Deportes

Taichí, arte marcial para mejorar la salud

El taichí, antigua tradición china conocida como meditación en movimiento, ayuda a reducir el estrés y potencia el sistema inmunológico.

Taich
El Taichí, arte marcial para fortalecer el organismo.Cortesía

Originalmente desarrollado para la defensa personal, el taichí es un arte marcial que se ha convertido en una práctica utilizada para la reducción del estrés y mejorar la salud. Combina una serie de movimientos realizados de forma lenta, concentrada y acompañada de respiración profunda. Cada postura fluye hacia la siguiente sin pausa, asegurando que el cuerpo se encuentre en constante actividad.

Santiago Calero, maestro de taichí, resalta que esta antigua tradición china “va acompañada de una intención. Integra los aspectos físicos, energéticos, emocionales y mentales en busca de armonía”. Al ser de bajo impacto físico es recomendable para personas de cualquier edad. Además, no es de alto costo ya que para practicarlo solo se necesita ropa cómoda y “las ganas de aprenderlo”.

Yoga

Yoga, una fórmula valiosa para la calma

Leer más

El especialista acota que los beneficios de esta práctica van desde la relajación hasta la estimulación de los sistemas muscular, nervioso e inmunológico.

“La ciencia ha probado los beneficios del taichí. Hay estudios de universidades como Harvard sobre estos ejercicios que demuestran que como la acupuntura desbloquea los canales de energía del cuerpo”, comenta Calero.

En esta investigación efectuada por expertos de Harvard y publicada a finales del año anterior, denominan al taichí como meditación en movimiento y enfatizan que “mientras que la mayoría de los medicamentos tienen un solo ingrediente activo, el taichí es una combinación de múltiples medicamentos que usa diferentes componentes para producir una variedad de efectos”.

thumbnail_Info Taichi
Las joyas del taichíteddy cabrera

Calero pone como ejemplo su caso. Sufría de escoliosis (curvatura de la columna) y una desviación de las vértebras cervicales. “Conocí los ejercicios de taichí y poco a poco fui dejando las pastillas y terapias hasta el punto que pude volver a trabajar. Me hicieron una radiografía y vieron que estaba sano, que la espalda estaba alineada”, narra el maestro.

Resalta que en Wuhan (China), ciudad donde inició la pandemia del coronavirus, y en la que los médicos y pacientes, para fortalecer el sistema respiratorio y potenciar el inmunológico, realizaban las ocho joyas de la técnica ba duan jin (ver infografía) basadas en el equilibrio del cuerpo.

Noah Lyles Alex Quiñonez Mundial

Coronavirus: Federaciones internacionales empezaron a pedir la suspensión de los Juegos Olímpicos

Leer más

Shinn-Zong Lin, neuropsiquiatra del Hospital Universitario de China en Taiwán, desarrolló en 2014 un estudio en el que comparó indicadores de rejuvenecimiento y antienvejecimiento en tres grupos de participantes menores de 25 años.

Al primero se le indicó que continúe con sus hábitos normales, el segundo siguió un programa de ejercicio físico basado en la caminata rápida, y el tercero practicó taichí. Los análisis mostraron que estos últimos se beneficiaron más a nivel inmunitario debido al aumento en las células CD34 (+), una célula madre relevante para un número de funciones y estructuras del cuerpo.

Esteban Vargas lleva practicando taichí desde hace un año por recomendación de un amigo. "Me ha ayudado mucho con el estrés. Me siento sin tensiones y eso se refleja en mi trabajo y mi familia", afirma.

Recalca que los movimientos son fáciles de aprender y que lo importante es ser constante. "Al principio lo hacía en grupo, fue importante la guía del maestro, y ahora también realizo los ejercicios en casa junto a mi esposa. Sentimos que nuestro cuerpo se fortalece y nuestra salud ha mejorado", confiesa Vargas.

Calero aconseja tomar clases con un especialista para aprender movimientos y relajación básica de esta disciplina y después practicarla entre dos y tres veces a la semana para tener una secuencia y sentir a plenitud sus beneficios.