Roberto Ordóñez: "En Barcelona no me quisieron por mi edad"

  Deportes

Roberto Ordóñez: "En Barcelona no me quisieron por mi edad"

La Tuka está convencido de que será campeón con Aucas y ante su gente. Prepara un festejo espiritual

ROBERTO-ORDÓÑEZ-AUCAS-ENTRENAMIENTO
Roberto Ordóñez está emocionado por el momento que vive con Aucas.ARCHIVO

Tiene 37 años y la vida le tenía marcado el destino de jugar la final de LigaPro 2022, ya sea con Aucas o Barcelona. Sí, con cualquiera de las dos camisetas, ya que estuvo en negociaciones para firmar con el plantel de Fabián Bustos, pero le dijeron que no por su edad. Hoy, Roberto Ordóñez habla de todo con EXPRESO, desde lo espiritual hasta ese capítulo curioso con los toreros.

Aucas-hinchas-LigaPro

Aucas tendrá dos paradas en su caravana de la victoria

Leer más

¿Siente que está a 90 minutos de volver a ser campeón?

Estoy contento porque sé que Dios se nos va a revelar de una manera sobrenatural. Él va a permitir que podamos glorificar su nombre con nuestra hinchada y con más de medio país apoyándonos.

¿Más de medio país?, pero se dice que Barcelona es la mitad más uno.

Sí, más de medio país. Hasta los barcelonistas nos apoyan y nos dicen que son del Ídolo, pero quieren que seamos campeones, me dicen que es por mí, por Aucas y por todo lo que hemos venido haciendo. Estoy seguro de que es más de medio país que está con nosotros.

¿Barcelonistas con la Tuka?

Hay gente positiva. Esto es lo lindo del fútbol, que une a todos. Pero esto lo hace Dios, de recibir el cariño y el amor de otras hinchadas todo el año.

Usted bien pudo jugar con la camiseta 17 de Barcelona en esta final.

Eso es verdad, en 2021 hablé con el profesor Fabián Bustos, pero muchas personas no me querían por mi edad (36 años entonces), pero esto es fútbol, hoy visto la de Aucas y la camiseta que me ponga la defiendo al 100 % con mucha lealtad.

¿La edad fue la única barrera?

Correcto, decían que en lo futbolístico sí, pero por mi edad no. Lo que yo supe es que Fabián (Bustos) quería unir a la dupla con Carlos Garcés, que le dio muchas cosas en Delfín, pero no se dio. Hablamos mucho, pero no se dio la posibilidad y luego se dio lo de Aucas, donde me siento a gusto.

¿Qué es lo mejor que le ha pasado a Ordóñez en la segunda etapa?

Dios ha puesto su gracia en mí. Eso es lo más lindo. Soy el mensajero o portador de Él para este equipo, que en realidad es una familia. Y el haber conocido a César Farías, que es un entrenador que ha permitido que Ordóñez vuelva a nacer en el fútbol.

En Guayaquil el empate era bueno, pero se llevaron los tres puntos.

Perdón, pero le corrijo: nosotros no fuimos por el empate, llegamos a buscar el partido, a ganar. La meta era ganar o nada. Por eso salimos a jugar, nunca quemamos tiempo, todo lo hicimos rápido. En Quito será igual, no vamos a regalar nada.

En 2019 fue campeón y ahora está a 90 minutos de repetirlo ¿Hay algo que no hizo con Delfín y lo quiera hacer con Aucas?

Ahora Dios, en 2022, me ha puesto para bendecir, orar por este equipo y estoy cumpliendo lo que Él me ha encomendado. Si Dios me dejó acá es por un propósito que es engrandecer al Creador.

Y pasar de la ansiedad de la primera etapa, cuando no lo querían en el equipo, a ser una pieza clave.

Le confieso que en la primera etapa lloraba con mi esposa por todo lo que estaba pasando. Tenía deudas, y yo quería retirarme del fútbol, pero ella me decía que Dios haga su obra, me pedía que no deje el fútbol y mire lo que ha pasado. Hemos unido el grupo.

De las lágrimas a la felicidad.

Escuché unas palabras de Luis Cangá, quien dijo que había dado tanto en Delfín y se sintió mal pagado, llegó triste a Ecuador y ahora vio la alegría en Aucas y expresó que después de momentos difíciles también hay buenos y eso es real. En mi caso, yo tuve mucha gente en contra, pero ahora estamos a punto de lograr el objetivo.

¿Qué tiene preparado para el domingo?

En realidad no he pensado nada, lo que sí quiero hacer es poder gritar que somos campeones, darle las gracias a Dios, abrazar a todos, festejar. Te imaginas que nunca Aucas ha sido campeón y lo logremos, eso sería increíble, pero faltan 90 minutos ante un gran equipo que es Barcelona. Y si somos campeones, quiero dar un mensaje de agradecimiento a Dios, eso sí lo tengo guardado en mi corazón y eso es lo que más sueño, yo quiero ser campeón, eso es lo único que tengo en mente.

VAR-polémica-final-Ecuador

Aucas vs. Barcelona: Luis Quiroz será el árbitro central

Leer más