Deportes

Pedro Quiñónez: “Me acusaron injustamente de hacer brujería en la selección”

El exvolante de Emelec dice que ya perdonó a los que le impidieron jugar el Mundial de Brasil 2014

Pedro-Quiñónez-selección-brujería
Pedro Quiñónez, experimentado volante, se lamenta de las acusaciones que lo dejaron sin jugar un Mundial.Juan Faustos

Pedro Quiñónez no le guarda rencor a nadie. El volante nacional asegura que su corazón está en paz, luego de haber perdonado a aquellos que lo tildaron de hacer brujería en la Tricolor. Antes de irse a Cuenca, para vincularse al Club Deportivo Estudiantes, de la Segunda Categoría, el esmeraldeño le revela a EXPRESO cuál fue la justificación de Reinaldo Rueda para dejarlo fuera de la lista del Mundial de Brasil 2014.

INDEPENDIENTE-DEL-VALLE-9-DE-OCTUBRE

Independiente del Valle derrota al 9 de Octubre con un gol en el minuto 90

Leer más

- Estuvo fuera de la actividad durante cuatro meses, ¿pensó que este año no iba a volver a jugar?

- Sí, fueron cuatro meses de estar fuera de las canchas, pero aproveché para pasar tiempo con la familia. De ahí me sentía tranquilo, confiando en que Dios me tenía algo preparado y así ha sido.

- Jugará este año en un equipo de Segunda Categoría, ¿siente que es un retroceso en su carrera?

- Para nada. Este es un reto importante que se presenta en mi vida. Me siento feliz de que me hayan tomado en cuenta para el proyecto que tiene el equipo, que es ascender a Serie B y luego a la A.

- ¿Llega bien físicamente?

- Sí... Desde que salí de El Nacional me he estado preparando por mi cuenta. Incluso en las últimas semanas me fui a Esmeraldas y allá salía a trotar todas las mañanas en la playa, luego en la tarde hacía gimnasia y en la noche algo de trabajos con el balón.... Así que voy papelito... (risas).

- ¿En las dos últimas temporadas las cosas no han salido como esperaba?

- Las cosas pasan por algo, en Emelec sentí que cumplí un ciclo. Alcancé muchas cosas importantes, cuatro títulos nacionales (2013, 2014, 2015 y 2017). Fueron los mejores años de mi vida. Y luego en El Nacional todo se complicó en la parte administrativa y fue muy difícil sostener al equipo en primera.

- ¿Se veía más tiempo en Emelec? Le tocó salir para ir con El Nacional, pero descendieron a la B...

- Claro... Emelec es mi casa, es el equipo del cual soy hincha. Pero así es esto… Tuve la oportunidad de quedarme una temporada más, pero decidí aceptar la propuesta de El Nacional.

- Seis títulos nacionales (cuatro con Emelec y dos con El Nacional), jugó en México (Santos Laguna)... ¿Hay algo que le faltó?

- He sido muy feliz jugando fútbol, nunca me he quejado, pero jugar un Mundial es lo que me faltó.

Hubo acuerdo con Barcelona, pero no volvieron a llamarme, luego Emelec habló conmigo y arreglé en solo minutos.

- ¿Por qué no se dio?

DEPORTIVO-CUENCA-UNIVERSIDAD-CATÓLICA

Universidad Católica derrotó a Deportivo Cuenca en el Alejandro Serrano Aguilar

Leer más

- Por envidia.

- ¿De quiénes?

- Lamentablemente, de algunos compañeros que estaban dentro de la selección.

- ¿Cuál fue el motivo?

- A mí se me culpó de muchas cosas, pero principalmente de brujería. Fue una situación que se dio por parte de algunos jugadores que estaban dentro de ese grupo, ellos hablaron con el profe Reinaldo Rueda y le dijeron eso. Él les hizo caso y sin comprobar nada me sacó de la lista.

- ¿Cuál fue la justificación de Rueda?

- Él nunca me dijo que su decisión se daba porque supuestamente hacía brujería, sino que me dijo que Carlos Gruezo estaba en mejor nivel y era mejor que él vaya al Mundial.

- ¿Cómo tomó aquella decisión?

- Con rabia, impotencia. Lloré mucho, porque sabía que estaba en un buen nivel. Venía de dos buenas temporadas en Emelec, jugué las Eliminatorias y quedarme fuera de esa lista fue muy duro.

Pedro-Quiñónez-selección-brujería
No todo es fútbol para Pedro Quiñónez, también tiene un restaurante.JUAN FAUSTOS

- ¿Cuándo se enteró del verdadero motivo por el que se quedó fuera de ese Mundial?

- Todo fue cuando Gustavo Quinteros llegó a la selección. Ahí él preguntó lo que había pasado. Walter Ayoví le explicó que se habían inventado cosas de mí y, además, el profe Quinteros llamó a Rueda para conocer más detalles.

- ¿Y qué le dijo Rueda?

- Él le corroboró que un grupo de jugadores le pidió que me sacara de la lista y le dijo que tomó esa decisión porque no se podía ir en contra del grupo.

- ¿Pudo enfrentar a quienes lo tildaron de brujo?

- Enfrentarlos no. Ellos fueron los que me buscaron, me llamaron, me decían: ‘Pedrito discúlpame, me dejé llevar’. Y no solo fue una persona, sino varios jugadores, quienes tras una célula (reunión) me decían que se dejaron convencer de algo que nunca vieron.

Un grupo de jugadores inventó cosas de mí y le pidieron al profe Rueda que me saquen de la selección.

- ¿Usted los disculpó?

- Sí. Todo se lo entregué a Dios. Él sanó mi corazón y me dio la fortaleza para aceptar las disculpas de los que participaron de algo que fue una canallada, que nació por un par de personas (no quiso revelar nombres) que me tenían mucha envidia.

Pedro-Quiñónez-volante-nacional

Pedro Quiñónez se juntará con Esteban Dreer en Segunda Categoría

Leer más

- ¿Cree que han cambiado las cosas en la selección?

- Veo un buen ambiente, me parece que el profe Gustavo Alfaro está haciendo un gran trabajo, primero porque se ve que ha unido al grupo y luego porque hay una buena camada de jugadores que están pasando por un gran momento y que nos invita a soñar.

- ¿Es cierto que casi juega en Barcelona?

- Sí, eso fue una semana antes de llegar a Emelec. Un directivo de Barcelona me llamó, teníamos acordado el tiempo del contrato y salario, pero pasaban los días y no me volvieron a llamar. En eso habló conmigo Nassib Neme y todo quedó arreglado en cuestión de minutos. Ya cuando llegué a Guayaquil, en el baño del aeropuerto Luis Idrovo me hizo firmar el contrato y luego me enteré que la gente de Barcelona me esperaba en el otro lado (risas).

- ¿Cree que le hubiera ido igual de bien en Barcelona?

- La verdad que no sé, pero me siento feliz de haber firmado con Emelec. Fue la mejor decisión de mi vida.