Deportes

Ecuador: Paternal, el rasgo del nuevo seleccionador que está sobre la mesa

El perfil del nuevo entrenador de la selección nacional tiene puntos en común. El que todavía se discute se relaciona al manejo del grupo

Gustavo Alfaro
Gustavo Alfaro abraza a Enner Valencia.EFE

En agosto de 2020, cuando se firmó el contrato con la Federación Ecuatoriana de Fútbol, el perfil de Gustavo Alfaro era el adecuado para el momento que vivía la selección nacional.

HINCHAS-ECUADOR-MUNDIAL-QATAR

La FIFA sanciona a la Ecuafútbol

Leer más

Entonces no había un equipo base, no se había trabajado con el entrenador anterior Jordi Cruyff y varios jugadores de peso habían renunciado.

Por eso, uno de los aciertos del estratega argentino, coinciden los exseleccionadores nacionales Carlos Sevilla y Polo Carrera, fue su postura paternalista con los jóvenes que fue sumando al proyecto. Los protegió de las críticas, de las polémicas y hasta de las preguntas complicadas en las ruedas de prensa. Y eso lo valoraron los futbolistas, quienes se sintieron respaldados en todo momento.

Sin embargo, después de una eliminatoria, una Copa América y un Mundial, hay un criterio dividido sobre esa característica para el nuevo entrenador de la Tricolor.

Polo Carrera cree que se debe “dar un paso adelante”.

“Ya tenemos un equipo base, los jugadores ya no son chicos inexpertos. Creo que es el momento de tener un estratega de renombre que trabaje a la altura de lo que esperan estos jugadores, quienes están dirigidos en sus clubes por técnicos muy capaces. No es necesario que sea tan paternalista”, indicó Polo Carrera.

Carlos Sevilla opina lo contrario y explica por qué. “El trato para el futbolista latinoamericano es distinto. En Europa los jugadores son mirados con cierta distancia porque se entiende esa relación entre profesionales, donde cada uno es responsable de su campo, pero acá eso no funciona. En cierta medida, el jugador debe ser mimado y se debe trabajar mucho en su inteligencia emocional”.

MOISES-CAICEDO-BRIGHTON-PRÁCTICA

El 'EcuaBrighton' se enfrenta al Liverpool

Leer más

Para el exseleccionado nacional Edmundo Méndez, un entrenador debe ser muy cercano al futbolista porque se busca que el grupo sea unido.

“El tiempo ha cambiado para todos. Antes eran necesarios los entrenadores fuertes porque los jugadores eran sumisos. Ahora se busca una comunión entre todos, porque el entrenador tiene la última palabra, pero los futbolistas también pueden compartir sus conocimientos para resolver un problema. Además, acá el jugador te responde cuando se siente bien tratado y respetado”, manifestó.

También hay puntos comunes entre todos. Por ejemplo, consideran que el futuro entrenador debe tener experiencia en los torneos que encarará la selección. Sobre todo, un manejo adecuado en eventos cortos como Copa América o Mundial.

En lo que también están de acuerdo es que no habrá espacio para un ecuatoriano. Carrera considera que no hay un entrenador que en este momento cumpla con los méritos básicos. “Debería estar al frente de Barcelona, Emelec, Liga de Quito o mínimo salir campeón. Eso no hay. Es muy difícil que en este momento un técnico local entre en la lista de candidatos”.

Por su parte, Carlos Sevilla fue más directo. “Aquí a los entrenadores ecuatorianos no les dan espacio ni para los clubes, peor para la selección”.