Ecuador: Los riesgos de la Tri al iniciar desde cero

  Deportes

Ecuador: Los riesgos de la Tri al iniciar desde cero

Para los expertos, romper un proceso y comenzar uno nuevo puede no ser tan positivo. Sobre todo por el cariño que se ganó Gustavo Alfaro del grupo

fef-ecuador-tricolor-qatar-2022
La selección ecuatoriana tuvo sus último entrenamientos con Gustavo Alfaro en Qatar.EFE

La selección ecuatoriana de fútbol atraviesa un período de espera por la continuidad de Gustavo Alfaro en el banquillo de la Tricolor. EXPRESO pudo conocer que desde la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) no piensan apresurar el proceso y que su prioridad es que continúe el DT argentino, pero de no darse y tener que ir por un nuevo técnico, ¿a qué riesgos estaría sujeta la Tri al iniciar un nuevo proceso?

Bauman-Independiente

Barcelona inicia la pretemporada y oficializa a Jonathan Bauman y Janner Corozo

Leer más

La última vez que la selección nacional rompió un proceso fue cuando Gustavo Quinteros, en plenas eliminatorias, dejó de ser timonel. La decisión la tomó, entonces como presidente de la FEF, Carlos Villacís, quien conversó con este Diario y reconoció que no es sencillo tomar las riendas de un equipo cuando está acostumbrado a una forma de trabajo.

“Generalmente es complicado y más aún en este caso el profesor Alfaro, quien ya ha estado casi tres años con la selección y encontró una base de jugadores a la que le dio la oportunidad y se las jugó por ellos”, empezó explicando.

Si es que viene un nuevo DT, que sería un golpe duro, viene a dirigir a la selección con más futuro en el fútbol sudamericano. No es lo ideal. Lo ideal sería que continúe Alfaro.

Carlos Villacís, exdirigente de FEF.

Para Villacís, que un entrenador se gane la confianza y respeto de su camerino no es una tarea sencilla y Alfaro lo ha podido hacer, algo que es una interrogante con la llegada de uno nuevo.

gustavo-alfaro-ecuador

Gustavo Alfaro y su continuidad, el dilema

Leer más

“Ganar ese camerino es muy importante. Alfaro se arriesgó y agarró esta base del profesor Jorge Célico más unos 4 o 5 experimentados y armó un buen equipo, y se fue ganando la confianza, respeto, aprecio y cariño de estos jóvenes jugadores. Eso no es fácil conseguir”.

Por último, Villacís, quien explica que, en caso de que llegue un nuevo entrenador, primero “sería un golpe duro” para los jugadores y, segundo, que “viene a dirigir la selección con más futuro en el fútbol sudamericano. No es lo ideal, porque lo ideal sería que continúe Alfaro”.

El exseleccionado de la Tricolor, Wilson Carabalí, saca conclusiones similares a las del exdirigente de la FEF y aplaude que la prioridad de ellos es que se mantenga Alfaro, porque “lo ha hecho bien”.

Entre que siga Alfaro y no prefiero que se quede, ha hecho un gran trabajo con la selección. Cambiar de proceso y de entrenador, siempre es perjudicial, más aún cuando le tiene mucho afecto.

Wilson Carabalí, exdefensor de la Tricolor.

“A mí me parece que Alfaro está bien. Ha hecho una buena campaña, ha llegado al último Mundial, sacó jugadores nuevos, escogió jugadores que rindieron en los puestos, ha hecho un buen trabajo”, empezó explicando.

Japón

2-1. Japón pasa como primera de grupo

Leer más

Aunque reconoce que “ a la hora de cambiar de proceso y entrenador, siempre va a ser perjudicial, porque armará una nueva selección, usualmente cambia a los escogidos. El nuevo entrenador va a querer ver los futbolistas que tiene y los que puede sumar, es así. Hay que continuar con Alfaro, es el hombre indicado para esta selección”.

Eso sí reconoció que no le fue bien en la última presentación, pero que no es argumento para que se tenga que buscar un nuevo camino.

“Me parece que en el último partido pudo jugar de otra forma, pero pasó. Es un buen entrenador. Entre que siga Alfaro y no prefiero que se quede, ha hecho un gran trabajo. Espero que la FEF haga lo necesario para que pueda seguir. Es el hombre indicado para seguir”, cerró.

La FEF tendrá que tomar una decisión y no será sencilla. Sobre todo, porque Gustavo Alfaro se ganó el cariño y respeto del grupo, algo que no es fácil conseguir.