el color de la hinchada, los cánticos, las banderas, el grito de gol que ensordece.

Carlos-Queiroz-Colombia-seleccionador-coronavirus

Carlos Queiroz cree que el fútbol perdió "de un vistazo" el control de su destino

Leer más

La Bundesliga alemana dio el primer paso en la nueva normalidad que enfrenta el balompié por la pandemia de coronavirus. Estadios sin aficionados en sus graderíos, los jugadores sin poder saludarse efusivamente y quienes se encontraban en la banca de alternantes, llevando un nuevo implemento: las mascarillas.

Dortmund-Schalke-Bundesliga-mascarillas-coronavirus
Los alternates del Schalke 04 portando las mascarillas que lucieron en el banco de suplentes.MARTIN MEISSNER / AFP

Tras diez semanas sin actividad, el fútbol alemán retomó la competencia con el clásico del Ruhr como plato fuerte en una jornada con cuatro juegos más en el mismo horario. Borussia Dortmund y Schalke 04 protagonizaron un encuentro donde el cuadro amarillo demostró su contundencia y el joven Erling Haaland ratificó su idilio con el arco rival.

El delantero noruego marcó el primer tanto en el regreso de la Bundesliga al minuto 29. La celebración, que antes de la crisis sanitaria estaba llena de abrazos, palmadas y bailes, ahora fue menos efusiva y con el distanciamiento entre los jugadores en saludos chocando los codos.

Lo mismo se repitió el doblete del portugués Raphael Guerreiro (45 y 63) y el tanto del belga Thorgan Hazard (49), que sellaron la goleada del Dortmund y le consolidaron en el segundo lugar del torneo, con 54 puntos, uno menos que el Bayern Munich que el domingo 17 de mayo enfrentará al Unión Berlín.

Pero no todos lograron respetar las normativas. Los futbolistas el Hertha Berlín celebraron efusivamente las conquistas en la victoria por 3-0 en el campo del Hoffeheim. Llamó la atención el beso en la mejilla del zaguero belga Dedryck Boyata a su compañero serbio Marko Grujic tras el primer gol.

Hertha Berlin-festejo-Bundesliga-coronavirus
Dedryck Boyata, del Hertha Berlín, besó a Marko Grujic en el festejo de uno de los goles ante el Hoffenheim.THOMAS KIENZLE / AFP

Al finalizar los partidos, los jugadores sintieron el vacío en la fiesta del regreso a la competencia. Y para demostrarlo, los integrantes del Dortmund se dirigieron hacia la curva sur del Signas Iduna Park, conocida como el “corazón” de la hinchada del Borussia como homenaje a la afición ausente.

Fue algo espontáneo, las sensaciones de una victoria son diferentes cuando la curva sur ruge”, confesó el volante Julian Brandt. Agregó que “es difícil pero es la situación. Procuramos respetar las reglas lo más estrictamente posible. Pero claro que preferiría que las circunstancias fueran normales”.

Echamos mucho de menos a nuestro público. No había ningún ruido. Haces un superpase, marcas y no pasa nada. Es muy raro.

Lucien Favre, DT del Borussia Dortmund
Alemania

Coronavirus: La segunda división reanudó el fútbol en Alemania

Leer más

Los detalles del retorno

El volante ecuatoriano Carlos Gruezo vio desde la banca la derrota como local 2-1 de su club, el Augsburgo, ante el Wolfsburgo, en la reanudación de la Bundesliga alemana. Renato Steffen y Daniel Ginczek marcaron los goles para el conjunto visitante, mientras que Tin Jedvaj descontó para el cuadro del tricolor.

Los entrenadores recibieron autorización para estar en los banquillos y zona de dar instrucciones sin necesidad de utilizar mascarillas, sin embargo para prescindir de este elemento de protección la premisa era que los estrategas guarden una distancia de 1,5 metros ante las otras personas.

El colombiano Radamel Falcao García, delantero del Galatasaray, criticó que no se permitan los abrazos en la celebración de los goles al ver por televisión la reanudación de la Bundesliga alemana, pues considera que los jugadores están durante todo el partido en constante contacto.